N° de Edición 6716
Morón

Morón reza por el eterno descanso de la hermana Nieves

La diócesis de Morón ofreció su oración por el eterno descanso de la hermana María Nieves de Jesús Mealla, perteneciente al Instituto Sagrada Familia de Nazaret, fallecida el sábado 9 de febrero. En 2017, había sido destacada por el Municipio de Morón.

Morón reza por el eterno descanso de la hermana Nieves
Morón reza por el eterno descanso de la hermana Nieves

La diócesis de Morón informó el fallecimiento de la hermana Nieves Mealla, ocurrido el sábado 9 de febrero. La religiosa pertenecía al Instituto Sagrada Familia de Nazaret.

La misa de exequias fue celebrada en la Capilla del Hospital de Morón, lugar de residencia de las religiosas y donde la hermana Nieves sirvió durante tantos años.

En 2017, en el marco de las actividades por el Día Internacional de la Mujer, el Municipio de Morón homenajeó a la Hermana María Nieves de Jesús Mealla, junto con otras nueve mujeres de la ciudad, reconociendo su compromiso social y vocación de servicio, declarándola Mujer Destacada de Morón.

En esa ocasión, el padre José María Recondo señaló, en una carta dirigida a la hermanita: “…Como Capellán del Hospital de Morón, a menudo soy testigo de la huella que aquí ha dejado la hermana, con su trabajo y testimonio. Son muchos los médicos, enfermeros y enfermeras que me preguntan por ella y me expresan el reconocimiento y agradecimiento que experimentan por todo lo que han recibido de ella”.

“Por todo esto, quisiera manifestar la alegría por este homenaje que le ha hecho el Municipio con toda justicia, como así también el gran afecto que siento por ella, y que ella lo conoce bien”, expresaba el sacerdote.

Dios comparte con muchos seres su amor por nosotros y su preocupación por nuestras necesidades. Llama libremente a quien quiere para colaborar con él y la hermana Nieves desde muy pequeña le dijo que sí. A los 15 años ingresó al Instituto Sagrada Familia de Nazaret, una congregación que surgió en nuestro país en la provincia de San Juan, y a los 18 ya era religiosa.

En el año 1929, La señora Ostaciana B. de Lavignolle, quien donó el predio para el Hospital que hoy lleva su nombre en Morón, buscaba una congregación que viniera a trabajar con los enfermos. Arribaron allí nueve religiosas del Instituto Sagrada Familia de Nazaret y se hospedaron en el Hospital. Veinte años más tarde, siendo apenas mayor de edad, se sumó la hermana Nieves para ayudar a los pacientes más necesitados, y nunca más se fue.

De origen salteño, desde pequeña la hermana Nieves sintió el deseo de consagrarse a Dios y atender a los enfermos. Llegó al hospital de Morón para quedarse y allí consagró su vida. Luego de un accidente cerebrovascular, pasó sus días rezando el rosario por los sacerdotes, consagrados, por los que sufren, contenida por sus hermanas de congregación y por el capellán, padre José María.

“El personal del Hospital la recuerda con mucho cariño por su don para acompañar a los pacientes, sin importar el día ni la hora que fuera. Siempre estuvo a disposición, al servicio”, compartió la Hermana Ercilia Rojas, compañera de Nieves.

El reconocimiento, el destacar a una mujer religiosa, es un bien para el Instituto y para la diócesis. “Para mí es un orgullo y un ejemplo para los jóvenes, para que se sientan impulsados a una vida de entrega como la de ella. Que nunca se hizo a un lado, sino que siempre arremetió con todo lo que vino. Es un ejemplo para los jóvenes para entregarse a Dios”, subrayó en ese momento la hermana Ercilia.

Fuente: Aica.ong

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close