N° de Edición 7413
Salud

Denuncian mala praxis en el Hospital Santojanni y mañana pararán los trabajadores

TESTESTE


Familiares de una joven que falleció a los tres días de dar a luz en ese hospital denunciaron por «abandono de persona» y «mala praxis» al centro de salud. Mañana pararán los trabajadores en reclamo de mayor seguridad tras a las agresiones y destrozos.

“Vinimos hoy acá porque estábamos indignados ya que se estaba hablando del vandalismo de ayer y no de lo que pasó con Jennifer”, dijo a Télam en la puerta del Santojanni Andrea Farías, hermana de la joven de 19 años que murió en 18 de julio en el centro de salud.

Jennifer dio a luz el 15 de julio a Ian Govanni en un parto que el director del Santojanni, Eduardo Tognetti, calificó como “completamente normal. Fue un parto vaginal con una episiotomía, una intervención muy común”, dijo.

“Jenni se quejaba de que se sentía mal todo el tiempo, decía que le faltaba el aire, que le dolía la espalda y se desmayaba cuando se levantaba”, describió Andrea.

Y agregó que “los médicos le decían que los controles habían salido normales, que el oxígeno era normal, que sólo tenía un poquito de anemia, que los dolores que tenía eran típicos de pos parto y que pidiera ayuda psicológica”.

“Estuvo así dos días -continuó- y mi mamá pidió quedarse por la noche para ayudarla y le dijeron que no, pero Jenni no podía ni pararse para agarrar al bebé”.

Andrea contó que la tercera noche Jennifer llamó a su madre a las dos de la mañana porque “sentía que no tenía aire y las enfermeras no le prestaban atención”. Ese mismo día, le notifican a la mamá de Jenni que le iban a dar el alta, lo que la mujer rechazó “porque no la veía en buenas condiciones”.

“Por la tarde una doctora mandó a Jenni a hacerse una ecografía y cuando volvió se desmayó antes de entrar a la sala. La atajó una persona de seguridad que la llevó hasta la cama y una enfermera le tomó el pulso y dijo que se durmió, que ya se iba a despertar”, detalló Andrea.

Y siguió: “Mi mamá dice que veía que Jenni temblaba y estaba muy fría entonces empezó a pedir que viniera un médico. Finalmente llegaron unos doctores que intentaron reanimarla porque ella comenzó a ahogarse pero no tenían oxígeno, o sea, no había ni un tubo de oxígeno en toda la maternidad”.

“Mi mamá salió desesperada a buscar un tubo con una enfermera y en ese momento intentaron reanimarla de nuevo pero ya no hubo nada que hacer, cuando volvió le informaron que había muerto”, contó.

Leonardo Ríos, la pareja de Jennifer y el papá de Ian, aseguró a Télam que “la maltrataron todo el tiempo, le decían que era una nena de mamá y no le prestaban atención cuando se quejaba”.

Sin ánimo para relatar con minuciosidad los hechos, Leonardo se preguntó: “¿Cómo hago para contarle a mi hijo por qué no tiene a su mamá? La verdad es un dolor muy grande”.

La denuncia por abandono de persona y mala praxis se encuentra en el Juzgado de Instrucción Nº48 y Graciela Flores, abogada de la familia Farías, informó a Télam que “lo que se está solicitando es el esclarecimiento de la muerte, ver la historia clínica, saber qué pasó”.

Al ser consultado por estas denuncias, el director del Santojanni expresó: «Eso es lo que dice la familia, la historia clínica dice otra cosa” y adelantó que “no puedo dar más información porque es secreto profesional” y porque “el caso está judicializado”, no obstante lo cual señaló que para él «no hubo mala praxis”.

El lunes al mediodía, familiares y amigos de Jennifer se concentraron en la puerta del Santojanni. Mientras la familia se encontraba reunida con el responsable del departamento Materno Infantil, Miguel Huespe, unas 70 personas ingresaron al edificio, provocaron destrozos, realizaron pintadas y agredieron físicamente al personal.

«Nosotros hicimos una marcha, pero fue pacífica, vinieron familiares, vecinos y compañeros de colegio de mi hermana. No sabemos qué pasó con la gente que entró ayer», dijo Fernanda, otra hermana de Jennifer.

Una estudiante de Medicina que cursa su sexto año en el Santojanni y que prefirió no revelar su identidad, contó a Télam que cuando salía del Hospital, la interceptó «un grupo de mujeres que sin mediar palabras comenzaron a pegarme, me tiraron en el suelo y me dieron patadas. Me pegaron por portación de ambo (el uniforme médico)”.

“Nosotros entendemos el dolor, pero si la causa ya está en la justicia no entendemos por qué hicieron esto”, indicó a Télam el representante de la Asociación de Médicos Municipales (AMM) del centro asistencial porteño, Marcelo Struminger.

«Todo lo que encontraban a su paso lo tiraban, el instrumental, las balanzas, todo era tirado al piso», dijo el médico.

Por este motivo, AMM convocó para este miércoles a un paro de 24 horas en reclamo de mayor seguridad en el centro de salud, donde el año pasado se registró un episodio de violencia con barrabravas de Nueva Chicago.

“Se radicó una denuncia penal en relación a las lesiones a las personas que fueron agredidas, las amenazas y los destrozos al hospital que se encuentra en el Juzgado de Instrucción número 10”, explicó a Télam Vadim Mischanchuk, abogado de AMM y patrocinante del Hospital.

La familia de Farías será recibida este miércoles a las 8.30 por el director del Hospital y el personal que asistió a la joven durante su internación.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba