N° de Edición 6870
La MatanzaPoliciales

Gregorio de Laferrere: Advierten que falsos empleados de AYSA visitaron a varios abuelos

POLICIAL ANCIANOS

Conocida la modalidad delictiva del engaño a las personas mayores, durante este mes, un grupo de jubilados de esta localidad recibió la visita de supuestos empleados de AYSA. En la coartada presentada alegaban que medirían la intensidad del agua y el color.

La inventiva puesta al servicio delictivo está a la orden del día, y esta vez varios abuelos de Laferrere tuvieron la visita de un grupo de jóvenes que insistían en entrar a sus domicilios para medir el color del agua, la intensidad y el olor.

En este orden, la mentira no fue creída y por ellos los hijos de estos abuelos hablaron con NCO para advertir acerca de esta modalidad.

“Según me cuenta mi madre que tiene 87 años y vive sola, que tipo 3 de la tarde vinieron a la casa cuatro tipos todos vestidos de azul, diciendo que eran de AYSA y querían ver si el agua estaba marrón y con olor, porque le dijeron que había una fuga y el agua se había mezclado con materiales tóxicos… Como mi mamá no les creyó porque les pidió una credencial y no se la mostraron, les cerró la puerta en la cara, pero ellos insistían en querer entrar a la casa”, remarcó Nancy Solis, vecina de la zona.

Luego, agregó que “cuando vine me lo conto y la verdad es que no lo podía creer, ya me habían dicho que habían tipos haciéndose pasar por empleados de AYSA,  pero uno siempre piensa que nunca nos va a tocar, pero a mi familia le toco, y menos mal que mi mamá pese a sus años, se dio cuenta de que querían entrar a la casa y no los dejó pasar, ya era todo un rumor en el barrio que eso estaba sucediendo, porque andan por el centro de Laferrere, y te enterás, porque Lafe es chico, nos conocemos todos y te enterás de todo, por eso tenemos miedo que se vuelva a repetir”.

Junto a Nancy, se presentó otro testimonio coincidente con esta modalidad, esta vez fue Lucas Fernández, hijo de Ramón de 79 años, que contó que “me contó mi papá que son cuatro los que se mueven en un coche blanco y que justo cuando estaba regando las plantas adelante en el jardín, estacionaron, bajaron con varias cajas de herramientas y le dijeron que tenía que medir el olor del agua (risas).  Todo muy loco, porque había un escape de nafta cerca de la zona y el agua supuestamente se había contaminado” explicó entre indigación y risas.

“Me río para no llorar, porque si mi viejo los dejaba pasar no sé qué hubiera pasado, ahora estaríamos en medio de una tragedia, pero se les rió en la cara, se metió para adentro y no les dio bolilla… Mejor prevenir que curar, por eso más vale una advertencia a tiempo para todos los vecinos, que tengan cuidado con estos malditos, que les digan a sus viejos lo que está pasando porque se abusan de la inocencia de los mayores para robar, porque llamé a AYSA y me dijeron que es todo mentira… Además se rieron de las boludeces que decían, pero por suerte los abuelos se lo creen”, concluyó Lucas.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close