N° de Edición 6753
Deportes

Liniers sin poder de fuego

Liniers sin poder de fuego.

Le sigue constando de visitante. En el balance Liniers dejó dos puntos, porque fue más que Cambaceres, pero no pudo concretar las situaciones que tuvo. La más clara fue sobre el final y la desaprovechó. La punta por ahora sigue lejos.

Por Víctor Marinelli 

El primer tiempo tuvo un claro protagonista que fue La Topadora. Manejo fluido a lo ancho y a lo largo, con la pelota circulando por el piso. Paiva y Vidal se proyectaban, Szerdi se movía por toda la cancha, Alan González buscaba por derecha y Basualdo con su empuje comprometía.

Coronel probando de media distancia buscó sorprender al comienzo, pero el celeste se fue diluyendo en los últimos 20 metros. Al disponer Troncoso que cambiaran de posición los puntas comenzaron a aparecer las situaciones. La más clara la tuvo a los 37 Basualdo en un mano a mano que tapó Meli de manera estupenda y ante la presión el local comenzó a desnudar algunas flaquezas. Sobre el final Lynch tras un mal rechazo cabeceó sin marca a las manos del arquero en otra acción clarísima de gol. Ammaturo no atravesó momentos comprometidos.

El complemento fue más entretenido. El local, a pesar de sus limitaciones, de a poco se animó. Liniers mantuvo la supremacía, pero siempre ausente de sorpresa en la puntada final. A los 17 lo tuvo Szerdi, tras maniobra personal, pero remató cerca del poste izquierdo.

Los cambios ofensivos no dieron el resultado esperado, ni la pelota detenida ofreció réditos. Creció el trabajo de Lynch que tuvo a los 21 definió a las manos del arquero desde posición inmejorable. Corrían los minutos y Liniers no sacaba la diferencia y cierta desesperación comenzó a visualizarse, apareciendo algunos espacios que el local trató de aprovechar.

Pasada la media hora contó Cambaceres con las primeras situaciones y el partido por momentos se hizo de ida y vuelta. A los 32 se lo perdió Dubini tras recibir una asistencia de Catalano que había desbordado por derecha. Acto seguido Ricabana exigió abajo a Meli, a la postre figura del local.

El final fue a pura emoción. Primero un tiro libre de Caroccia se fue rozando el horizontal y en la contra, ya en tiempo de descuento,  escapó Willian Giménez por izquierda enviando el centro al corazón del área y Rosas Quintero con el arco a su merced se perdió el tanto al rematar desviado junto al palo izquierdo, en la jugada más clara del partido.

Un empate que dejó un sabor amargo porque Liniers fue más pero no supo traducirlo en la red. Volvió a mostrarse muy sólido atrás, con Federico Potarski como figura máxima, en el medio Santiago Szerdi fue el más influyente, con un buen segundo tiempo de Ian Lynch, pero adelante, y a pesar de los tres delanteros, el equipo no tuvo claridad ni profundidad y tampoco fue intenso en el asedio ofensivo. Encontró frente a si a un equipo más ordenado que en la rueda inicial y a un arquero que terminó siendo importante en cada intervención.

De esta manera si bien se incrementa la racha positiva de 5 partidos sin perder con un solo gol en contra, ganar de visitante sigue estando en las cuentas pendientes. Y necesariamente en ese aspecto se deberá mejorar para seguir con chances de llevarse el premio mayor que no es otra cosa que el ascenso directo.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close