N° de Edición 6824
Política

Macri admitió que él está «peor que hace unos años»

Macri
Macri admitió que él está «peor que hace unos años»

El Presidente da su discurso en la apertura de la Asamblea Legislativa que se celebra en el Congreso Nacional, en un contexto marcado por el inminente arranque del calendario electoral y varios frentes de tormenta, tanto en la interna de Cambiemos como en la gestión.

 

El presidente Mauricio Macri afirmó hoy que su gestión busca «dejar de patear los problemas para adelante para mirar la realidad de frente».

«El país depende de nosotros y de nadie más. ¿Cuántas veces en nuestra historia elegimos el camino del atajo y siempre terminamos pagando las consecuencias? No hablo solo de la herencia recibida, hablo de la imposibilidad que tuvimos los argentinos durante décadas de hacernos cargo de nosotros mismos», enfatizó Macri.

El jefe de Estado se refirió a las «consecuencias de no cambiar, de seguir tapando agujeros» y consideró que se concretó la «decisión de hacer juntos lo que durante muchos años ninguna generación se animó a hacer».

«No es tarea sencilla. cambiar en serio implica atravesar dificultades. El año pasado nos puso a prueba en muchos sentidos», dijo el Presidente.

Señaló que «cuando estábamos empezando a crecer» y «asomando la cabeza», ocurrió que «cambiaron las condiciones» en momentos en que «todavía estábamos frágiles».

Macri dijo que ahora el Gobierno trabaja para «no ser tan vulnerables, estar preparados y fuertes para enfrentar nuevas tormentas».

Además aseguró hoy que «los cambios profundos» que, a su criterio, el Gobierno está realizando en el país «requieren paciencia», y admitió que él está «peor que hace unos años».

«Yo estoy peor que hace unos años. Todo me cuesta más. Pero lo que estamos logrando es enorme, porque estamos haciendo crujir estructuras viejas y oxidadas, estructuras muy arraigadas que seguían beneficiando a los de siempre», sostuvo el jefe de Estado.

Al inaugurar un nuevo período de sesiones legislativas, Macri enfatizó: lo que estamos haciendo no tiene vuelta atrás», y afirmó también que «la Argentina está mejor parada que en 2015».

Afirmó que en la Argentina «se acabó el tiempo en que los delincuentes se salgan con la suya mientras la enorme mayoría trabajamos para sacar a este país adelante».

Macri defendió el decreto de necesidad y urgencia de extinción de dominio, al afirmar: «es una clara postura de la posición que los argentinos tomamos, queremos recuperar los bienes de las mafias, del narcotráfico y de la corrupción».

«Que cada quien se oponga diga dónde está parado y a quién quiere proteger», enfatizó el Presidente.

Señaló que el suyo es «un gobierno que respeta la independencia de poderes, que respeta la independencia de la Justicia».

«Todos tenemos que rendir cuentas: políticos, empresarios, sindicalistas, los mismos jueces, periodistas, inclusive la familia del presidente y el presidente», exclamó Macri.

Para el jefe de Estado «se está acabando la impunidad y en este sentido también estamos mejor que en el 2015».

Además expresó que lograr presupuestos equilibrados a partir de 2020 será «el acto de justicia social más importante que hayamos hecho en 70 años».

«El déficit fiscal es el causante principal de la inflación y la inflación es el causante de la pobreza y el estancamiento de este país», enfatizó Macri.

El mandatario dijo que se requiere «terminar con el déficit fiscal que la Argentina padece desde hace 70 años».

«Estamos resolviendo problemas que no son coyunturales, son estructurales. Si no hubiéramos tomado las decisiones que tomamos la economía hubiese colapsado», señaló.

Sostuvo que su plan de gestión fue «exitoso durante dos años y medio, creció la economía, bajó la inflación, bajó la pobreza y creamos 700 mil puestos de trabajo».

Pero advirtió que «cuando empezábamos a crecer y a asomar la cabeza como país» hubo «tres shocks imprevistos. la salida de capitales de mercados emergentes, la sequía que afectó como nunca antes y la causa de los cuadernos».

«Todo nos agarró a mitad de camino», lamentó Macri, en momentos en que, según dijo, su gestión estaba cambiando «cimiento podridos y descuidados por décadas».

El presidente Mauricio Macri arribó poco antes de las 11:00 al palacio legislativo para inaugurar las sesiones ordinarias del Congreso. Llegó en una camioneta con vidrios polarizados rodeado de efectivos de la Fanfarria Alto Perú del Regimiento de Granaderos a Caballo.

El jefe de Estado fue recibido por la vicepresidenta Gabriela Michetti, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, y el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó.

 

Fuente: Diario 26

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close