N° de Edición 6848
MorónPoliciales

Morón: Lo detienen por robar y descubren que lo buscaban por el crimen de un policía

policial-aprehendido

Morón. Involucrado en una entradera hecha a una fiscal de la localidad de Castelar, tras su arresto, notaron que el sujeto usaba una identidad falsa, porque tenía un pedido de captura por el homicidio de un efectivo policial.

Fue en agosto pasado, cuando la fiscal de Morón Ana Daniela Barrozo, llegaba a su casa de Castelar a bordo de su auto. Un grupo de ladrones le hizo una entradera y hasta amenazó con llevarse secuestrado a su hijo adolescente. Un poco más de dos meses después, lograron arrestar a uno de los delincuentes que participó del robo, pero resulta que usaba una identidad falsa porque lo buscaban desde 2015 por matar a un policía.

Fuentes de la causa informaron a la agencia de noticias Télam que la detención de Walter Daniel Gamarra (23) fue concretada en un domicilio de la calle Forest al 100, de Libertad, partido de Merlo.

El allanamiento fue ordenado por el fiscal Fernando Capello, de la UFI 2 de Morón, la misma donde trabaja la fiscal que fue víctima del asalto, ya que los investigadores tenían el dato de que uno de los autores de la entradera al domicilio de Barrozo se llamaba “Bruno o Maximiliano Bustos” y que solía moverse por la zona de Libertad.

Ante esto, se ordenaron intervenciones telefónicas y tareas de inteligencia que terminaron con el allanamiento y la detención del sospechoso. Es más, en el domicilio allanado se encontraron elementos robados en la entradera a Barrozo, ocurrida el 17 de agosto en Castelar Norte, cuando la fiscal estacionaba su auto Audi A1 y fue abordada por tres delincuentes que la obligaron a ingresar a su casa, donde redujeron al hijo de 16 años de la fiscal, a quien incluso amenazaron con llevárselo secuestrado.

En esa oportunidad, los ladrones huyeron con 1.000 dólares, un televisor LED de 50 pulgadas, una consola de videojuegos Playstation 4, tres smartphones, una tablet y el Audi de Barrozo que luego apareció abandonado.

Luego se pudo establecer que en realidad el imputado utilizaba hace meses una identidad falsa porque con su verdadero nombre, Gamarra, tenía una orden de detención por el homicidio del oficial José Manuel Fernández (30), de la Policía Local de Moreno.

El crimen de ese policía, que además era instructor de tiro, fue cometido el 6 de noviembre del año pasado en su casa de la calle Paysandú al 5600, del barrio La Perlita de esa localidad del oeste bonaerense. Fernández estaba de franco ese día en su casa junto a su esposa y sus dos hijos, cuando escuchó ruidos provenientes de la cocina, donde se topó con tres ladrones que habían entrado forzando una ventana.

El policía no tenía su arma encima, pero se abalanzó sobre uno de los delincuentes, pero uno de los cómplices lo mató de tres tiros con un revólver calibre 38. Por este caso, a seis días del hecho, la policía ya había detenido a un sospechoso de 22 años.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close