N° de Edición 7092
Nacionales

Rescata perros y gatos: una mujer con el corazón en los animales

Perros

Walkiria Sosa Ramos es una mujer que rescata perros y gatos de barrios carenciados y villas que están en situación de riesgo, con muy mal estado de salud y en muchos casos desnutridos.

Analuz Laggiard

ana.laggiard@gmail.com

El maltrato animal es algo latente en Argentina ya que, a pesar de estar sancionada la Ley 14346 que establece y considera como delito penal el maltrato y la crueldad hacia los animales, lo cierto es que no se aplica en su debida forma.

Desde el Estado tampoco existen políticas claras y fundadas para educar y concientizar a la población sobre estas cuestiones, ni tampoco políticas que prevengan el abandono o castraciones masivas para evitar la sobrepoblación animal en las calles.

“Si las herramientas que tenemos se usaran como corresponde, todo sería diferente. Entiendo que necesitamos penas mayores, pero primero imputá, procesá, no archives las causas de maltrato. Hay que educar y aplicar la ley, ahí está la solución”, manifestó Walkiria Sosa Ramos.

Educación y concientización

Así, de no ser por el amor y dedicación de personas como Walkiria, proteccionistas, ONG o voluntarios, la vida de muchos perros o gatos quedaría relegada al sufrimiento eterno en las calles o en lugares donde están presos a merced de la indiferencia de cierta gente.

“Empecé a ir a las villas. En las villas me gusta hablar con la gente porque es la forma de concientizar y la verdad es que me dio resultado porque cada vez que fui a una villa y conversé con gente, siempre hubo quien se interesara porque le dejara el teléfono. Esas son las personas que hoy en día muchas veces me piden ayuda, me mandan foto de algún perrito que tiraron, que vecinos están matando de hambre, cosas así”, dijo.

Y agregó: “Por ejemplo, hace 10 días saque a León de la Villa el Palito gracias a una señora que me avisó. Ese perro estaba siendo terriblemente maltratado por su propia dueña. El estado del animal era terrible, un día más y se moría”.

Compromiso a flor de piel

Walkiria trabaja mucho en barrios de emergencia y en Villa Palito, La Matanza, lugares donde la tristeza y el dolor reina para los animales. De ahí los rescata en pésimas condiciones y a pulmón se encarga de sanarlos y de conseguirles la calidez de un hogar.

“La operatoria de los casos es publicar en Facebook y pedir un lugar para ellos. Yo me encargo de todos los gastos del tránsito y la parte médica siempre la atiendo yo. Apenas los saco de un lugar de riesgo los llevo a un veterinario o al Hospital Escuela que ahí siempre los costos son menores y yo sé que con ayuda o sin ayuda monetaria, siempre voy a atender al animal”.

“Los pongo bien, les consigo tránsito y después los doy en adopción. Encontrar adoptantes responsables demora, yo hago un chequeo previo, no voy directamente con el animal a la adopción. Voy, conozco a la familia, hago las preguntas pertinentes, me aseguro de que haya acuerdo entre todos los miembros de la familia para adoptar al animal”, destacó.

Para que la familia adopte al animal, es condición necesaria que se responsabilice a castrarlo y a darle las vacunas, por eso el compromiso de Walkiria traspasa barreras hasta después de la adopción para asegurarse que el animal está en óptimas condiciones.

“Es muy difícil hacer el seguimiento, me lleva más tiempo hacer el seguimiento que el propio rescate porque muchas veces la gente cuando ya tiene el animal es como que piensan ‘Ah bueno es mío me manejo yo’. Y no es así, tienen que cumplir con lo que se comprometieron”, indicó.

De este modo, aclaró: “Me tienen que mantener al tanto porque de alguna forma siento que ese animal si no hubiera sido porque lo rescaté, no hubiera sobrevivido, así que me siento con un poco de derecho de por vida a saber las condiciones”.

La lucha no termina

Gracias a Walkiria muchos animales en riesgo de vida y sufrimiento, hoy tienen un hogar y una familia que les da amor, pero igualmente son miles los que están puertas afuera bajo la lluvia, con frío, hambre y en pésimas condiciones debido a la no implementación de políticas que prevengan estas situaciones.

“El tránsito es muy importante, tan importante o más que la adopción. Porque un tránsito salva una vida, es decir que ese animal va a tener un techo esa noche si hay alguien que abre su corazón y su casa para tenerlo momentáneamente. No hay que dejarlos solos sufriendo, jamás”, expresó Walkiria.

Contacto para tránsito, adopción o donaciones

Tel: 11 6548 5821

amoredeperros@hotmail.es

 

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close