N° de Edición 7412
Morón

Clínica Constituyentes de Morón: “Hay compañeros que están pidiendo para que le carguen una sube”

TESTESTE

El lunes realizaron su décimo primer paro en el año, por los salarios adeudados y condiciones de trabajo en plena pandemia. Su situación es crítica y nadie les da respuesta. Es necesario rodearlos de solidaridad por ellos y por la salud, en una clínica donde se atienden docentes, trabajadores ferroviarios y de otras obras sociales.

Clínica Constituyentes de Morón: “Hay compañeros que están pidiendo para que le carguen una sube”
Clínica Constituyentes de Morón: “Hay compañeros que están pidiendo para que le carguen una sube”

“Es nuestro paro número once, es increíble tener que llegar a esto, que haya compañeros que no llegan a fin de mes o que estén pidiendo para que le carguen una SUBE y por parte de la empresa son palabras vacías que no nos alcanza” dice una trabajadora de la clínica Constituyentes.

La empresa sigue sin dar respuestas y ya fueron muchas las promesas. El Estado tampoco se hace responsable, cuando la salud es un bien social y no un negocio para pocos. Frente a esta situación hay otra salida: “empezar a buscar gente que se sume a nuestra lucha y que se vea que la salud es importante para tener los medios suficientes para poder atender a la gente, que es lo importante y que es lo que le debería importar al gobierno” reflexionaba con Rosana, una de las trabajadoras.

Luego de movilizarse dos veces al Municipio que gobierna Lucas Ghi, sin obtener respuestas, trabajadores de la Clínica están impulsando un petitorio para hacerlo firmar por todos los trabajadores, pacientes y la comunidad de Morón que los apoya. El objetivo es presentarlo en el Ministerio de Trabajo de provincia y en el municipio, para exigir respuestas por su situación y la de los pacientes.

“No puede ser que todavía, ni el gobierno municipal, ni provincial ni nacional, hayan dado respuestas para los esenciales de la salud que no pueden pagar el alquiler ni pueden comer” sostuvo Moisés, de la Red de trabajadorxs precarizxs e informales y miembro de la comunidad que se solidariza con esta lucha.

Y contó que “desde diferentes lugares de trabajo, desde docentes, trabajadores de la salud, trabajadores desocupados con pacientes y vecinos de este barrio seguimos impulsando una campaña de difusión y colecta solidaria porque los trabajadores de la salud nos necesitan”.

Para los empresarios sus ganancias valen más que nuestra vida y la salud, por eso son muchos los sectores que están en lucha, mientras las cúpulas sindicales miran para otro lado y dejan cada lucha separada una de otra y aisladas cuando en común hay fuerza para ganar. Hay otro camino.

La solidaridad de la comunidad y la coordinación con otros trabajadores, es lo que les permitió a los “elefantes” de la salud de Neuquén mantener 60 días de lucha con medidas contundentes y que ni los ataques del gobierno, o de los medios logren quebrarlos. Así lograron un enorme triunfo para los estatales de la provincia.

Así también lo vienen haciendo las y los trabajadores de la clínica San Andrés que junto a trabajadores de la salud como el Larcade, de enfermería, ferroviarios, trabajadores del frigorífico Arrebeef, tercerizados de Edesur y Edenor y de otros sectores, fueron parte del corte en el Obelisco para visibilizar cada voz y salir en los grandes medios de comunicación exigiendo en común a las centrales sindicales de la CGT y CTA que salgan de la pasividad y luchen por las demandas del conjunto.

Fortalecer la coordinación y conquistar el apoyo popular para realizar acciones contundentes que tomen visibilidad, es lo que puede permitir que ganen todas.

Fuente: La Izquierda.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba