N° de Edición 7324
La Matanza

Ramos Mejia: Año de la Fe

TESTESTE

El 11 de Octubre del 2011 el Santo Padre Benedicto XVI, ha convocado, mediante la Carta Apostólica en forma de Motu Proprio Porta Fidei (Puerta de la Fe), a celebrar en toda la Iglesia un Año dedicado a la Fe desde el 11 de octubre de 2012 hasta el 24 de noviembre de 2013.
Esta convocatoria coincide con el 50º aniversario de la apertura, en 1962, del Concilio Vaticano II y la promulgación, en 1992, del Catecismo de la Iglesia Católica. Dos documentos fundamentales para los católicos de hoy.

Por Pbro. Lic. Juan Antonio Morre
Canciller del Obispado
Párroco de San Pablo, Ramos Mejía.

«La puerta de la fe» (cf. Hch 14, 27), que introduce en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia, está siempre abierta para nosotros. Se cruza ese umbral cuando la Palabra de Dios se anuncia y el corazón se deja plasmar por la gracia que transforma. Atravesar esa puerta supone emprender un camino que dura toda la vida. Éste empieza con el bautismo (cf. Rm 6, 4), con el que podemos llamar a Dios con el nombre de Padre, y se concluye con el paso de la muerte a la vida eterna, fruto de la resurrección del Señor Jesús que, con el don del Espíritu Santo, ha querido unir en su misma gloria a cuantos creen en él (cf. Jn 17, 22).
Profesar la fe en la Trinidad –Padre, Hijo y Espíritu Santo– equivale a creer en un solo Dios que es Amor (cf. 1 Jn 4, 8): el Padre, que en la plenitud de los tiempos envió a su Hijo para nuestra salvación; Jesucristo, que en el misterio de su muerte y resurrección redimió al mundo; el Espíritu Santo, que guía a la Iglesia a través de los siglos en la espera del retorno glorioso del Señor” nos dice el Papa.
En nuestra diócesis hemos comenzado el Año de la Fe con una celebración eucarística presidida por Monseñor Baldomero Carlos Martini, acompañado por el Clero, los consagrados y consagradas y numerosos laicos de las diversas comunidades parroquiales.
Siguiendo las orientaciones pastorales de la Diócesis se resaltaron como signos la presencia de la Palabra, el Sacramento del Bautismo como “Puerta de la Fe”, la Profesión de Fe católica y la Eucaristía como fuente y culmen de toda la vida cristiana.

Entre otras cosas en su homilía el obispo expresó

“Dios actúa en la historia para convertirla en historia de salvación, para transformar cualitativamente el tiempo: de cronos que se mide con los relojes y se deshoja con los almanaques, en kairós, es decir, en “momento oportuno”, en “tiempo de Dios”, en el “momento señalado en el propósito de Dios” para cumplir sus designios. La inauguración del año de fe es entrar en un nuevo kairós para nuestra Iglesia y el mundo, en un tiempo divino para renovarnos en la fe. Si “la puerta de la fe… está siempre abierta para nosotros” (Porta Fidei, 1), esta es una oportunidad para entrar plenamente por ella, no solamente para tener fe, sino vivir por la fe, como le gustaba decir a san Pablo (cf. Rom 1,17; Gal 3,11; Hebr. 10,38)”
Citando a Juan Pablo I agragaba “No se trata sólo de creer lo que Dios ha revelado, sino a Él, que merece nuestra fe, que nos ha amado tanto y tanto ha hecho por nuestro amor” Y culminaba
“Por eso celebramos, vivimos y anunciamos que queremos crecer en el compromiso ciudadano y eclesial respondiendo a los grandes problemas de la sociedad viviendo la fe, testimoniándola como la levadura en el corazón de la masa.

“Si ustedes permanecen en Mi y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran y lo obtendrán.
La Gloria de mi Padre consiste en que ustedes den fruto abundante, y así sean mis discípulos”
Un año de gracia del Señor para ser los discípulos misioneros , llenos de Dios y de amor a los hermanos Con Santa María Madre de Dios , Madre de esta Iglesia que peregrina en esta tierra Matancera. Y grita el Evangelio que siempre, DIOS ES AMOR”
Finalmente el obispo abrió simbólicamente las puertas de la Iglesia Catedral, por donde pasaron todos los fieles.En las distintas parroquias el domingo 14 se hicieron ceremonias semejantes.
Además están previstas, algunas ya en marcha, acciones pastorales tendientes a ayudarnos a crecer en la fe a la que ya la tenemos y a proponerla a quienes aún no la conocen.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba