N° de Edición 7274
Uncategorized

Una joven acusa “aprietes” de un delincuente del barrio

TESTESTE

El desconcierto se apodera de la voz de Julieta Albanese Pignarelli que a sus 21 años y siendo madre de un bebé de 7 meses, vive amenazada por un malviviente el cual denuncio por robo, y que estos últimos días recibió un “ladrillazo” que casi impacta en la cabeza de su hijo.

Patricia Dávila
patriciasdavila@gmail.com

La calma que era habitual en la casa de la familia de esta joven de Gregorio de Laferrere , ya no es la misma de antes. Todo cambio, cuando en el mes de junio de 2011, fue testigo de cómo un adolescente que vive en su mismo barrio , cometió un robo a mano armada a una pareja a bordo de un vehículo.
“Lo conozco, el pibito este vive acá a dos cuadras y es el chorrito del barrio, tiene 14 años y anda siempre con una barrita , todos drogados por el paco y andan armados , ese día venia del obstetra para que me evalúe mi embarazo , y veo como este pibe saco el arma y les gritaba que se bajen del coche que estaba estacionado en una esquina , me escondí para ver todo y después ayude a la pareja que quedo tirada en el asfalto por que este mal nacido le pudo sacar el coche y llevárselo”. Relato Julieta.
Luego del robo, esta joven logro convencer a la pareja para que efectúe la denuncia en la comisaría, acompañándolos hasta la misma como testigo, “Creo que el pibe estaba acompañado por un cómplice o como me dijo el policía que nos recibió ese día que seguro estaba con un campana, que miraba todo lo que pasaba y por eso ahora me reconoce”.
En efecto, Julieta declaro a NCO, que desde ese momento recibe múltiples acosos por parte del delincuente menor de edad y de sus amigos. En su casa ubicada a pocas cuadras de la calle Rocamora y la Ruta Provincial Nº 21, vive duros momentos de tensión, ya que varios de estos amedrentamientos se realizan en su domicilio , donde convive con su padre y 3 hermanos.
“Tuve que cortar el teléfono por me llamaban diciéndome que por abrir la boca me iba hacer boleta a mi y a mi hijo, varias veces a la madrugada tiraban piedrazos a la puerta y salían corriendo, a mi hermano le dieron una golpiza tremenda cuando fue a bailar y eran todos estos salvajes, después al coche de mi viejo le rompieron un parabrisas” narro Pignarelli.
Pero aun las cosas no terminarían en esos hechos, sino que una tarde salvo de milagro la vida de su bebé, “Hace tres semanas estaba sentada en el fondo tomando mate con el bebé que estaba en su carrito, cuando un momento escuche que gritaban puta, y llámalo intuición de madre que agarre como pude al nene y me fui debajo al lavadero y de ahí veo que un ladrillo entra por mi tapia y aterriza justo donde yo estaba tomando mate”.
En consecuencia, su dolor y bronca salio a la luz en un pedido de justicia , “Hice lo correcto no lo dudo , pero ya me van a tener de nuevo respirándoles en la nuca , voy a ir a denunciarlo de nuevo a este pibe , pero si fuera por mis viejos o mis hermanos ya estaría tres metros bajo tierra por que lo quieren ir a buscarlo para matarlo , por que con lo ultimo que hizo casi mata a mi bebé, no creo en la violencia como solución pero da bronca con la impunidad que se mueven, pero se que alguien va a escucharme y me dará la justicia que tanto pido”.
En el barrio, muy pocas personas se ofrecieron a dar testimonios a NCO, pero un comerciante de la zona que resguardo su identidad aseguró que el menor de edad denunciado por Julieta , se dedica al robo de automóviles y amenaza a varios comerciantes , “Solo me dijeron que se llama Federico , su familia es peruana y de ahí en mas no se mas nada , pero que es un raterito todo lo sabemos y que roba para comprarse zapatillas y droga”.

Mostrar más

Articulos relacionados

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: