N° de Edición 6735
Morón

Massa no piensa en un “renunciamiento” que despeje la candidatura de Lavagna

El tigrense irá a Chubut la semana próxima en el marco de su estrategia de recorrer el país para conocer la realidad de los distintos sectores en las provincias. Qué factor lo haría cambiar de opinión y desistir de una interna.

Massa no piensa en un "renunciamiento" que despeje la candidatura de Lavagna
Massa no piensa en un “renunciamiento” que despeje la candidatura de Lavagna

Mientras aguardan que la incógnita Roberto Lavagna termine de despejarse y el ex ministro de Economía de Duhalde y Kirchner defina si será finalmente o no candidato, los aspirantes del Alternativa Federal, Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto comienzan a mover sus fichas para instalarse con la mayor fuerza posible de cara a la pelea que dará lugar a las PASO que ese espacio del peronismo no kirchnerista pretende realizar para definir quien será la figura con la que buscará en octubre romper la polarización Macri-Cristina y llegar al poder.

Por lo pronto, el tigrense ya avisó que tiene previsto seguir adelante con su estrategia de continuar con las recorridas que viene realizando por todo el país con el objetivo de tomar contacto “mano a mano” con la gente y conocer la realidad del sector productivo, las economías regionales y las pymes de las distintas provincias.

Tras visitar Córdoba el martes pasado, Massa continuará con su “agenda territorial” en Chubut la semana próxima, a la que se sumarán luego sendas visitas a Tierra del Fuego y al sur de Mendoza, según confirmó a El Cronista su jefe de campaña, el diputado Diego Bossio.

Bossio también adelantó que el espacio viene cocinando una “estrategia legislativa fuerte” que irá presentando con el correr de los meses y con la que buscará generar un “efecto sorpresa”, pero que pondrá el foco seguramente en aportar soluciones a la complicada situación económica que atraviesan las pymes y las economías regionales.

Otra decisión consensuada en primera instancia, según supo este diario, es que más allá de cómo se resuelva el candidato a presidente -sigue primando la idea del  “esquema democrático”, es decir, a través de una primaria en la que compitan todos los aspirantes, la disputa será “arriba”. Así, la intención es que los precandidatos lleven una lista común de legisladores nacionales, al menos en la mayoría de las provincias y que sería definida por los gobernadores, según lo conversado esta semana entre Schiaretti y Massa, durante la visita que el tigrense hizo a esa provincia en plan de campaña.

El factor Lavagna

Ahora bien, al margen de estos acuerdos, lo cierto es que la irrupción de Lavagna como eventual postulante presidencial no produjo el mismo efecto en todos los precandidatos y allí sí no hay por ahora una postura unificada.

Mientras Urtubey ya fijó su decisión de no bajarse de la carrera presidencial para permitir la entronización de Lavagna como candidato de consenso, como pretendería el ex ministro que ya avisó que no está dispuesto a participar de una primaria, Pichetto no lo descarta.

Quien no se ha expresado en forma tan contudente sobre este punto es Sergio Massa.

Por ahora, cerca del tigrense insisten en que “la resolución democrática” del candidato de AF es una de las reglas de juego que a priori se fijó ese espacio al momento de su conformación, y enmarcan el “operativo” que impulsa la candidatura del economista -sin competencia interna- en una suerte de “disputa generacional entre la vieja guardia peronista”, que tiene su máxima expresión en Eduardo Duhalde y Luis Barrionuevo, y que se niega a dar paso a las nuevas generaciones, vale decir, los “sub 50” del peronismo blanco, entre los que se encuentran, claro, Massa y Urtubey. Paradojicamente, en ese lote está también el diputado Marco Lavagna, hijo del economista y referente del área del FR.

Para despejar toda duda sostienen, además, que, a menos que Lavagna experimentara un crecimiento en intención de voto en los meses que vienen que lo haga tomar distancia por gran margen de Massa y Urtubey, -algo difícil de conseguir, claro está, sobre todo si Cristina Kirchner se anota como todo hace suponer en la carrera presidencial- “no están dadas las condiciones para un renunciamiento” que lleve al resto de los precandidatos a resignar la interna y encolumnarse detrás del economista.

“Por ahora Massa y Urtubey son los únicos que caminan, que recorren el país, que suman voluntades”, señalan en el espacio. Con todo, aclaran: “Respetamos de manera superlativa a Lavagna; ojalá podamos trabajar en conjunto más de lo que trabajamos ahora”.

Fuente: El cronista.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close