N° de Edición 6939
Fototitulares

Los anuncios más importantes del presidente electo después de la asunción

Los anuncios más importantes del presidente electo después de la asunción.

El discurso fue muy abarcativo, incluyendo economía, salud, educación, empleo, y a las Fuerzas Armadas, a los movimientos sociales, a los sectores vulnerados de la sociedad Argentina, al periodismo y al Poder Judicial.

En un principio, el político habló de la llamada grieta ideológica. “Lo expreso desde el alma, tanto a quienes me votaron como a quienes no lo hicieron. No cuenten conmigo para seguir transitando el camino del desencuentro. Quiero ser el Presidente capaz de descubrir la mejor faceta de quien piensa distinto a mí. Y quiero ser el primero en convivir con él sin horadar en sus falencias”.

“Quiero ser capaz de corregir mis errores, en lugar de situarme en el pedestal de un iluminado. Yo vengo a invitarlos a construir esa sociedad democrática. El sueño de una Argentina unida no necesita unanimidad ni mucho menos uniformidad”, manifestó Fernández y citó a Néstor Kirchner al decir: “Tal vez de la suma o la confrontación de esas verdades podamos alcanzar una verdad superadora”.

En contraste con la cadena nacional que hizo Mauricio Macri en la última semana, el abogado decidió dejar los números claros: “La inflación que tenemos actualmente es la más alta de los últimos 28 años. La tasa de desocupación es la más alta desde 2006. El valor del dólar pasó de 9 a 63 pesos en solo cuatro años. El PBI de 2019 es el más bajo de la última década”.

“La pobreza actual está es la más alta desde 2008. El PBI per cápita es el más bajo desde el 2009. La deuda externa en relación al PBI está en su peor momento desde el año 2004. La indigencia actual está en los valores más altos desde 2008. La producción industrial de hoy es equivalente a la del año 2006: retrocedimos 13 años. Se cerraron 20 mil empresas en 4 años”, añadió.

Y además remarcó que “detrás de estos terroríficos números, hay seres humanos con expectativas diezmadas. La economía y el tejido social hoy están en estado de extrema fragilidad como producto de esta aventura que propició la fuga de capitales, destruyó la industria y abrumó a las familias argentinas. En lugar de generar dinamismo, hemos pasado del estancamiento a una caída libre”.

Las futuras medidas reveladas

El presidente electo manifestó que el gobierno saliente dejó al país en malas condiciones económicas. “Nuestro plan de Acuerdos Básicos de Solidaridad en la Emergencia busca resolver esa situación de desorden para otorgarle consistencia económica y social a nuestra recuperación”. También dijo que las condiciones de este plan “serán explicitadas en los próximos días, convocando a todos los sectores involucrados”.

“Trabajaremos en nuevos ejes para transformar nuestra estructura productiva, con políticas activas que den cuenta del cambio tecnológico vertiginoso que enfrentamos, de la interrelación entre industrias, recursos naturales y servicios”, declaró sobre las formas en las que se buscará reactivar la economía.

Y aunque ya había declarado sobre la deuda externa semanas antes, en esta oportunidad advirtió: “No hay pagos de deudas que se puedan sostener si el país no crece. Tan simple como esto: para poder pagar, hay que crecer. Buscaremos una relación constructiva y cooperativa con el FMI y con nuestros acreedores”.

“Resolver el problema de una deuda insostenible que hoy tiene Argentina no es una cuestión de ganarle una disputa a nadie. El país tiene la voluntad de pagar, pero carece de capacidad para hacerlo”, concluyó de forma contundente en este tema.

En lo que respecta a la concentración de los organismos del Estado en Buenos Aires afirmó: “Debemos pensar en diversas alternativas que garanticen un nuevo federalismo. Vamos a desplegar por todo el país un Plan de Reactivación de Obras Públicas, que estén asociados al desafío ecológico y nos permitan mejorar un ecosistema de relaciones ambientales, sociales y productivas”.

Los nuevos ministerios

“Es inadmisible pensar que en pleno siglo XXI millones de argentinos no tengan un techo bajo el cual guarecerse. El nuevo Ministerio del Hábitat y la Vivienda ha sido instituido con el propósito de atender a la solución de esas carencias”, anunció y dio calma a aquellos preocupados por la problemática de la vivienda.

El presidente habló de forma indirecta sobre el ministerio más esperado. “Vamos a atender la salud de los argentinos a través del ministerio que alguna vez degradaron. La desatención que en estos años ha padecido la salud en Argentina está a la vista. Enfermedades que creíamos desterradas han vuelto a aparecer entre nosotros”.

“De aquí en más, arbitraremos las medidas pertinentes para que nuestros hijos sean vacunados en tiempo y forma, para que en los hospitales no falten insumos y para que los remedios lleguen a nuestros abuelos de menos ingresos de modo gratuito”, aseguró.

El político también declaro en materia de relaciones internacionales. “Argentina no debe aislarse y debe integrarse a la globalización. Pero debe hacerlo con inteligencia preservando la producción y el trabajo nacional. Queremos una diplomacia comercial dinámica que sea políticamente innovadora”.

“Una Argentina inserta en la globalización, pero con raíces en nuestros intereses nacionales. Lo que hacen todos los países desarrollados que promueven el bienestar de sus habitantes. En esa globalización también sentimos a América Latina como nuestro hogar común. Vamos a robustecer el MERCOSUR y la integración regional”, sumó Fernández.

Un proyecto de país antiimperialista

En cuanto a su opinión sobre la región, el abogado se limitó a repetir las palabras del general Juan Domingo Perón: “A niveles nacionales, nadie puede realizarse en un país que no se realiza. De la misma manera, a nivel continental, ningún país podrá realizarse en un continente que no se realice”.

“No le daremos tratamiento parlamentario al Presupuesto Nacional proyectado por el gobierno saliente para el ejercicio 2020. Sus números no reflejan ni la realidad macroeconómica, ni las realidades sociales, ni los compromisos de deuda que realmente han sido asumidos”, declaró el presidente electo de forma contundente.

El docente de la uba criticó duramente: “El proyecto debe ser propio e implementado por nosotros, no dictado por nadie de afuera con remanidas recetas que siempre han fracasado”.

El presidente manifestó que es vital arreglar la economía del país, y que para esto “necesitamos salir de la lógica de más ajuste, más recesión y más deuda que se ha impuesto en los cuatro años que hoy acaban. En esa acción de reordenamiento, vamos a proteger a los sectores más vulnerables”.

“Defenderemos nuestros derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, la plataforma continental, la Antártida Argentina y los recursos naturales que estas extensiones poseen porque pertenecen a todos los argentinos”, comunicó el presidente su punto de vista en este conflicto internacional.

Sobre el rol del periodismo en la política

Uno de los anuncios más importantes, sobre todo para aquellos que producen y consumen servicios de comunicación, es que se va a reformular el manejo de la pauta de publicidad del Estado. “La administración que hoy terminó gastó nueve mil millones de pesos en propaganda oficial. Queremos una prensa independiente del poder e independiente de los recursos que la atan al poder”.

“Queremos que dejen de servir a la propaganda del Estado para que pasen a servir al mejoramiento de la calidad educativa. No vamos a recortar esta cifra en su totalidad, porque afectaría el movimiento empresarial de nuestros medios periodísticos. Pero sí vamos a reorientarla”, explicó el político.

Fernández avisó que el objetivo de esto es “que los avisos que pague nuestro gobierno, en lugar de hacer propaganda, contribuyan a mejorar el proceso de aprendizaje de nuestros jóvenes”.

Sobre el Poder Judicial

“Una democracia sin justicia realmente independiente no es democracia. Sin una justicia independiente del poder político, no hay república ni democracia. Solo existe una corporación de jueces atentos a satisfacer el deseo del poderoso y a castigar sin razón a quienes lo enfrenten”, expresó el abogado.

Y de esta manera agregó: “Hemos visto persecuciones indebidas y detenciones arbitrarias inducidas por los gobernantes y silenciadas por cierta complacencia mediática. Nunca Más a una justicia contaminada por servicios de inteligencia, operadores judiciales, procedimientos oscuros y linchamientos mediáticos. Nunca más a una justicia que decide y persigue según los vientos políticos del poder de turno”.

“Nunca más a una justicia que es utilizada para saldar discusiones políticas, ni a una política que judicializa los disensos para eliminar al adversario de turno. Queremos que no haya impunidad. Ningún ciudadano por más poderoso que sea está exento de la igualdad ante la ley. Y ningún ciudadano, por más poderoso que sea, puede establecer que otro es culpable si no existe debido proceso y condena judicial firme”, sentenció terminante.

En relación a esto, el presidente enunció: “En los próximos días vamos a enviar al Parlamento un conjunto de leyes que consagren una integral reforma del sistema federal de justicia”. También se decidió que sea intervenida la Agencia Federal de Inteligencia, “para impulsar así una reestructuración de todo el sistema de inteligencia e información estratégica del Estado”.

Fotos: Clarín y El País

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close