N° de Edición 6960
Sindicales

Moyano insistió con su reclamo y reconoció que la situación económica «no es grave»


El secretario general de la CGT volvió a pedir en el acto de Plaza de Mayo la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias y confirmó que intentará ser reelecto en la central obrera.

Hugo Moyano fue el único orador en el acto que estuvo dominado por la presencia de trabajadores camioneros y tuvo una baja adhesión de otros gremios.

Desde el inicio del acto, el líder cegetista reclamó diálogo con el Gobierno y afirmó que «no venimos a competir con nadie», al tiempo que aclaró que «este no es un paro de la CGT, sino de camioneros al que se sumaron otros sectores».

También vaticinó que el 12 de julio próximo «seguiré al frente» de la central obrera tras la realización de las elecciones».

Frente a miles de manifestantes, una presencia sensiblemente inferior a la que se había anunciado previamente, Moyano agradeció la participación de quienes «han venido a esta marcha de protesta, pero sin duda como todos los actos que realizamos en paz».

Moyano insistió durante su discurso que el reclamo por la suba del mínimo no imponible «es un reclamo legítimo de los trabajadores», al tiempo que negó que «ahora las organizaciones gremiales son destituyentes», agregando además que la situación económica en el país «no es grave».

Aclaró, que «tenemos que ser sinceros; hay una tendencia favorable que nos ha permitido superar las situaciones de 2001», al tiempo que aceptó que «creemos que la incorporación de 2 millones de jubilados al sistema es una medida importante», pero reclamó mayores salarios porque «creemos que hay dinero».

«Preferimos perder con dignidad y no ganar con vergüenza, protestamos cuando no dan soluciones a los problemas legítimos; por eso le pedimos (a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner) desde nuestro humilde puesto de lucha, que no venimos a competir con nadie: si Cristina no se va a ir del Gobierno, y yo voy a renovar el mandato el 12 julio», indicó.

Sin embargo, aclaró que la protesta no fue llevada a cabo «por ambición personal de querer perpetuarme en el cargo, sino porque no podemos aceptar que se apodere de la CGT un grupo de dirigentes que pasarán a ser una especie de ministros para recibir órdenes».

Allí cuestionó de manera directa al dirigente metalúrgico Antonio Caló, asegurando que «la UIA decía que lo prefería a Caló al frente a la CGT; y saben cómo le dicen los trabajadores camioneros a los delegados que los pone el patrón? `Gerengados´, porque son más gerentes que delegados».

Facebook Comments

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close