N° de Edición 7092
La MatanzaPolítica

#SanJusto: Dr. Pedro #Zamparolo: “Los médicos de hoy no quieren embarrarse las patas”

ZAMPAROLO

El viernes pasado, el vicepresidente de la Asociación de los galenos municipales visitó el nuevo hospital de Gregorio Laferrere, donde lo esperaba un equipo periodístico de un canal televisivo local. Al finalizar la visita y realizada la entrevista con los colegas,  NCO conversó con el Dr. Pedro Zamparolo, vicepresidente de la APS de La Matanza,  quien nos dio detalles sobre su visión del nuevo nosocomio.

Por: Emilio González Larrea

culturadesdeelpie@yahoo.com.ar

Se han inaugurado nuevos hospitales en el distrito, el más reciente es el materno-infantil Teresa Germani de Laferrere. Debido  a esto el intendente Fernando Espinoza, dice que asistimos a una revolución en la salud. ¿Cuál es su opinión?

-Bueno, no es para tanto. Eso es una sugerencia política del intendente. Por nuestro lado como APS queremos difundir la real situación de los hospitales que se inauguran y actualizar la situación de la salud pública desde el punto de vista de la Asociación que nuclea a los profesionales de salud  municipales. Hoy a casi dos meses de la inauguración del nuevo hospital de Laferrere, lo vine a visitar para conocer cómo está funcionando, y para ello nos propusimos hablar con la dirección, el equipo de salud y los delegados municipales. En primer lugar es necesario destacar la alegría de contar con un nuevo establecimiento hospitalario, equipado y a punto de terminar las obras edilicias. Pero después de intercambiar información con algunos colegas, constatamos que todavía falta completar la internación con los quirófanos, las salas de partos, para poder habilitar cirugía e internación ya que este hospital es un materno-infantil, por lo tanto todo gira en torno al parto y a la cirugía.

En segundo lugar, hay que señalar el esfuerzo de los profesionales y trabajadores de salud que sin cerrar el hospital viejo están haciendo la mudanza y el traslado de los servicios es una cosa muy complicada. No es tan fácil como dijo la Presidente que ya se podía usar el hospital. Se está realizando un traspaso progresivo; la parte de recepción, estadísticas, se dan los turnos, se mudaron los consultorios externos de adultos, se hacen ecografías, se trasladó una parte del laboratorio y la sala de rayos, pero todo esto es complicado ya que tienen que funcionar dos edificios a 100 metros de distancia con casi el mismo personal. Pero al margen de eso, ahora existe un mejor clima en el equipo de salud; los pacientes no tienen que estar a la intemperie como antes a las 3 de la mañana, están bajo techo con calefacción y aire acondicionado, por lo tanto, para la comunidad se ha resuelto una parte de su martirio diario al concurrir al hospital.

Después, desde el punto de vista de los médicos y del equipo de salud, hay una alta demanda ya que ha habido un éxodo de pediatras que es la parte más vulnerable. Teniendo en cuenta esa falencia, esto en un hospital con orientación materno- infantil y está rengo para cumplir su función. En resumen todavía hay agujeros importantes en pediatría, consultorios externos y guardia.

-El recurso humano es un problema central en los hospitales viejos y los nuevos  para completar los servicios de salud. Los funcionarios del área dicen con frecuencia que los profesionales no quieren venir a trabajar a La Matanza ¿Por qué es esto y cómo se resuelve?

-En principio hay que poner recursos y presupuesto. También mejorar las condiciones de trabajo y el  sueldo para los profesionales jóvenes para hacer más atractiva la tarea. Ellos vienen de lugares distantes y necesitan otras condiciones laborales que las que se les ofrece en el Distrito. Esta carencia -en mi opinión- tiene dos causas; por un lado el éxodo de profesionales viejos y nuevos que no se bancan la alta demanda y los manejos organizativos de las autoridades de salud. Por otro lado faltan escuelas para formar en salud. En un momento en La Matanza había escuelas de cirugía y otras escuelas, pues estamos achatados desde el punto de vista asistencial, estamos metidos para adentro y eso no nos permite capacitarnos en horarios de trabajo.

Y en tercer lugar están las condiciones laborales. Debido a la alta demanda de pacientes, en algunos lugares hemos sufrido violencia física por parte de los mismos al no poder responder a los requerimientos de salud por falta de planteles suficientes, lo cual se convierte en una situación de temor para algunos profesionales. A esto hay que sumarle la existencia de contratos temporarios, becarios, es decir mano de obra barata, con malos sueldos, que los médicos jóvenes hoy no están dispuestos a venir a hacer “patria” como hicimos los profesionales más viejos hace 40 años, cuando nos veníamos a embarrar las patas a La Matanza con vocación de servir al pueblo desde la salud. En ese sentido ha cambiado la actitud de las nuevas camadas de médicos. Sin duda esta actitud de los nuevos profesionales tiene que ver con la formación que reciben en las universidades. Estamos en un momento histórico en el cual tenemos dificultades para integrar los médicos jóvenes a los equipos de salud para trabajar en este contexto de crisis social, pobreza, de necesidades básicas insatisfechas y de las pautas culturales de la población que atendemos.

ZAMPAROLO.

-En la Provincia va haber un nuevo gobierno después del 10 de diciembre y también en el Distrito con la asunción de Verónica Magario. ¿Han tenido algún contacto con la Secretaria de Salud para conversar sobre las políticas en esa materia frente a este nuevo escenario?

-Hace un mes tuvimos la última entrevista con las autoridades de la Secretaria para ajustar lo de la eliminación del presentismo, pasar las bonificaciones al sueldo básico y mejorar la perspectiva laboral. Y en esta semana posiblemente este miércoles nos vamos a reunir con la secretaria de Salud, la Dra. Gabriela Álvarez para discutir sobre el cierre de los concursos, ver cómo completamos las plantas de salud terminando con los  contratos temporarios y becarios y con la perspectiva de un nuevo plan de salud en esta nueva etapa que se abre con la asunción de Verónica Magario como intendenta. Da la impresión que no van a haber nuevas figuras en la Secretaria de Salud. Pero veremos, nosotros seguiremos con nuestros reclamos, esté quien esté.

-Como dirigente local del PTP, integrante del Frente Popular. ¿Cuál es la posición del partido para el balotaje del 22 de noviembre?

-Vamos a impulsar una campaña de pintadas y afiches con la consigna, “Yo no los voto”. Nosotros entendemos que los dos candidatos que llegaron a esa instancia representan a sectores de las clases dominantes, son devaluadores y ajustadores, tienen compromisos y prontuarios con todos los últimos gobiernos que hubieron en la Argentina y son corresponsables del endeudamiento externo,  de la entrega del patrimonio nacional, de la inflación, de los bajos salarios y jubilaciones miserables. Por eso nuestra posición -la cual proponemos en el Frente Popular- es votar en blanco o nulo para no legitimar políticamente ninguna de estas opciones antipopulares y que ese voto sirva para marcar la cancha al que gane y ayude para luchar en el nuevo escenario por una agenda popular que algunos puntos han sido planteados en las demandas en las elecciones del 25 de octubre y que ahora los dos candidatos levantan demagógicamente para cazar votos.

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close