N° de Edición 7324
GBA

«Trabajar en cerámica es lo más cálido y bello que hay, por eso disfruten del proceso”

TESTESTE

La  ceramista, Andrea Falbo, oriunda de Parque Chacabuco (CABA) habló sobre su pasión por el material y cómo dio sus primeros pasos. Asimismo, hizo hincapié en las clases que dicta hace siete años con Técnicas Decorativas y de Construcción Manual.

Por Lucila Elizalde

Descubrió  la cerámica por casualidad hace más de 20 años, cuando empezó a tomar clases en ‘Ceramikani’, junto a su maestra Anita, quien falleció hace cuatro años. Todavía recuerda su fascinación por el material y el primer cuenco que realizó.

No transcurrió  mucho tiempo hasta que decidió vaciar una habitación de su casa y como un hobby, realizar algunas piezas que llevaba a hornear con pasta y esmaltes comerciales. “Habilité un pequeño taller en un rincón de mi terraza, que hoy en día esta remodelado para poder dictar mis clases”, indicó.

Para ampliar sus horizontes, estudió en el Instituto Municipal de Cerámica de Avellaneda (IMCA) e investigó sobre  pastas, esmaltes de baja y alta temperatura y contó a Diario NCO: “Hoy las formulo y aplico en ‘Alquimia Arte en Barro’ ”.

Si bien se dedica a la producción de vajilla artesanal de loza y gres que ofrece en el  Showroom, además tuvo la posibilidad de trabajar para distintos restaurantes como es el caso de ‘Cavas del fin del mundo’ –(Ushuaia). “Algunos desaparecieron antes de la pandemia y otros en el transcurso”, lamentó.

Las clases online y las diversas técnicas

Por otro lado, abrió el taller a las clases presenciales, grupales, con modalidad libre; y en el mes de abril del 2020, se adaptó a la virtualidad. Dentro de sus cursos enumeró: ‘Moldería Gres’, ‘Pastas y Esmaltes Engobes’, ‘Formulación y Técnicas Decorativas, entre otros.

En el transcurso de la entrevista  se focalizó en las Técnicas de Construcción Manual y mencionó la de ‘plancha placa’ que consiste en estirar la pasta en una plancha de arcilla y a partir de ahí recortar las partes que formarán el objeto.

Después, sobre la de ‘pellizco’ explicó que se debe  perforar una pella (bolita de arcilla) y comenzar a pellizcarlo para darle forma al objeto y en cuanto a la técnica de chorizo’ reveló  que se arman ‘choricitos de pasta’ que se pegan y moldean entre sí, para conformar el objeto.

También, profundizó en las Técnicas con Moldes de Yeso y nombró a la de ‘prensa’ que  consiste en prensar la pasta contra las paredes del molde y a ‘la técnica de colada’ que se debe  llenar un molde con ‘barbotina’ y luego vaciarlo para que la pasta se adherida. Por último, se refirió a  la ‘técnica torno alfarero’ en la cual se levantan objetos a partir de una pella.

 Manos a la obra: un arduo proceso

 La tallerista con un mate en mano describió que a partir de la arcilla, se moldea el objeto, el cual deberá secarse, para luego ir al horno a bizcocharse. Acto seguido, planteó que la quema tiene un tiempo de 8 horas y se lleva a una temperatura de 1060° ya que como el proceso es irreversible, transforma ese objeto de arcilla en bizcocho cerámico.

 Una vez que el horno enfría, unas 12 o 18 horas, sumado al esmaltado del objeto con alguna técnica decorativa, vuelve al horno. Y como expresó: “La  temperatura de la segunda horneada tendrá que ver con el material que se trabaje”.

 Durante dicho proceso artesanal pueden suceder diversos acontecimientos, incluso la rotura del objeto.”Disfruten del recorrido,  aprendan del error y no se frustren”, aconsejó y finalizó.

 ¿Cómo te podes contactar?

 IG: @alquimia.arte.en.barro

Tienda nube: https://alquimiaarteenbarro.mitiendanube.com/

 Fotos: Instagram- @alquimia.arte.en.barro

 Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba