N° de Edición 6960
La Bata

Los dueños de un hard rock feroz

Los dueños de un hard rock feroz.

La banda Ferocia se destaca en los escenarios locales por su estilo propio en sintonía con las influencias de diversos pioneros del mundo del rockero.

Las influencias de géneros tales como el hard rock y el heavy metal, entre otros, se combinan con el estilo propio que le aportan sus músicos para convertir a Ferocia en una banda que busca marcar a fuego la escena del rock local.

La agrupación surgida en CABA y formada por Matías Miara (guitarra y voz), Cristian Gabriell (bajo y voz) y Martín González (batería) dialogó con Diario NCO para contar la historia de la banda y hablar sobre los planes y metas que aspiran a lograr en el futuro.

«La banda se forma en el 2007, arranca como un cuarteto y después de un año y pico tocando dos integrantes se van y en ese momento decidimos armar un power trío, o sea que la banda como se conoce ahora está formada a partir de 2008», comentó Miara.

En cuanto a los comienzos de la banda y la posterior conformación del trío actual, el guitarrista explicó que «estábamos Cristian y yo, teníamos una grabación y empezamos a mostrárselo a quienes nos parecía que podían llegar a cumplir el puesto de baterista, uno de ellos fue Martín que lo escuchó, le interesó y a las dos semanas ya sabía todos los temas que teníamos grabados».

El origen de un rock indomable

Por otra parte, en relación al nombre de la banda y cómo fue la elección del mismo, Miara manifestó: «En realidad fue una conversación, se tiraron un montón de nombres y Ferocia era el que más nos gustaba porque encierra la idea de feroz. Es como agresivo».

En este sentido, el entrevistado añadió: «Estaba bueno porque la propuesta musical era hacer un hard rock bien potente, tirando casi al heavy metal, que tenga agresividad y que sea fuerte. El nombre para nosotros era lo que buscábamos, un nombre corto que diga algo».

Por otro lado, con respecto al nombre del grupo, Cristian Gabriell, el bajista y también voz, junto a su compañero Miara, explicó y aclaró que «es furia en latín o en italiano. Igual el primer Ferocia no duró nada, porque hubo dos bateristas en medio, hasta que quedamos los dos y vino Martín y se sumó a la propuesta y ya van a ser 12 años».

Creación del paisaje musical

 Por otra parte, en cuanto a la manera en que se desarrolla el proceso creativo para componer sus canciones, Miara, sostuvo: «Cuando componemos alguno trae una idea, sea una letra o una base instrumental y en base a eso trabajamos los tres, no es que uno trae la canción terminada y ‘toquen esto’. No. Las canciones de la banda son todas canciones de los tres».

En este sentido, Gabriell se sumó a los comentarios de su compañero de grupo y agregó que «es más, por ahí hay un riff que está haciendo Matías y es ‘¡uy tengo una letra para eso!, a ver vamos a tocarla’ y a la semana ya tenía la letra».

Asimismo, y vinculado a las fuentes de inspiración que los miembros de Ferocia utilizan a la hora de componer las canciones que conforman su repertorio, el guitarrista Matías Miara indicó: «En realidad no queremos tener una temática más social, no buscamos ese mensaje».

«Buscamos contar historias, vivencias, dar puntos de vista y me di cuenta que las composiciones nuevas son más optimistas. Tratamos de hacer de la música nuestra no una fiesta, pero sí tener un mensaje que sea positivo, divertido, siempre apuntando para adelante», explicó el músico

En este sentido, el guitarrista también agregó y manifestó que «tratamos de no meternos en temas políticos, en temas sociales, le esquivamos un poco eso y más que nada contamos vivencias».

Asimismo y como continuación de lo expresado por su compañero, el bajista Cristian Gabriell explicó y comentó que «no entramos en el tema política porque después te tildan de ‘ah estos’ y eso que no hablamos casi nada».

Por otro lado, el baterista Martín González también aclaró: «Pero a la vez si nos sale hacer una letra de política o religión la vamos a hacer, no estamos limitados a que ese tema no lo tocamos. Capaz que en este momento de nuestras vidas no estamos pensando en eso, pero en un futuro puede ser que sí».

La música en la era de Internet

En cuanto a los medios en que los músicos utilizan para dar a conocer sus trabajos, tales como los discos «Ferocia» (2011) y «Bio-Mutación (2014) y los shows y presentaciones que realizan, el bajista señaló: «Ahora redes sociales, otra cosa no hay lamentablemente».

Asimismo, el baterista Martín González agregó que «en su momento también están las radios independientes que apuntan a otro público, minoritario, pero va sumando gente, pero es todo boca en boca y las redes sociales que es lo que más se usa».

«Además tenemos canal propio de YouTube donde tenemos tres videoclips. Trabajamos mucho con eso, a nivel links, a nivel compartir; tenemos página de Internet, Instagram, Facebook y tenemos un kiosquito armado pero tratamos que no sea una catapulta de cosas sino que haya acceso pero no todo a la vez», apuntó Miara.

La tenacidad para seguir con una pasión

Por otra parte, en cuanto a la manera en que los músicos trabajan para lograr editar sus discos y concretar sus objetivos, Miara expresó que «nosotros somos una banda totalmente, independiente, autogestionada que labura y hace todo a pulmón».

Asimismo, en cuanto a las dificultades que se presentan a la hora de editar nuevo material, González señaló que «más que nada el tema es lo económico, es muy caro ya editar un disco y ya no es como antes el disco que la gente te lo compraba. La gente ya no compra discos, esobsoleto.

En este sentido y vinculado a a la disminución del público que compra discos en el formato tradicional, Cristian Gabriell opinó: «yo pienso que hay que llegar a un público de entre 18 y 25 años porque son los que van a consumir, pero pasa que vamos en contra de la moda porque ahora se escucha trap, reggaeton y tenés que luchar contra eso y es complicado».

Por otra parte, González planteó otra visión con respecto a la de su compañero y sostuvo que «igual el rock siempre fue así. Las modas van y vienen, el rock siempre queda. Yo no me guío tanto por la moda, el tema ahora es económico; más que nada por una crisis que hay en el país. La gente no sale tanto y si salís pensás muy bien a qué shows vas.

Planes para el futuro

En cuanto a los objetivos en los que trabajan actualmente el baterista de la agrupación manifestó: «El plan está en grabar otro disco. Estamos componiendo, ya tenemos seis temas y tenemos varias bases para ir laburando».

Asimismo, para el agrado tanto de los músicos, como del público que los acompaña en sus presentaciones, el guitarrista Matías Miara contó: «A nivel shows tenemos el 21 de marzo en el Motorock de Los Cardales, de la Agrupación Destino, que es un motoclub amigo y cada vez que hace su evento nos invitan a tocar y siempre cerramos nosotros».

«Después seguramente vamos a hacer algunos shows durante el año y lo que más querríamos es tener una cantidad grande de temas terminados y elegir, 10, 11 o 12 temas y grabarlos; tener mayor cantidad de los que necesitamos para el disco para poder hacer una selección», agregó el músico.

Además, el entrevistado también comentó: «Dentro de lo que nosotros queremos, nos encantaría que venga una productora, un mánager o un prensa y que apueste por la banda, pero como no vamos a esperar eso y quedarnos de brazos cruzados, seguimos trabajando».

 La música es vida

En cuanto al significado que la música tiene para cada uno de los miembros de Ferocia tanto de forma individual como para banda en sí misma, Miara sostuvo: «Yo personalmente para mi, mi vida es música. No concibo otra idea que no sea tocar».

«Nosotros tenemos sala propia, nos juntamos a ensayar y muchas veces nos juntamos a hablar, a proyectar; nos contamos historias, problemas. La sala es un cuartel general y en ese cuartel pasa de todo; se crea música, pero se disfruta la parte humana. Nosotros somos una familia», aseguró el entrevistado

En este sentido, el también guitarrista y cantante agregó que «hay un montón de cosas que van más allá de la banda, pero el núcleo central, el que nos une, es la música y la música que hacemos. Yo particularmente, no me entra en la cabeza no tener música en mi vida».

Asimismo y en línea con el pensamiento de su compañero, el baterista Martín González señaló que «yo desde los 13 años que escucho música y toda mi vida se basó en eso. Empecé a tocar con unos palitos inventados en un tachito de pintura. La vida sin música no sería la vida. Para mí todo lo que escucho, en la calle, en el laburo, todo es música, yo estoy constantemente pensando en música.

Por último, Cristian Gabriell se sumó a los comentarios de sus colegas con respecto a la importancia de la música para sus vidas y aseveró y destacó que «es un cable a tierra. Ir a ensayar es ir y si un día estás mal tenés dos personas que te escuchan, te dan un consejo, un punto de vista».

«La banda es una responsabilidad que se disfruta, no la sufrís y está bueno porque, por más que tengamos diferencias o lo que sea, hay ganas de estar. Es una ayuda como de hermanos. La música genera familia, amistad, genera como una hermandad, eso pienso de la música, no podría vivir sin música», finalizó y enfatizó el entrevistado.

Fuente fotografía: Archivo de Ferocia.

 

 

 

 

 

Facebook Comments

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close