N° de Edición 7361
Provincia

Prevención ante una muerte por meningitis

TESTESTE

Provincia toma medidas de prevención ante una muerte por meningitis

Provincia toma medidas de prevención ante una muerte por meningitis

El primer y único caso de muerte por meningitis provocado por la llamada “ameba asesina” encendió las alarmas del sistema epidemiológico de la Provincia. Hace un año, rige un protocolo de actuación dispuesto por el ministerio de Salud de la Provincia para detectar eventuales diagnósticos de meningoencefalitis amebiana primaria (MAP), aunque las autoridades informaron que hasta el momento no se registraron nuevos diagnósticos.

La “ameba come cerebros”, como denominan los especialistas a este parásito unicelular, fue detectada hace un año -el 8 de febrero de 2017- en un paciente que había estado nadando en una laguna de Vedia, cerca de Junín. La víctima era un menor de 8 años que residía en la localidad de General Arenales.

“A partir de la confirmación del diagnóstico se pusieron en marcha todos los sistemas de control, se informó a la población, a los servicios de salud locales y a los laboratorios”, dijeron en la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud. Además, se dispuso un seguimiento a los niños que acompañaban al menor infectado. El resultado fue que no se registraron otros casos.

En el instructivo que enviaron las autoridades a la región sanitaria que comprende la zona del noroeste de la Provincia se pidió “extremar las medidas de prevención en la población e intensificar la vigilancia clínica y epidemiológica de toda forma de amebiasis producidas por amebas de vida libre”.

Los expertos del ministerio explicaron que la Naegleria que infectó al niño es una ameba, o sea un parásito unicelular, que con frecuencia se encuentra en agua dulce templada, como lagunas, lagos, ríos o aguas termales. Y también en la tierra. Pero que sólo una especie del género Naegleria infecta a las personas: N. fowleri, que causa infección en las personas a través de la invasión del cerebro y las meninges cuando ingresa por las mucosas de la cavidad nasal.

Esto generalmente ocurre cuando las personas van a nadar o a bucear en lugares de agua dulce templada, como lagos y ríos en zonas de clima cálido o a fines del verano o en piscinas públicas con deficiencias de mantenimiento sanitario. Los trofozoitos de Naegleria colonizan los tejidos nasales y luego invaden el cerebro y las meninges, al propagarse por los nervios olfatorios. La enfermedad ataca más a jóvenes activos inmunocompetentes, de ambos sexos.

El ministerio recomendó que las actividades lúdicas acuáticas y baños recreativos sean realizados en natatorios con agua clorada, con mantenimiento adecuado y con controles periódicos del agua.

Según lo informado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, la Naegleria es una ameba (un microbio vivo unicelular) que con frecuencia se encuentra en agua dulce templada (por ejemplo, en lagos, ríos y aguas termales), así como en la tierra.

La Naegleria fowleri causa infección en las personas cuando el agua con la ameba entra al cuerpo a través de la nariz. Esto generalmente ocurre al nadar o a bucear en lugares de agua dulce templada, como lagos y ríos. Esta ameba sube de la nariz al cerebro, donde destruye el tejido cerebral.

Las infecciones por Naegleria fowleri son poco frecuentes. En los 10 años que abarca el periodo entre el 2007 y el 2016, se reportaron 40 infecciones en los Estados Unidos. Ocurren principalmente durante los meses del verano. Por lo general, se producen cuando hace calor por periodos largos, lo cual eleva la temperatura del agua y reduce su nivel.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba