N° de Edición 7491
La MatanzaPoliciales

Villa Celina: Desbaratan una banda narco con vínculos con la Mara Salvatrucha

TESTESTE

POLICIAL NARCOS LA MATANZA

Mara Salvatrucha. Dieciséis personas fueron detenidas en la localidad de Villa Celina acusadas de integrar una banda dedicada a la venta al menudeo de droga. Entre los apresados hay tres ciudadanos peruanos vinculados con el cártel de la ciudad de Callao en ese país y con la Mara Salvatrucha.

Hubo 14 allanamientos

Las detenciones se concretaron en la víspera, cuando cerca de 300 efectivos antinarcóticos de La Matanza llevaron a cabo 14 allanamientos en ese partido bonaerense y la localidad de Tristán Suárez, perteneciente al Municipio de Ezeiza, en los que fueron secuestradas 30.000 dosis de paco y pasta base, 12 kilos de marihuana, dos fusiles, cinco pistolas 9 milímetros y municiones con punta teflonada, conocidas como “matapolicías”.

La investigación que desembocó en las detenciones se inició hace seis meses a partir de un llamado anónimo al servicio de alerta 911, que indicaba que en el barrio Las Achiras de la localidad de Villa Celina, La Matanza, se habían instalado nuevos puestos de venta de droga.

Según dijeron los voceros consultados, entre los detenidos se encuentran los tres sindicados jefes de la banda, tres ciudadanos peruanos apodados “Mocosón”, “Cojo René” y “Jesús”, todos oriundos de la ciudad de Callao.

Las mismas fuentes señalaron que la pesquisa reveló que mientras que “Cojo René” y “Jesús” actuaban como sicarios del líder narco peruano Gerald Oropeza, “Mocosón” era uno de los líderes de la célula peruana de la Mara Salvatrucha MS13.

«Siempre se negó, pero hay maras en el país», dijo Ritondo

En esa línea, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, brindó ayer al mediodía una conferencia de prensa donde dio detalles de los operativos. El encuentro con la prensa se llevó a cabo en el Centro de Coordinación Estratégica de la Policía Bonaerense, ubicado en autopista Riccheri y Camino de Cintura en La Matanza.

Entre un pasaje de su exposición, el titular de la cartera de Seguridad provincial aseguró que “que al menos uno de los detenidos durante operativos antidrogas forma parte de la organización criminal, que se distingue por los tatuajes de sus integrantes, surgió en Los Ángeles y tiene presencia en una decena de países”.

Según reveló el ministro, la investigación comenzó hace unos meses cuando en el barrio Las Achiras se produjo un enfrentamiento entre bandas para dominar el territorio y adueñarse de la venta de droga. A partir de ese momento, la policía de la provincia inició una investigación,  infiltrándose para comprobar los puntos de venta.

Una noche, en medio de una recorrida, llegaron a una propiedad y se encontraron con “soldados” de la banda en plena calle, estos les apuntaron con un fusil con mira láser y una ametralladora para intimidarlos.

Célula peruana

Ritondo detalló que los jefes «Mocoson», «El peruano Jesús» y «El Cojo» pertenecen a una célula peruana de «Los Salvatruchas» y al cartel de Oropeza. Los tres fueron acusados de cometer varios homicidios en Callao, Perú.

Desde hace un tiempo se radicaron en Buenos Aires y eligieron el barrio de Villa Celina por su difícil acceso; con calles muy angostas y muchas de ellas sin salida. Esto permite que la policía no pueda entrar, ya que en las calles hay montañas de tierra a modo de barricadas, y que solo permiten el ingreso a pie.

El ministro también reveló que la droga que distribuían era traída de Perú directamente a la Argentina para después fraccionarla y distribuirla, aunque los líderes de la célula Mara, vivían en Tristán Suarez partido de Ezeiza, sólo iban al lugar cuando había un problema.

De ahí en más, la Policía comenzó la etapa de organización, para luego lanzar los múltiples allanamientos en los que finalmente fueron detenidas 16 personas.

En el barrio Las Achiras se encontraron 30 mil dosis de cocaína, pasta base, «alita de mosca» y 14 kilos de marihuana, dispersos en diferentes puntos de menudeo. Además, se secuestraron una ametralladora AK47 y un fusil de asalto.

También se comprobó que ambas armas eran las que los “soldados” de la banda usaron para amedrentar a los efectivos que habían señalado el lugar en la etapa de investigación. También fueron incautadas cinco pistolas 9 mm con numeración visible.

La investigación estuvo a cargo del Juzgado de Garantías Número 1, doctora Mary Castillo y la UFI temática de Estupefacientes La Matanza, doctor Marcos Borghi; y además la delegación de tráfico de drogas ilícitas y crimen organizado comandada por el comisario Pablo Montan.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba