N° de Edición 7324
actualidadAnálisisOpinión

Sociedad: Adicciones, un problema recurrente en constante incremento

TESTESTE

drogas

En el marco del debate mediático político sobre cuestiones relacionadas con las drogas, los colegas de El último Tren, se precipitaron a una investigación previa a la polémica sobre distintas técnicas efectivas si existe voluntad y apoyo, para salir de alguna forma de ésta problemática que aqueja a un amplio porcentaje de la sociedad por diferentes cuestiones personales o sociales.

Por: Melanie Martínez

mmelanie92@hotmail.com

“Vienen chicos adolescentes con cuestiones más de hurto, de robo, de transgresiones, de un consumo muy de goce muy destructivo, y quizás eso es lo que, cada vez chicos más chicos y eso es lo que aparece más, quizás antes era más del viejo adicto”, explicó la Psicóloga y terapeuta Yesica Climerman al pionero del Informe, David Balbuena, integrante del programa radial de la emisora universitaria 89.1.

Lo que la especialista detalla muy bien explicado es el incremento en los últimos años de menores que consumen distintos tipos de sustancias tóxicas, más allá del aumento generalizado que aqueja no sólo a los jóvenes que eligen alcohol, marihuana, cocaína, entre otras hierbas. Esto, según contó la profesional, hace más difícil el trabajo porque se niegan a seguir las normas y leyes.

La Fundación Viviré

La fundación privada de Ramos Mejía propone tres tipos de tratamientos para el adicto, según su director, Alejandro Rosatti, quien recibió también a Luciano Díaz en su oficina ubicada en la sede en plena Avenida de Mayo, en esa localidad.

“Tenemos todo tipo de abordajes desde una ambulatorio que son dos veces por semana, un hospital de día que es de lunes a viernes, 10 horas por día y luego una internación, las internaciones son régimen sin salida 24 horas por día y cada programa está puesto de acuerdo al abordaje que contemplemos de igual forma digamos la idea es en principio lograr abstinencia total y absoluta de la sustancia, una vez eso corremos la sustancia y empezamos a ver el problema que tiene la persona a través del tratamiento no solamente conductivo sino psicoanalítico”, indicó.

Una Mano Extendida

Desde la otra punta, una organización sin fines de lucro, con orientación religiosa cristiana da un apoyo más bien espiritual a la persona que cayó en el consumo de drogas de la índole que sea, según Jorge Mansilla, pastor y director de UME, Una Mano Extendida, quién participó de un encuentro periodístico con integrantes del programa conducido por Ayelén La Fontaine e Ignacio Etchart.

“Nosotros consideramos que la mayoría de los adictos tiene un gran vacío y pensamos que ese vacío lo puede llenar Dios. Entonces la adicción, además de ser considerada como una enfermedad, también para nosotros es un vicio, es una falta, es un pecado, entonces ahí nosotros los motivamos  buscar el perdón de Dios, la salvación. Entonces para nosotros es muy importante en la recuperación la presencia de Dios en su vida, en las cuales dará por gracia el consuelo, la fuerza. Nosotros tenemos que pensar que el adicto son personas débiles, son personas que han perdido el poder y tenemos que ayudarle a recuperar ese poder” expresó.

La importancia de la familia

“Yo llegué a UME por medio de mi papá, me habían recomendado el lugar en la iglesia en donde él estaba. Y yo al principio estaba como tosco que no quería ir pero después empecé a ir y realmente me sirvió mucho, al principio  yo no quería recuperarme lo hacía para que no me hinchen más. Después ahí hice el cambio y me ayudó mucho UME, mi familia y Dios en primer lugar”, dijo Emiliano Foa, recuperado en UME

“Al principio no quería saber nada, me gustaba drogarme pero después llegó el cambio y bueno, me fue de mucha ayuda que ellos me estén atrás, me impactó mucho también verlos mal a ellos por mí”, agregó Emiliano.

¿Y el Estado?

Según Alejandro Rosatti “tiene un rol muy importante en cuanto a las políticas asistenciales y preventivas de lo cual hoy en día deja mucho que desear, esto es un problema social, yo siempre digo que la droga-dependencia es una sociopatía porque está dentro de la sociedad. Y cuando hablamos de la familia también hablamos que la familia está dentro de la sociedad también. Hay familias que consumen y traen a los chicos para que dejen de consumir los chicos, pero siguen consumiendo, digamos el problema es social y ahí el Estado tiene que ver.”

Tratamos de orientarlos a que pueda ser insertado en la sociedad y puedan funcionar normalmente como ciudadanos, como padres, como hijos. Estamos nosotros muy convencidos de que el adicto está en una sociedad, donde es el emergente de una sociedad que está caída, de una sociedad que no está bien… El adicto es también un emergente de una familia que no está bien, que está enferma. Y entonces nuestra misión es inculcarle a estos jóvenes modificar sus prioridades, sus valores”, agregó Mansilla.

Otras dos realidades: Consumismo y discriminación

Existen también dos factores que hoy afectan a los argentinos, sobre todo a los jóvenes, las víctimas más marcadas por el consumismo, que quieren disfrutar del fin de semana en los bares y discotecas del país cada fin de semana y sufren discriminación.

Se podría decir que los tenemos incorporados como costumbre sin tener en cuenta que, en verdad, no hacen más que perjudicarnos. Y entre los sectores más afectados, se encuentran los adolescentes.

 

En guardia:

Los encargados de la seguridad del lugar deciden quién entra y quién no dependiendo del estilo del lugar para el que trabajan. Discriminan por vestimenta, calzado, no por la edad necesariamente como, en verdad debería ser. Esto puede generar conductas violentas en algunos jóvenes, sobre todo alcohólicos.

 

¿Qué deciden hacer las “victimas” en estas situaciones?

Según la encuesta realizada, de treinta y ocho personas ocho fueron rebotadas y solo cinco se lo informaron a sus responsables; dos decidieron probar suerte en otro lugar cercano, dos se volvieron, y cuatro cambiaron su vestimenta para evitar otro rechazo. En síntesis, unas dieciséis fueron cómplices de estas irregularidades.

 

El consumismo

Es clave a la hora de elegir el estilo, una vestimenta fija, en la formación de la personalidad. Incita a la búsqueda de un “cuerpo ideal” que, en verdad, no existe. Y ésto puede acabar en enfermedades mortales como la bulimia y anorexia.

 

Conclusión

Se puede deducir que debemos hacer valer nuestros derechos: nadie lo hará por nosotros. No dejemos que se aprovechen de la sensibilidad y la inseguridad de los adolescentes, del futuro del país. No olvidemos que lo que viene también depende de todos.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba