N° de Edición 7130
Policiales

Un prefecto fusilado en Puerto Deseado durante un control por cuarentena

Un prefecto fusilado en Puerto Deseado durante un control por cuarentena

El viernes pasado en un control para vigilar el cumplimiento de la cuarentena por coronavirus, un prefecto fue ejecutado de un disparo cuando un joven se le acercó, puso un arma debajo de su axila y disparó a quemarropa.

El agresor fue identificado como,  Pedro Espinoza, de 21 años, sin antecedentes que ese día salió de su casa con un arma y 7 cartuchos y también terminó muerto.

Espinoza estudiaba Educación Física en Comodoro Rivadavia, era fanático del fútbol y nunca tuvo problemas con la Justicia. En los últimos días y en el marco de la pandemia de coronavirus, había vuelto con su familia a Puerto Deseado para pasar con ellos el aislamiento obligatorio.

Todo sucedía con normalidad hasta que el viernes pasado cerca de las 15 el joven decidió romper la cuarentena y al ser detenido en la esquina de Oneto y Don Bosco por el cabo de la Prefectura Naval, apoyó su arma en la axila de Soto para esquivar el chaleco antibalas y lo fusiló. Espinoza cubrió su fuga a los tiros y hasta tomó un rehén, pero horas después murió de un disparo en el pecho en medio de un operativo policial para detenerlo.

El confuso hecho derivó en distintas hipótesis pero todas coincidieron en que se trató de un hecho trágico. El dato estremecedor surgió de las palabras de la propia víctima, que unos días antes de ser asesinado pareciera haber vaticinado su destino.

 Soto, además de prestar servicio para Prefectura colaboraba en un Centro Cristiano y en un video que grabó para los jóvenes, expresó: “Arrancamos de forma difícil, muy distinta, hubiese querido estar en la iglesia compartiendo con los jóvenes, pero nos tocó así, y así lo vamos a afrontar, le vamos a poner el pecho a las balas”.

“En estos días hay gente entrando en pánico y capaz que se están volviendo locos y ahí es donde tenemos que entrar nosotros los cristianos y orar por ellos, para darles calma y paz”, remarcaba en su mensaje.

 

Prefecto asesinado en cuarentena, asesinato

En sintonía con las palabras del prefecto, el jefe de la seccional, comisario Carlos Orellana, habló con La Opinión Austral sobre el incidente y consideró que Espinoza se habría visto «afectado por el control» de seguridad para preservar la cuarentena.

Por su lado, el padre del joven agresor se diferenció de la versión policial y manifestó que su hijo ya había sido detenido en ese mismo control y que los prefectos le habían apuntado «con las ithacas sobre los testículos» en forma amenazante. Esto, según su relato, hizo que el chico tuviera un»ataque de ira» y volviera a su casa en busca del arma.

El Juzgado de Instrucción de Puerto Deseado investiga el caso sin la intervención de la Policía ni de Prefectura.

Fuente: Convenio Diario 26 – Diario NCO.

Te puede interesar: https://diario-nco.com/la-plata/golpeo-a-su-pareja-y-a-un-policia/

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba