N° de Edición 7328
La MatanzaPolítica

Enfoque: Nueve Reinas. Por: Carlos Enrique Galli

TESTESTE

cab4 PRENSA OPOSITORA

Por: Carlos Enrique Galli

La Matanza

Sin necesidad de ser Marcos (R. Darín en Nueve Reinas), y muchas veces sin siquiera asomarnos a la vereda, puesto que el terrorismo y la inseguridad destilan en todo momento frente a nosotros desde las pantallas de los canales de noticias, se concluye en que sí, estamos agobiados y poseídos por la experimentación de tales sensaciones.

Si se circula por las arterias principales de la ciudad, que son las que nuestros enemigos transitan habitualmente, tal vez tengamos la oportunidad de descubrir el desfile de asaltantes, estafadores, arrebatadores, corruptos, embaucadores y otras modalidades que  narra la película  y que son quienes intentan retrotraernos a tiempos pasados.

No va a ser tan fácil reconocerlos como le era a Marcos “adiestrando” a Juan, su amigo en la ficción, ya que los Magnetto, Lanata, Cavallo, Bonadío, H.de Noble, S.de Cubría, Lijo, Sturzenegger, MM, Majul, Longobardi, Magdalena, Leuco, Bullrich, Bonelli y cientos más, ciertamente circularán  en autos blindados, polarizados y con un ejército de custodios, puesto que no son ciudadanos “normales”. Distinto es en el conurbano (sitio que los aludidos no conocen ni por foto), donde tal vez sí nos topemos con traidorzuelos de poca monta como Massa, De Narváez, Insaurralde, Giustozzi, F. Sola, Ocaña más algún otro irrelevante que mudan de partido como de los reaparecidos tampones.

Con solo tener cierta militancia e interés por el país, sabemos del año dificilísimo que nos aguarda, con “atentados” foráneos y suicidios nativos incluidos. Va de suyo que, de aquí en adelante, el nicho extremista de la calle Tacuarí, ya habrá guionado el suceso diario con que nos aterrorizará, incluyendo el escamoteo de TIEMPO en muchas zonas del terruño. No están solos. Cuentan con intrincados vínculos nacionales e internacionales, insertos en gobiernos, clanes judiciales, gremiales y, por supuesto, agencias de espionaje cuyos integrantes jamás velarán por la integridad de sus compatriotas, ya que sólo actúan en beneficio propio y en el de sus socios, retroalimentándose permanentemente. Recordemos a F. S. Lastra (ex Side de R. Alfonsín) ocultando pruebas sobre el ataque a La Tablada; J. B.Jofre (ex de C. Menem), procesado junto a C. Pagni (La Nación) y R. García (Perfil); F. de Santibáñez (ex de De la Rúa) por el tema “Banelco” y el recientemente eyectado H. Icazuriaga por “pérdida de confianza” de parte de CFK.

No son momentos de paños tibios o liviandades, no debemos resignar el pasar del que disfrutamos sólo por el accionar de un grupo de amorales encaramados en sectores claves de la comunicación, la justicia y el empresariado, tal el caso de Molinos Río de la Plata, acusado de monopolio  y denunciado por reducir a la nada a empresas menores con el simple trámite de no venderles mercaderías.

Ya soportamos dictaduras, padecimos las “felices pascuas”, el “califato” de Menem y el engendro de la Alianza, algunos de cuyos integrantes, en vez de desfilar por las cloacas mediáticas de TN y compañía debieran ver la vida detrás de las rejas. Ya no se trata del “futuro de nuestros hijos”, sino del  presente, porque de hecho, si estos personajes, para hundir al país deben generar otro 2001, lo van a hacer, sino, veamos lo que ocurre con la hermana república de Venezuela.

Con respecto al suicidio del fiscal Nisman, me (y les) hago algunas preguntas: ¿cuántos de nosotros habitamos una torre exclusiva, tenemos un importado en la cochera, usamos recursos (estatales) ilimitados durante años sin rendición de cuentas, vacacionamos en Europa, contamos con diez custodios restados a las calles, mal desempeñamos nuestro trabajo sin sanciones y otras prebendas?. Sabrá él que interrogantes y compromisos se llevó a la presencia de Dios. Mención aparte para algunos “presidenciables” que, nacidos con destino de caranchos, sueñan mudar en ruiseñores. Vergonzoso el líder del FR, con su sonrisa tatuada filosofando sobre la nada, el híbrido H.Binner mascullando zonceras o E. Sanz, dando cátedra cuando su partido no concluyó un gobierno desde 1930 a la fecha y brindó multiplicidad de funcionarios a más de un régimen militar.

Final con el doble y firme PROcesado MM, mencionando “estabilidad y transparencia de las instituciones” olvidando, aneuronal y balbuceante su condición personal. No va a llegar. Sólo cuenta con “su” Capital, en la que reparte negocios a los amigos con licitaciones espurias o palos de barras bravas a los indigentes. De nosotros (54%) depende, bregar por otro mandato de Cristina, acatar su decisión u optar por el más fiel custodio del modelo en las PASO. En tanto, en medio de marchas, pésames reales o ficticios, declaraciones y otras yerbas, a este conglomerado de terroristas promotores de inseguridades, el óbito del fiscal les cayó cual traje a medida.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba