N° de Edición 6824
Nacionales

Dos jóvenes marinos del Gran Buenos Aires: Navegando por el Atlántico

Andrea Luque de José C. Paz y Bernardo Collado de Merlo se encuentran a bordo de la fragata ARA “Libertad” rumbo a Georgetown, Guyana. Ambos son guardiamarinas en comisión de la Armada Argentina y están realizando el Viaje de Instrucción por el mundo para culminar su carrera naval.

Andrea Luque tiene 24 años y Bernardo Collado, 23; quieren ser oficiales de la Armada y hoy cumplen el sueño de navegar por el mundo a bordo del buque escuela argentino y culminar con su carrera iniciada hace 4 años, en la Escuela Naval Militar donde eligieron servir a la Patria desde el mar.

La aventura de navegar comenzó el 2 de junio en el puerto de Buenos Aires cuando la fragata “Libertad” zarpó con más de 300 tripulantes. Andrea Luque es una de las 15 mujeres guardiamarinas e integra la promoción 141° del Cuerpo Comando Escalafón Naval como Bernardo Collado.

Ambos tienen las mejores expectativas del viaje, “quiero concentrarme en terminar mi carrera y espero lo mejor de conocer ciudades y cruzar el Atlántico a la ida y al regreso”, contó Andrea, quien desea conocer Marruecos desde chica ya que es profesora de danza árabes. “Estoy feliz, soy embajadora de mi lugar de origen y, además, representamos a toda América del Sur”, destacó.

Bernardo sintetizó: “espero completar los estudios, poner en práctica todo lo que aprendimos, conocer otras culturas y aprender de ellas. Deseo traer todo lo bueno de cada lugar; y creo que Sudáfrica va a ser uno de los mejores puertos, como Portugal y Venezuela, para disfrutar de sus playas”.

Aunque la vocación que eligieron los distancia de familiares y seres queridos en su zona oeste natal, están contentos y se sienten gratificados. Para Andrea fue difícil partir y dejar a su hija Lara de tan sólo un añito, a sus padres, hermanas y demás familiares en José C. Paz.

Bernardo también extrañará a su sobrina Teodelina de un año, hija de su hermana Constanza; como a su mamá María, su abuelo Pedro y familiares de Merlo. “Lo que más extraño es a mi familia y la gente que quiero; pero a Teo es a quien más voy a extrañar durante el viaje. Mi papá falleció cuando tenía 10 años; él era de la Fuerza Aérea y por él tuve ganas desde chico de ser militar”.

Servir a la Patria desde el mar

“Mi padre me enseñó el amor por todo lo que tenemos, querer lo que uno hace y hacerlo bien y creo que ser persona de bien en cualquier profesión es servir a la Patria”, dijo Bernardo. “Hoy la Armada es mi vocación y me gustaría ser aviador naval. Me apasionan los retos, las responsabilidades y la capacitación continua, ya que no nos quedamos con lo que tenemos sino que vamos por más”, agregó.

Andrea abrazó la carrera militar gracias a su mejor amiga, hija de un suboficial principal de la Armada que las motivó a ingresar; además de que su papá es mecánico y adora barcos y aviones. ”Ella no pudo ingresar pero aún seguimos siendo las mejores amigas y recordamos juntas aquellos paseos y excursiones en diferentes destinos de la Armada junto a su papá”, contó.

“Personalmente la Armada es un sentimiento, me hizo crecer como persona y es parte de mi familia, es compañerismo y camaradería”, concluyó la guardiamarina de José C. Paz.

Andrea y Bernardo llevan más de 24 días de navegación y en ese período arribaron a dos puertos: Salvador de Bahía (Brasil) el 14 de junio y Paramaribo en Surinam, el 2 de julio. Aún les restan 5 meses de viaje: Venezuela, Portugal, España, Marruecos y varios puertos del oeste de África.

Durante la navegación continúan instruyéndose y estudiando para incrementar sus conocimientos marítimos y náuticos, como también aprehender la cultura del trabajo en equipo. Realizaron tareas de maniobras de velas; tomaron clases de Derecho Internacional Marítimo y Administración de Cargos; cubrieron guardias; y se adiestraron en el sistema internacional de comunicación por banderolas, entre otras actividades que continuarán durante toda la travesía.

Deja tu comentario:

Mostrar más

Articulos relacionados

3 comentarios

  1. Berni,estoy muy Feliz por todo lo que significa para vos este viaje. Te merecés todo lo que te está pasando y mucho más.Me siento muy orgullosa de ser tu madrina. Te quiero mucho.
    Espero que tengan un lindo viaje.
    Un beso grande!!!!. Adriana, Luciano, Agustín y familia.

  2. Amor de mi vida, me siento muy orgullosa de todo lo que haces día a día y te felicito por este viaje que te super mereces y que cierra una etapa que te ha llevado mucho esfuerzo y sacrificio. Sabe que desde aca estoy esperando ansiosa tu regreso y te deseo lo mejor, recorda siempre que TE AMO y que pienso todos los dias en vos, y que contas todo mi apoyo.
    Te mando muchos besos y los mejores de los Exitos!
    Gi

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close
A %d blogueros les gusta esto: