N° de Edición 7328
OpiniónPolítica

#Enfoque: «Canción de cuna». Por: Carlos Enrique Galli

TESTESTE

ENFOQUE

Expresa en un verso de ‘Canción de cuna para un gobernante dormido’ la mordaz y exquisita M. E. Walsh, “Rozan con penas chicas tus sueños grandes, cuando no piden casas, pretenden panes”. En realidad, no es que el flamante y vergonzosamente desPROcesado MM sea molestado ocasionalmente al hallarse en los brazos de Morfeo o durante alguna de sus cada vez más frecuentes ausencias de reposo, no, él vive descansando o viajando, tal y como corresponde a un personaje de su alcurnia, demostrando en esta etapa ¿presidencial? que no ha variado su inveterada aversión al trabajo o al esfuerzo.

Por: Carlos Enrique Galli

carlosgalli@yahoo.com

Tal vez producto de haber transitado su vida sin sobresaltos económicos, su despreocupación por los gastos o por la generosa chequera de papá, lo cierto es que a lo largo de sus “gestiones” no otorgó (salvo a su círculo de pertenencia) ni casas ni panes y lo más cerca que ha estado de personas con tales carencias, fue al grabar una antigua publicidad con una niñita sobre una tarima en el barro  o con los actores que hacían de Cacho, María, Edgardo y  Juan en algunas más recientes.

Yo no sé cuáles serán las sensaciones de todos los compañeros que escriben a diario refiriéndose a  esta desgracia que ha caído sobre nuestro bendito (y codiciado) país, aguzando cada vez más el ingenio en la búsqueda de calificativos  incisivos, pero tengo para mí que MM disfruta, se ríe, jacta y vanagloria de los mismos. Basta ver con cuánta hipocresía y desparpajo se presta a notas  ramplonas, respondiendo con su habitual desfachatez, producto de su monumental ignorancia; anunciando designaciones que hubieran hecho sonrojar a la familia Corleone o avasallando la Carta Magna sin esmeros e inescrupulosamente.

De todas formas,  todo lo dicho no  debiera causarnos asombro ya que, como buena marioneta que es, estando al servicio de algo/alguien mucho más poderoso que la magnetocracia, se regodea ante cada hecho, cosa que, al 49%, nos indigna o subleva,  mientras su 15% real se solaza.  Maquiavelo decía que “el crimen más horrible, la primera noche”, y por lo tanto, en sólo veinte días, mientras, muchos de nosotros expresamos broncas escritas, el tipo HACE y avanza hacia un nuevo desguace del estado, el que tanto nos costó reconstruir bajo las gestiones de Néstor y Cristina.

Durante la campaña, MM aseguraba contar con “equipos” de envergadura, técnicos, científicos, y lo que mostró, una vez situado transitoriamente en la Rosada, son un hato de impresentables representados, por ejemplo, por C. Ritondo en Provincia o P. Bullrich en Nación. Intentó instalar prepotentemente a dos abogados que fungieran de Supremos, devaluó, liberó expo e importaciones, se sometió frente al “campo”, intervino la AFSCA, invistió a ilustres (para nosotros) desconocidos en puestos clave, que es  como si hubiera efectuado un “casting” eligiendo finalmente a lo mejor de lo peor.

Todavía le falta, le falta mucho, aunque el 28 del 12 designó -emblemáticamente-  al frente de RTA, al periodista Jorge Sigal, otrora fervoroso militante del PC en los 70” e hijo de Eduardo Sigal, durante muchos años presidente del Partido Frente Grande  y subsecretario de Integración Económica Americana y Mercosur, sugestivamente cesado en sus funciones por el ex Canciller H. Timerman luego de un confuso suceso.

Mientras transito mi primera dictadura civil/civil, recuerdo los coletazos de la del 55”, donde se prohibía nombrar al Gral. Perón, sus símbolos, sus acciones y la confección de deplorables “listas negras”, por las cuales se arremetía contra músicos, actores, periodistas o lo que fuere. Estimo que a muy corto plazo, la acción se repetirá.

Cerraba María Elena su Canción de cuna diciendo  “Duerme mientras arriba lloran las aves, y el lucero trabaja para la cárcel”  (¿la de General Alvear?). 29-12-2015.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba