N° de Edición 7361
Nacionales

Médicos se mostraron preocupados por la eliminación del Ministerio de Salud nacional

TESTESTE
Médicos se mostraron preocupados por la eliminación del Ministerio de Salud nacional.

Luego de que se diera a conocer que la cartera se integrará como Secretaría de Estado al Ministerio de Desarrollo Social, los investigadores de la Fundación Soberanía Sanitaria manifestaron que la medida “traerá aparejada una pérdida del poder de rectoría de la política sanitaria nacional”.


Foto: VDP Noticias

El texto firmado por el equipo de la organización dirigida por el exviceministro de Salud, Dr. Nicolás Kreplak, comienza indicando que “la creación de ministerios está relacionada a la importancia que el Poder Ejecutivo le asigna a las políticas públicas de esa cartera”.

Para los médicos, en esta tercera disolución del organismo a nivel nacional       -primera que sucede en un gobierno democrático-, “además de ser elocuente desde lo simbólico, traerá aparejada una pérdida del poder de rectoría de la política sanitaria nacional, hasta entonces ejercido, a pesar de innumerables dificultades, por el Ministerio”.

En este sentido, añadieron que la decisión “fue tomada por el gobierno nacional dentro de un paquete de recortes que implicó el cierre de otros ministerios, como el de Trabajo y el de Ciencia y Tecnología, con el propósito de reducir el gasto público en un mensaje desesperado y un pedido de socorro hacia el Fondo Monetario Internacional (FMI) y a los capitales especulativos, frente a la crisis cambiaria y financiera producida por las políticas neoliberales desarrolladas por el propio Gobierno”.

No auguran un buen pronóstico

Los especialistas explicaron que varios estudios realizados en el mundo indican “los impactos desastrosos que las políticas de recorte generan en la calidad de vida y la salud de la población”.

Y ejemplificaron su postura: “El aumento de la mortalidad masculina en Rusia en los años ‘90, vinculado a los ajustes impuestos al país con la caída del muro de Berlín; las subas en los índices de mortalidad infantil y de las tasas de incidencia de VIH en los ‘tigres asiáticos’, también en los años ‘90, posteriormente a los recortes impulsados por el FMI”.

Asimismo, agregaron una situación reciente como es “el deterioro de la calidad de vida del pueblo asociado a la calamitosa situación en la salud pública de Grecia, que se produjo tras el acuerdo de este país con el FMI”.

“Estos son algunos ejemplos entre varios que se pueden exponer sobre la asociación entre políticas de ajuste y la salud de la población”, afirmaron.

Por otra parte, resaltaron que aún durante la crisis de 2001, el Ministerio de Salud de la Nación permaneció como tal “cumpliendo un importante rol en la salida de la crisis, ampliando, entre otras cosas, el acceso a los medicamentos a partir del programa ‘Remediar’”.

“El caos social y político producido por la crisis del año 2001, vinculada a las políticas neoliberales de ajuste llevadas a cabo por el gobierno de la Alianza, produjo un fuerte deterioro en la salud de la población, reduciendo el acceso a los servicios, medicamentos y empeorando muchos indicadores, como el aumento de la tasa de mortalidad infantil en el año 2002”, recordaron en el escrito.

Creación y tercera disolución

El Ministerio de Salud de la Nación fue fundado en 1949 durante la presidencia de Juan D. Perón, con Ramón Carrillo como primer ministro y hasta este lunes había perdido este rango jerárquico solo dos veces en su historia.

La primera sucedió durante el golpe de Estado de 1955, cuando fue disuelto y sus funciones atribuidas al Ministerio de Asistencia Social.

En este punto, los médicos subrayaron que por entonces “la tasa de mortalidad infantil que había bajado casi 20 puntos entre 1945 y 1955, pasando de 78,1 a 59,4 por ciento, volvió a crecer llegando a 62,4 muertes por mil nacidos vivos en 1960”.

En 1958, el presidente Arturo Frondizi restableció el organismo y la mortalidad infantil “volvió a disminuir llegando a 56,9 por ciento en 1965, durante el mandato de Arturo Illia”.

Sin embargo, un año después se dio una segunda disolución dispuesta por la dictadura de Onganía para incluir sus funciones en el Ministerio de Bienestar Social. En esos años, detallaron, “la mortalidad infantil en Argentina volvió a incrementarse, llegando a 63,1 por ciento en 1970”.

A modo de conclusión, los expertos señalaron: “Hoy no es posible afirmar a ciencia cierta el impacto que tendrán las políticas de ajuste y el cierre del Ministerio de Salud de la Nación promovidos por el gobierno de Mauricio Macri”.

“Sin embargo, los ejemplos a lo largo del mundo y los hechos históricos y recientes vividos en la Argentina indican resultados desalentadores. Desde esta fundación, seguiremos analizando las políticas públicas en materia de salud, ayudando a difundir junto con toda la comunidad los posibles retrocesos y deterioros en la salud pública argentina”, cerraron.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba