N° de Edición 7013
La MatanzaPoliciales

Morón: Condenaron al ladrón que cayó por una zapatilla

policial-motochorros

Morón. Lo sentenciaron a ocho años de cárcel por un robo  cometido en 2014. Lo encontraron porque perdió el calzado mientras escapaba y fue detenido. Ahora pesa sobre sus espaldas una condena de ocho años.

Ese día a Alfredo Bravo (20) se le cayó una zapatilla cuando intentaba huir de un robo en una moto y la Policía lo identificó al encontrarlo con el par en el Hospital Posadas, de Haedo.

El 30 de agosto de 2014 tres amigos estaban en la plaza Cumelén, en San Pedro y Los Incas, en Castelar Norte. Charlaban y pasaban el tiempo cuando los sorprendieron dos personas que bajaron de una moto y empezaron a pegarles para que entregara plata, celulares y una campera. Asustados y heridos por los culatazos recibidos, dos de las víctimas corrieron al auto de uno de ellos para escapar.

Pero los “motochorros” no se rindieron: los persiguieron varias cuadras, hasta que en el cruce de Arias y España chocaron y los asaltantes cayeron al piso. Uno de ellos quedó herido en el lugar y fue detenido por la Policía inmediatamente. El otro llegó a subirse a la moto y escapó pero dejó abandonada una de sus zapatillas.

“Unas horas después un joven ingresó herido al Hospital Posadas y dijo que había resultado lesionado tras un choque. Los médicos, ante la sospecha de que se trataba de un delincuente, alertaron a la policía. Los efectivos que investigaban el asalto de los chicos se dirigieron al hospital con la zapatilla marca Nike que quedó en el lugar del accidente y comprobaron que coincidía con la otra que formaba el par y que llevaba puesta Bravo”.

Ahora el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°5 de Morón lo declaró culpable del delito de “robo agravado por el uso de armas” y fue condenado a ocho años de prisión. Deberá cumplir su pena en la cárcel, ya que hasta esperó el juicio con el beneficio de la prisión domiciliaria.

Durante el juicio, Bravo admitió su participación, pero dijo al tribunal que la pena solicitada por el fiscal era “demasiado alta”. «Están pidiendo mucha pena para mí, lo único que hice fue subirme a una moto a la que no me tenía que subir», se quejó el joven. Su cómplice será juzgado en otro juicio.

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close