N° de Edición 6831
Morón

Un sector del massismo se suma al pedido para llegar a un acuerdo con Cristina

La propuesta no es una novedad ni está próxima a concretarse. Pero retumbó más que en el pasado porque esta vez salió del bastión político del Frente Renovador. El intendente de Tigre, Julio Zamora, abogó ayer por un acuerdo electoral entre Sergio Massa yCristina Kirchner.

Un sector del massismo se suma al pedido para llegar a un acuerdo con Cristina
Un sector del massismo se suma al pedido para llegar a un acuerdo con Cristina

«Aspiro a que Massa y Cristina puedan acercarse a una propuesta electoral», dijo Zamora, sucesor del jefe del Frente Renovador en Tigre. «Veo a dirigentes con muchas ganas de armar un frente opositor que incluya a aquellos que en el pasado estuvimos separados», agregó, en declaraciones a El Destape Radio.

Las palabras del intendente coinciden con el planteo que hizo la semana pasada el exjefe de Gabinete Alberto Fernández , articulador clave del armado político de la expresidenta. «Cristina y Massa tienen una misma visión de lo que hay que hacer en el país», dijo, en una entrevista con LA NACION.

En las últimas semanas, desde el kirchnerismo también le abrieron las puertas a Massa el jefe del bloque de diputados y precandidato a presidente,Agustín Rossi , y el titular del PJ nacional, José Luis Gioja.

La postura de Zamora va, sin embargo, a contramano de la posición fijada por la jefa del bloque de diputados del Frente Renovador, Graciela Camaño. «Estamos construyendo una alternativa política distinta al pasado de Cristina», dijo la diputada, en respuesta a Alberto Fernández.

En el equipo de campaña de Massa niegan que se esté gestionando un acercamiento con la expresidenta. No rechazan, de todos modos, que hubo un cambio de estrategia notable en los últimos meses: el jefe del Frente Renovador concentra sus críticas en Mauricio Macri y ya no apunta contra Cristina Kirchner. La línea que separa la intención de seducir el electorado kirchnerista y la de reconciliarse con la dirigencia que responde a la expresidenta es cada vez más delgada.

Por esa línea hizo equilibrio ayer Zamora. «Sergio ha marcado un perfil opositor al Gobierno y ese cambio de estrategia puede llevar a una coincidencia con todos los sectores del peronismo, incluido con el kirchnerismo», dijo. Tenemos que seguir transitando este camino, tejiendo y cosiendo estas alianzas que son necesarias, y si es posible, tener un solo candidato para que compita con la gobernadora [María Eugenia] Vidal», sostuvo, en referencia a la pelea bonaerense.

Cuidar el territorio

Pese a que gobierna Tigre, Zamora no es parte de la mesa chica del Frente Renovador nacional y tuvo otros gestos de autonomía respecto de Massa. En diciembre de 2017, Malena Galmarini, la esposa del jefe del Frente Renovador, dejó el gabinete municipal y volvió a su banca en el Concejo Deliberante. Zamora, por su parte, se reintegró oficialmente al PJ bonaerense, dominado por el kirchnerismo.

La estrategia de Zamora responde, en primer lugar, a tratar de asegurar el territorio: después de caer derrotado frente a Cambiemos en las elecciones de 2017, el intendente lanzó una propuesta de unidad con el resto de los sectores del peronismo. «La idea es que esa experiencia se replique a nivel provincial y nacional», cuentan en su entorno.

En el Frente Renovador no es el único que piensa que el camino a seguir es una alianza con el kirchnerismo. Pero es el primero que lo dice en público. Esa misma postura es compartida por el grupo de dirigentes que dejó el massismo en los últimos meses, como Felipe Solá, Facundo Moyano y Daniel Arroyo.

«Hay un espacio cercano a Sergio que ve que la unidad con Cristina es la única posibilidad de ganarle a Macri. Algunos lo dicen en público y otros lo comentan en privado», dijo uno de los dirigentes que visita más seguido el Instituto Patria.

La propuesta de unidad entre el kirchnerismo y el Frente Renovador también encuentra adhesión entre los intendentes peronistas del conurbano, como Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Gabriel Katopodis (San Martín) y Juan Zabaleta (Hurlingham). Ese grupo echó a correr en los últimas días la posibilidad de que Insaurralde compita como candidato a gobernador.

La estrategia bonaerense, reconocen los intendentes, está supedita a lo que defina la gobernadora respecto de la fecha de las elecciones en la provincia. Si los comicios se desdoblan y, como se especula, se anticipan para junio, la oposición deberá decidir su candidato en dos meses.

Atentos a esa jugada, varios jefes comunales del peronismo asistirán el jueves a la segunda reunión de la comisión bicameral creada para evaluar la posibilidad de un desdoblamiento. Ayer, Solá se sumó a las críticas a Vidal por esa jugada. «Ni la gobernadora de Macri lo quiere llevar en la boleta», dijo, y advirtió que hay un «grupito» de intendentes del PJ que estaría dispuesto a acompañar la propuesta de desdoblamiento.

Fuente:la nacion.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close