N° de Edición 7121
Nacionales

Recomendaciones ambientales para prevenir la fiebre amarilla

Prevención de la fiebre amarilla recomendaciones ambientales

Prevención de la fiebre amarilla recomendaciones ambientales

Ciudad de Buenos Aires, 22 de enero de 2017.- En el marco del alerta epidemiológico emitido por el Ministerio de Salud de la Nación, en relación al aumento de casos de fiebre amarilla en Brasil, la Dirección de Fauna Silvestre y Conservación de la Biodiversidad del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable profundiza el monitoreo de los monos aulladores, especie que funciona como centinela de esta enfermedad.

En este contexto, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, que encabeza Sergio Bergman, trabaja en conjunto con las provincias de Corrientes y Misiones; y el  Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico (CEIBA) para fortalecer la red de vigilancia de decesos de monos por fiebre amarilla. Así, se comenzó a analiza el circuito de detección, notificación y diagnóstico de decesos de estos animales por la enfermedad. A su vez, se repasaron los procedimientos en cuanto a los requerimientos de calidad de las muestras para su análisis en el laboratorio y las normas de bioseguridad.

La fiebre amarilla se transmite únicamente por la picadura de su vector, el mosquito, y puede infectar a monos y a personas. Por lo que los simios no representan un peligro para seres humanos. De esta manera, la cartera ambiental recomienda, ante el hallazgo de un mono muerto, informar a las autoridades locales ambientales o a centros de salud más cercanos y evitar el contacto con el ejemplar.

Para más información sobre la fiebre amarilla, comunicarse de forma gratuita con el Ministerio de Salud de la Nación: 0800-222-1002 (opción 2).

Prevención de la fiebre amarilla recomendaciones ambientales

Prevención de la fiebre amarilla recomendaciones ambientales

Ciudad de Buenos Aires, 22 de enero de 2017.- En el marco del alerta epidemiológico emitido por el Ministerio de Salud de la Nación, en relación al aumento de casos de fiebre amarilla en Brasil, la Dirección de Fauna Silvestre y Conservación de la Biodiversidad del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable profundiza el monitoreo de los monos aulladores, especie que funciona como centinela de esta enfermedad.

En este contexto, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, que encabeza Sergio Bergman, trabaja en conjunto con las provincias de Corrientes y Misiones; y el  Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico (CEIBA) para fortalecer la red de vigilancia de decesos de monos por fiebre amarilla. Así, se comenzó a analiza el circuito de detección, notificación y diagnóstico de decesos de estos animales por la enfermedad. A su vez, se repasaron los procedimientos en cuanto a los requerimientos de calidad de las muestras para su análisis en el laboratorio y las normas de bioseguridad.

La fiebre amarilla se transmite únicamente por la picadura de su vector, el mosquito, y puede infectar a monos y a personas. Por lo que los simios no representan un peligro para seres humanos. De esta manera, la cartera ambiental recomienda, ante el hallazgo de un mono muerto, informar a las autoridades locales ambientales o a centros de salud más cercanos y evitar el contacto con el ejemplar.

Para más información sobre la fiebre amarilla, comunicarse de forma gratuita con el Ministerio de Salud de la Nación: 0800-222-1002 (opción 2).

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba