N° de Edición 7265
Sindicales

Logro de la FeSiMuBo: La Justicia Condenó a la Municipalidad de Berazategui


Rubén ‘Cholo’ García, Secretario General de FeSiMuBo
junto al letrado Dr Enrique Espínola Vera

El Tribunal de Trabajo N° 4 de Quilmes condenó a la Municipalidad de Berazategui a abonar las cuotas sindicales que los afiliados aportan mensualmente para el funcionamiento del gremio municipal. La demanda fue iniciada por el Delegado Normalizador de la Unión Obreros y Empleados Municipales de Berazategui (UOEMB) que fuera designado por la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo) que encabeza el dirigente gremial Rubén ‘Cholo’ García.

El Tribunal de Trabajo N° 4 de Quilmes, con la firma de los jueces, Doctores Rubén Oscar Galván, Roberto Galaza, y la Doctora María Luisa Dugo, a cargo de la Presidencia ; dictaminó “llevar adelante la ejecución contra la Municipalidad de Berazategui hasta hacer íntegro pago de las sumas reclamadas con más los intereses”, de la cuota sindical que los trabajadores afiliados abonan a la Unión Obreros y Empleados Municipales de Berazategui (UOEMB), entidad adherida a la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo) que encabeza el dirigente gremial Rubén ‘Cholo’ García.

La denuncia fue radicada a mediados del 2010 por los abogados de la FeSiMuBo a raíz de que “la Comuna de Berazategui, que tenía al frente como intendente a Juan Mussi (actual Secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación ), le estaba pagando a quien no era el acreedor. Estuvo abonando, hasta el día de hoy suponemos, a una comisión directiva cuyo mandato había fenecido y no estaba convalidada por el Ministerio de Trabajo de la Nación. Este Ministerio además le solicitó a la Federación normalizar la entidad que tenía adherida. Por esa razón se designó un Delegado Normalizador por un Congreso Extraordinario de la Organización gremial provincial”, explicó el Dr. Enrique Espínola Vera letrado apoderado de la UOEMB y la FeSiMuBo.

“La Municipalidad notificada fehacientemente de que la entidad se encontraba intervenida y se había designado un delegado normalizador, desconoció absolutamente el hecho y le siguió pagando a quién no correspondía. Por lo tanto pago mal y ahora debe pagar dos veces. Es sin lugar a dudas un daño al erario público local”, señaló Espínola Vera al tiempo que se preguntó “¿Hay allí un delito o no? Esto es materia de una investigación penal y se tendrá que determinar si hay responsabilidad por mal desempeño, o de lo que se llama comisión del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público, habiendo quedado demostrado que se estaba pagando en forma errónea”.

“Oportunamente el delegado normalizador solicitó al Intendente Municipal que la cuota sindical que los trabajadores afiliados aportan mes a mes se deposite en la cuenta corriente de la FeSiMuBo , entregando a tal fin número de cuenta y entidad bancaria. Sin embargo, la Comuna prosiguió pagando a los acreedores incorrectos. Se estima la deuda total a pagar a la fecha, entre capital e interés, en más de doscientos mil pesos”, aseveró el letrado.

Más adelante, el abogado de la Federación indicó que “es por demás llamativo e irregular que la Municipalidad le pagara con un cheque en forma directa a una persona que decía ser Secretario de Finanzas de la UOEMB, y eso consta debidamente en el expediente. La cuota sindical debe ser depositada en una cuenta bancaria como establece la Ley. Nosotros hemos iniciado una causa penal contra esta persona y otros miembros de esa organización, porque no solo han estado percibiendo indebidamente recursos de los trabajadores, sino que además no han entregado como correspondía la documentación de la entidad, lo cual configura en principio, para nosotros, el delito de retención indebida”.

Espínola Vera consideró previsible el fallo del Tribunal, “era una cuestión de tiempo, no se podía concluir de otra manera. No es habitual que una Comuna cometa semejante anomalía de entregar recursos de los trabajadores a un individuo que no acredita su condición para percibirlo y encima mediante el pago directo. Sin dudas hubo razones políticas gremiales, el Municipio como empleador es refractario a la actividad sindical de este gremio, y parecería ser que hay una constante de tratar de intervenir en su vida interna, incurriendo en lo que se llama práctica desleal que afecta el normal funcionamiento de la entidad que ha sido eje de reivindicaciones muy concretas, motivo por el cual más de uno de sus integrantes han sido perseguidos, como es el caso de Báez”.

Por último el letrado del gremio de los trabajadores municipales aplicó que “La comuna, luego de ser notificada, tiene un plazo de 5 días hábiles para hacer el depósito de la suma exigida, de no hacer lo dictado por la Justicia, se llevara adelante la ejecución trabando un embargo sobre sus bienes y cuentas bancarias”.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba