N° de Edición 7416
Uncategorized

La Plata: La madre del karateca reclama cárcel para los «verdaderos culpables» del cuádruple crimen

TESTESTE

La madre de Osvaldo Martínez, el karateca acusado de asesinar a golpes y puñaladas a tres mujeres y una niña de 11 años en La Plata, reclamó «cárcel» para «los verdaderos culpables» de la masacre cometida a fines de noviembre pasado en el barrio La Loma.

«Yo también quiero al o a los culpables presos, los verdaderos culpables, y así poder unirme a vuestra voz al grito de `justicia`», expresó Herminia López, madre de Martínez, en una carta que publica este jueves el matutino platense El Día.

La mujer reconoce que «la población ya ha condenado» a su hijo, pero exigió «cautela» en las declaraciones como la que mantienen «los padres de las víctimas asesinadas».

Cuestionó la cobertura que del cuádruple homicidio realizan los medios de comunicación, ya que -consideró- «son constructores de opiniones y con mucha incidencia sobre el pensamiento de las personas».

Días atrás, la madre de Martínez aseguró que su hijo «es inocente» y consideró que se lo responsabiliza del hecho «por haber ido a practicar karate».

«Creo que no se ha respetado el principio de inocencia. Y tampoco se ha respetado el dolor de la familia de él. El está sufriendo porque no sólo es inocente de este hecho sino que le falta su pareja y la hija de su pareja», precisó días atrás en conferencia de prensa en La Plata.

El miércoles, el remisero Marcelo Tagliaferro reconoció a Martínez como el hombre que salió a recibir a Marisol Pereyra, cuando él la trasladó hasta la casa de las otras tres víctimas, en la calle 28, entre 41 y 42, de La Plata.

Según el relato de Tagliaferro, ese hombre hizo entrar a Pereyra a la casa y luego volvió a salir y le dijo al remisero que se fuera ya que si Pereyra salía pediría otro remise.

Para los investigadores Martínez es el hombre que se encontraba en la vivienda y asesinó a Bárbara Santos, su madre Susana de Barttole; a su pequeña hija Micaela Galle y a la amiga de las tres víctimas, Pereyra.

Una fuente judicial reveló a Télam que todo indica que la personalidad obsesiva y celosa del detenido sería lo que lo llevó a cometer el crimen de su pareja, Santos, y que el resto de los crímenes los habría cometido para ocultar el primero.

El mismo vocero detalló que se pudo determinar que desde su celular Martínez le envió a su novia varios mensajes los días previos al crimen en lo que se muestra que era “controlador y extremadamente celoso”.

Sin embargo, en su indagatoria, el detenido se defendió, se declaró inocente y aseguró que la madrugada en la que se cometieron los crímenes se encontraba en su casa de Melchor Romero.

El miércoles, tras participar de la rueda de reconocimiento, Tagliaferro aseguró: «Vi la imagen de una cara y esa imagen me quedó en la cabeza, y es la que hoy me permitió reconocer al acusado».

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba