N° de Edición 7218
Fototitulares

Día Mundial de los Humedales: Camino de Las Flores

Día Mundial de los Humedales: Camino de Las Flores.

En la víspera del Día Mundial de los Humedales, Diario NCO entrevistó a Giuliana Alderente, referente del grupo de vecinos que defienden el Camino de Las Flores y, además, es Técnica en Gestión Ambiental Urbana en la Universidad de Lanús.

“Con el objetivo de fomentar las actividades educativas, culturales, el trabajo con las niñeces en un barrio popular, con situaciones de vulnerabilidad social nace la Organización Barrial Carlos Mugica en el barrio Campo Ramos de Longchamps, en la localidad bonaerense de Almirante Brown, y que está conformado por jóvenes con trayectoria de trabajo social”, comenzó ella.

Luego, agregó: “Esto hizo que los vecinos tomen conciencia de la importancia de la educación ambiental para el ejercicio de la ciudadanía. A partir de ese momento comenzaron las actividades que, articuladas con distintas instituciones, fueron entidad al de constituir una reserva que preserve el valor natural y cultural de una zona rural, de 170 hectáreas lindantes al barrio y al sector industrial, donde se encuentra la naciente del arroyo del Rey que integra la cuenca Matanza-Riachuelo”.

Y es que la lucha de este barrio popular nació a fines de la década de 1990, ya que los vecinos se opusieron a la realización de distintas obras que generarían un impacto ambiental negativo, como la instalación de una planta del CEAMSE (Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado).

Diez años después, la lucha ganaría un nuevo oponente. “En el 2011 ocurre un conflicto ambiental en los barrios donde trabaja la Organización Barrial Carlos Mugica, debido a la creación de una red de gas industrial, que buscaba abastecer a las fábricas del Parque Industrial de Almirante Brown, atravesando las calles del barrio”, contó Giuliana.

A partir de ese año, las industrias que estaban allí desde 1993 empezarían a tener gas, pero los vecinos que vivían en las zonas aledañas seguían careciendo de ese servicio esencial.

“Ambos proyectos avanzaron sobre los barrios y actualmente están en funcionamiento diario, pero la comunidad hoy retoma esa lucha, en forma de semilla nativa”, sentenció la referente.

El tiempo pasa

 Luego de casi dos décadas, en 2019 “se intensifican los trabajos de educación ambiental con miras a la preservación del espacio rural lindero al barrio”, que se encuentra lindero al Parque Industrial de Almirante Brown y del arroyo del Rey, que pertenece a la cuenca Matanza-Riachuelo.

En el mismo año, se presenta un proyecto para “crear la Reserva Natural Camino de las Flores, propuesto para obtener el reconocimiento municipal de parte del Honorable Concejo Deliberante de Almirante Brown mediante la Ordenanza 11.648”.

Reclamos y soluciones

 “El valor ecosistémico de Camino de las Flores es indispensable ante la fragilidad ambiental que existe en ambos barrios, por ejemplo ante el funcionamiento diario del Parque Industrial, reconociendo en ella la capacidad de mitigar el deterioro ambiental basado en emisiones de efluentes industriales”, afirmó Giuliana Alderete.

Por otra parte, añadió que “debido a que la reserva está atravesada por el arroyo del Rey, desde donde nace la cuenca Matanza Riachuelo, creemos que es indispensable involucrar en la agenda del gobierno, tanto municipal como provincial, un marco normativo que la respalde, incluso a sus humedales”.

Además, sentenció: “Son los vecinos de los barrios populares, quienes defienden el ambiente y el territorio, mediante diversas formas de lucha y resistencia, aun así cuando sus necesidades básicas no han sido cubiertas, como el acceso al agua potable o a las redes de saneamiento necesarias para su subsistencia y viven en áreas con extrema fragilidad ambiental”.

“Se requiere de un marco normativo que la declare como reserva natural y le brinde reconocimiento por parte del Estado ya sea municipal o provincial”, recalcó la referente al ser consultada sobre una posible solución.

Ella, Técnica en Gestión Ambiental Urbana, comentó que “se necesita que se destine presupuesto para su protección y personal capacitado a cargo de implementar un plan de manejo adecuado para el ordenamiento territorial del Camino de las Flores”.

Y concluyó: “Para que los proyectos ambientales se sostengan en el tiempo y la comunidad se apropie de ellos, es indispensable que se ejecuten con constante participación ciudadana, mesas de trabajo y perspectiva de género”.

Fuente imagen: Giuliana Alderete.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba