N° de Edición 7271
Política

Provincia de Buenos Aires: Elecciones 2013; trampolín al 2015

TESTESTE

(El Parlamentario).- Cámara de Diputados, se sabe que el deseo del kirchnerismo es poner allí a Daniel Scioli. Pero esta vez las intenciones no son como las de 2009, cuando Néstor Kirchner llamó al gobernador para secundarlo en su intento por ganar en el distrito más populoso, sino sacarlo de la gobernación. Para eso está como vice Gabriel Mariotto, y los deseos apuntarían a que fuera de la gobernación, el incombustible mandatario provincial se desdibuje de modo tal de perder sus aspiraciones a suceder a Cristina Fernández en 2015. Eso es lo que en el propio sciolismo piensan, y a Mariotto le adjudican “operaciones” que sugieren que Scioli vaya a dejar el cargo para medirse como diputado, mas ya no esta vez como candidato testimonial.

Allegados al gobernador juran y perjuran que Daniel Scioli no piensa renunciar, ni aun para ser candidato legislativo. El ha pensado en su jefe de Gabinete, Alberto Pérez, para comenzar a armar tropa propia desde adentro de la Cámara baja. No necesariamente como cabeza de lista, pero es número puesto en la nómina de candidatos del año próximo. La alternativa del kirchnerismo es Alicia Kirchner, que ya fue candidata legislativa en su Santa Cruz natal, donde fue elegida senadora nacional. Los K piensan que el año próximo será el momento ideal para que la ministra de Desarrollo Social pueda dar el gran salto y ver qué posibilidades le asiste para en los dos años siguientes ir forjando su candidatura presidencial, para el caso de que el sueño de la re-re no prospere.

El sciolismo no tiene ningún problema en acompañar una lista encabezada por Alicia K., pero fuentes consultadas han dejado trascender que de ser necesario y tener las posibilidades financieras para manejarse con autonomía en los dos años siguientes, desafiarán al kirchnerismo en las primarias. El tema es quién encabezaría su lista.

Fue medida la esposa del gobernador, Karina Rabolini, pero ni la exmodelo tiene muchas ganas de dar el salto a la política, ni el sciolilsmo desea inmolarse con una alternativa que no es del todo segura. Tienen además el recuerdo de lo que le pasó a Eduardo Duhalde, cuando en 2005 perdió “la madre de todas las batallas” al confrontar a Chiche con Cristina.

La figurita más buscada es en ese caso el intendente de Tigre, Sergio Massa, quien ya ha dicho a sus allegados que el año que viene será candidato. Dueño de una gran imagen positiva, el jefe comunal sueña con 2013 como trampolín para la gobernación en 2015. Aunque hay quienes sugieren cerca del intendente que muy íntimamente no descarta que, “si terminan cayéndose todos los candidatos”, pueda aspirar a un cargo mayor…

Scioli querría tenerlo a su lado en caso de decidir confrontar con el kirchnerismo, donde no le guardan mucha simpatía a Massa, Wikileaks mediante. Pero pragmáticos como son, no descartan en el Gobierno nacional pactar finalmente con el mandamás de Tigre, si es necesario para terminar de desbancar a Scioli.

Aguarda expectante Francisco de Narváez, ganador de las recordadas legislativas de 2009, que se imaginaba gobernador dos años más tarde, pero a quien las aspiraciones se le vinieron abajo como un castillo de naipes por su magra cosecha. Desde entonces, el actual diputado se ha mostrado condescendiente con el gobernador, a quien sigue aspirando a suceder, y no le caería para nada mal ir en su lista como candidato a gobernador en 2015, con Scioli como postulante presidencial. De Narváez debe renovar su banca el próximo año y será candidato. No habrá que descartarlo entonces que vaya a lograr un acuerdo con un Scioli enemistado con el Gobierno nacional, o bien reflote su acuerdo con el macrismo y busquen reeditar la alianza exitosa de 2009.

Los deseos del Pro son, como dijimos, llevar como candidata a Gabriela Michetti, quien no termina de convencerse de ir a un distrito donde tiene más que perder que de ganar. Ella sigue deseando ser candidata a jefa de Gobierno y piensa que ya dio una gran muestra de desprendimiento cuando dejó la vicejefatura porteña para ir al Congreso, donde es una más entre los 257. Pero fiel al proyecto macrista, sabe que su margen de acción para mantener sus rechazos es limitado. El Pro expone tres bancas en este distrito, las de Gladys González, Silvia Majdalani y Soledad Martínez.

No debería descartarse un acuerdo con el peronismo no kirchnerista; de hecho, ya viene trabajando junto al diputado Eduardo Amadeo, cuyo mandato vence en diciembre de 2013. En ese sector vencen también las diputaciones de Alfredo Atanasof, Claudia Rucci y los narvaístas Gustavo Ferrari y Natalia Gambaro. Se les vence también el mandato a los tres diputados felipistas, con su jefe a la cabeza. Qué hará Felipe Solá, es una de las grandes incógnitas de la próxima elección, pues se ha mostrado en los últimos tiempos cercanos al kirchnerismo, aunque no del todo aliado.

Es difícil pensarlo entonces enrolado en las listas del FpV, y menos acordando otra vez con el macrismo o el peronismo disidente.
En la UCR, se descuenta que Ricardo Alfonsín será candidato, pues se le vence el mandato, igual que a su socio Juan Pedro Tunesi. El excandidato presidencial intentará ganar primero la interna radical, suspendida semanas atrás, y luego de hacerse fuerte en el distrito, revalidar títulos el próximo año. De cómo le vaya depende para saber si tendrá revancha en 2015.

No habría que descartar un acuerdo con el FAP, pero son demasiados partidos los que integran esta agrupación, como para pensar que el radicalismo vaya a tener los lugares que desea en la lista para diputados, así que lo que puedan llegar a arreglar, al menos en este distrito, quedará para 2015. En el FAP vencen los mandatos de una de sus figuras más importantes, Margarita Stolbizer, quien se descuenta que encabezará entonces la lista para diputados del sector. También del Gen, vence el mandato de Gerardo Milman.

De los aliados kirchneristas, concluye su mandato Martín Sabbatella. Habrá que imaginarlo integrando la nómina del FpV, donde vencen los períodos de figuras prominentes del bloque, como Juliana Di Tullio y María Teresa Garcia, notorios ultra K como Carlos Kunkel, Diana Conti y Carlos “Cuto” Moreno; fieles de la talla de Edgardo Depetri, Remo Carlotto y Luis Cigogna; y allegadas a Cristina como la esposa del intendente de Ezeiza, Dulce Granados.

Es una incógnita qué pasará con los diputados allegados a Moyano, Héctor Recalde y Omar Plaini, cuyos mandatos también vencen. Y ya que lo mencionamos, el que ha dicho que no será candidato es precisamente el jefe de la CGT, Hugo Moyano.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba