N° de Edición 7265
Los palabristas

Palabristas De Hoy Y De Siempre: Miguel Delibes

MAT4 PALABRISTAS (3)

Por: Mónica Caruso.  Tapiales

E-mail: monicaacaruso@hotmail.com

Estimados lectores:

Inexorablemente otro lunes a través de NCO desde un sector de Los Palabristas de hoy y de siempre. Revista literaria que funde y dirijo desde el año 2001. La reseña biográfica de la semana es sobre Miguel Delibes Escritor español.

Nació el 17 de octubre de 1920 en Valladolid.

En 1936, año en que comienza la Guerra Civil española, termina el bachillerato y, al encontrarse cerrada la Universidad, ingresa en la escuela de comercio de Valladolid. Al mismo tiempo estudia modelado en la escuela de Artes y Oficios de su ciudad. En 1938 se enrola voluntariamente en la marina. En el crucero Canarias pasa el año que aún dura la guerra.

En 1941 ingresa como dibujante en el periódico “El Norte de Castilla”, donde da comienzo su vocación periodística. Hasta 1944 no forma parte de la plantilla como redactor. Llegó a ser director de este periódico en 1958 y realizó reivindicaciones sobre campo castellano, lo que le supuso la expulsión del rotativo.

En 1945 gana las oposiciones a la Cátedra de Derecho Mercantil y obtiene plaza en la escuela de Comercio de Valladolid. En 1946 se casa con Ángeles Castro.
Galardonado con el Premio Nadal de Novela en 1947, publica La sombra del ciprés es alargada (1948), Aún es de día (1949), El camino (1950), Mi idolatrado hijo Sisí (1953), La hoja roja (1959), Las ratas (1962), Cinco horas con Mario (1966, cuya adaptación teatral es de 1979), Parábola del náufrago (1969), Las guerras de nuestros antepasados (1975, adaptada al teatro en el 1990), Los santos inocentes (1981, llevada al cine por Mario Camus), Señora de rojo sobre fondo gris (1991) y Coto de caza (1992). La novela Diario de un jubilado (1995) es un retrato irónico y tierno sobre la vida y las relaciones entre dos viejos que alcanzó un gran éxito de público.

Muchas de sus obras tiene que ver con el mundo de la caza: Diario de un cazador (1955), Diario de un emigrante (1958), El libro de la caza menor (1964) y Aventuras, venturas y desventuras de un cazador a rabo (1979) entre otras obras, a las que hay que añadir aquellas que reflejan también su interés por la pesca, el fútbol y la vida al aire libre. Es también autor de los cuentos de La mortaja (1970), de la novela corta El tesoro (1985) y de textos autobiográficos como Un año de mi vida (1972). Pública también He dicho, una colección de ensayos sobre los temas más diferentes.

Además del Nadal, ha recibido el Premio de la Crítica (1953), el Premio Príncipe de Asturias (1982), el Premio Nacional de las Letras Españolas (1991) y el Premio Cervantes (1994).

Miguel Delibes falleció el 12 de marzo de 2010 en Valladolid. El escritor padecía un cáncer del que fue intervenido en los años noventa.

MAT4 PALABRISTAS (1)

Obras

1947 La sombra del ciprés es alargada (Premio Nadal)
1950 El camino
1953 Mi idolatrado hijo Sisí
1955 Diario de un cazador ( Premio Nacional de Literatura)
1957 Siestas con viento sur ( Premio Fastenrath de la R. Academia)
1958 Diario de un emigrante
1959 La hoja roja
1962 Las ratas ( Premio de la Crítica )
1964 Viejas historias de Castilla la Vieja
1966 Cinco horas con Mario
1969 Parábola de un náufrago
1973 El príncipe destronado
1975 Las guerras de nuestros antepasados
1978 El disputado voto del Señor cayo
1991 Señora de rojo sobre fondo gris
1995 Diario de un jubilado
1998 El hereje
Otras obras:

Aún es de día
Los santos inocentes
El tesoro
Madera de héroe
USA y yo
El último coto
Pegar la hebra
Castilla, lo castellano y los castellanos…

Fuente: buscabiografias.com

 

Fragmentos

Miguel Delibes
La sombra del ciprés es alargada

 

 ….”El valle, en rigor, no era tal valle, sino una polvorienta cuenca delimitada por unos tesos blancos e inhóspitos. El valle, en rigor, no daba sino dos estaciones: invierno y verano y ambas eran extremosas, agrias, casi despiadadas. Al finalizar mayo comenzaba a descender de los cerros de greda un calor denso y enervante, como una lenta invasión de lava, que en pocas semanas absorbía las últimas humedades del invierno. El lecho de la cuenca, entonces, comenzaba a cuartearse por falta de agua y el río se encogía sobre sí mismo y su caudal pasaba en pocos días de una opacidad lora y espesa a una verdosidad de botella casi transparente. El trigo, fustigado por el sol, espigaba y maduraba apenas granado y a primeros de junio la cuenca únicamente conservaba dos notas verdes: la enmarañada fronda de las riberas del río y el emparrado que sombreaba la mayor de las tres edificaciones que se levantaban próximas a la corriente. El resto de la cuenca asumía una agónica amarillez de desierto. Era el calor y bajo él se hacía la siembra de los melonares, se segaba el trigo, y la codorniz, que había llegado con los últimos fríos de la Baja Extremadura, abandonaba los nidos y buscaba el frescor en las altas pajas de los ribazos. La cuenca parecía emanar un aliento fumoso, hecho de insignificantes partículas de greda y de polvillo de trigo. Y en invierno y verano, la casa grande, flanqueada por el emparrado, emitía un “bom-bom” acompasado, casi siniestro, que era como el latido de un enorme corazón.

 

Los Santos Inocentes
…¿y qué me dices de tu cuñado, Paco, ese retrasado, el de la granja? Tú me dijiste una vez que con el palomo podía dar juego, y Paco, el Bajo, ladeó la cabeza,
el Azarías es inocente, pero pruebe, mire, por probar nada se pierde,
volvió los ojos hacia la fila de casitas molineras, todas gemelas, con el emparrado sobre cada una de las puertas, y voceó,
¡Azarías!
y, al cabo de un rato, se personó el Azarías, el pantalón por las corvas, la sonrisa babeante, masticando la nada,…

MAT4 PALABRISTAS (2)

Queridos lectores espero que les haya gustado este pequeño vuelo literario.

Recuerdo a los lectores que todos aquellos interesados en publicar material de su autoría en Los Palabristas de hoy y de siempre. Deben enviar sus escritos como adjunto en Word a la  dirección electrónica siguiente: E-mail: monicaacaruso@hotmail.com

Letra Arial 12. Título de la obra, nombre apellido o seudónimo.

Facebook: Revista Literaria Los Palabristas de hoy y de siempre

Que tengan un excelente inicio de semana

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba