Número de edición 7649
La Matanza

Más detalles del caso de abuso sexual a una adolescente en Pinar de Rocha

Más detalles del caso de abuso sexual a una adolescente en Pinar de Rocha

Una menor de 14 años fue abusada sexualmente en el boliche Pinar de Rocha ubicado en Villa Sarmiento, Morón. Diario NCO conversó con el abogado del establecimiento, Sergio Nemesio, sobre el caso.

Por LUCÍA A. CARDOZO

lucia.amarillacardozo@gmail.com

Una mujer denunció que su hija de 14 años fue abusada sexualmente en el sector VIP del boliche Pinar de Rocha, el pasado fin de semana. El delito fue confirmado por parte del abogado de la familia de la víctima tras los resultados arrojados por los exámenes médicos que se realizaron en el Sanatorio Güemes.

Asimismo, el abogado de la víctima, Javier Baños, manifestó que se está investigando la posibilidad de que la menor haya sido drogada para ser sometida, ya que la misma se encontraba semi inconsciente cuando su familia acudió al establecimiento a buscarla.

Por otro lado, Baños afirmó que “el boliche tiene una responsabilidad tremenda porque fallaron los controles de seguridad”, haciendo referencia a la edad de la joven, de tan solo 14 años, la cual no podría haber ingresado al establecimiento ya que se encuentra por debajo del límite de edad.

Charla con Sergio Nemesio, representante legal de Pinar de Rocha

El abogado del establecimiento, Sergio Nemesio, conversó con Diario NCO sobre el caso y aseguró que lamentan profundamente lo sucedido. Asimismo, manifestó que ya pusieron a disposición de la Justicia todo el material de las cámaras de seguridad para dar con los responsables y que se han comunicado con los familiares de la víctima.

En lo que respecta a la locación de los hechos, la joven comentó que ella se encontraba en la sección VIP del boliche, sin embargo, el abogado manifestó que en ese sector “es realmente muy difícil que haya sucedido el hecho que ella denuncia, porque es un lugar de escasa dimensiones, donde hay mucha gente y hay personal de seguridad también».

Además, agregó que tanto las cámaras como el personal del local no detectaron actividad inusual en esa zona y que, por el momento, no hay testigos. Es por ello que aún continúan las investigaciones a las cámaras de seguridad, ya que el ataque podría haber ocurrido en otra zona del local, afirmó el abogado. » Estamos investigando y ojalá que la Justicia determine ‘ esto pasó así’ y que se encuentren los responsables y le den el máximo de la pena», sentenció.

En cuanto a la acusación de Baños sobre las fallas de seguridad, Nemesio afirmó que Pinar de Rocha es muy riguroso con el sistema de ingreso y que esa noche el límite para entrar era de 16 años ya que se trataba de una fiesta de pre- egresados, evento que cuenta con el permiso de las autoridades locales.

En este aspecto, el abogado aseguró que suele ser normal que los menores de edad presenten documentos alterados para ingresar y ese asunto también se encuentra en investigación, ya que “el personal de admisión tiene prohibido que ingrese cualquier persona de 14 años”.

En lo que respecta a este caso particular, Nemesio aseguró que » Se hace un control, se mira la documentación que tiene, se la mira fisonómicamente, en este caso parecía una chica de la edad acorde al baile que estaba viniendo. No sé lo que mostró [en el documento], pero debió haber mostrado algo que también justificaba eso. Pasó el cacheo, en el cacheo no tenía nada extraño e ingresó. Esa es la realidad».

Reconstrucción de los hechos

El pasado viernes 22, la joven avisó a su madre que se juntaría con unas amigas para realizar una pijamada, sin embargo, las adolescentes acudieron a Pinar de Rocha ya que se estaba llevando a cabo una fiesta de pre- egresados.

A las 5 de la madrugada, las amigas de la víctima llamaron a la familia de la misma para avisarles que se encontraban en el establecimiento bailable y que debían pasar a buscarla ya que se encontraba semi inconsciente y vomitando, en primera instancia, debido a la ingesta de alcohol.

Una vez en el hogar, la menor es recostada en la cama por su madre, quien comentó que su hija empezó a balbucear “No me arranques el corpiño” y “Ahí viene el de gorrita, el de gorrita no”. Luego, comenzó a gritar “No me hagas mal, no me hagas nada”.

Las sospechas de la mujer, de que su hija pudo haber sido víctima de un abuso, terminaron de concretarse al notar que la misma presentaba dolencias en la zona íntima, por lo que rápidamente acudió al Sanatorio Güemes para que hicieran unos análisis. Finalmente, el documento médico confirmó el panorama.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Realmente me gustaría saber cómo los padres pueden dejar ir a una niña a un boliche son tan responsables de lo sucedido como los padres donde se iba a hacer la pijamas es una cadena de responsabilidad o mejor dicho de irresponsabilidad de los mayores todos sabemos como es el Boliche Pinar y como funciona que también son responsables de lo sucedido si es que sucedió…y los responsables deberán pagar con la justicia. Ahora los padres debemos comprender que no somos amigos de nuestros hijos Somos los Papás y por ende debemos actuar como tal …lo cierto es que esta nena tendría que haber estado en su cama durmiendo y no en un boliche a las 5 de la mañana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: