N° de Edición 7420
LOGO

Víctor de Gennaro, por un Lanús sin hambre

TESTESTE
Víctor de Gennaro, por un Lanús sin hambre.

El líder del partido Frente Popular, se reunió con el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, a quien le presentó datos emergentes del relevamiento donde plantearon la necesidad de llegar a las 100 mil comidas diarias para combatir el hambre en Lanús.

“Este fue nuestro lema, pero ya terminó la campaña e igual trabajaremos por este proyecto que propusimos en las elecciones”, dijo. Víctor Norberto De Gennaro nació en Lanús el 29 de septiembre de 1948, es un dirigente gremial y social de relevancia en la vida política y social desde mediado de los años ’80.

Se desempeñó como sindicalista y fue electo secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y fue uno de los fundadores de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).

Durante las elecciones del 2011 fue diputado nacional de la provincia de Buenos Aires por el partido Unidad Popular y precandidato a presidente de la Nación por el Frente Popular en las elecciones del 2015.

¿De qué se tratan las 100 mil viandas por un Lanús sin hambre?

“Estamos contribuyendo a un proceso que se llenó de fuerza con este aluvión de votos que el 11 de agosto le dijo basta a Macri y a Vidal, a Trump y a Bolsonaro, a los grupos económicos que le siguen dando batalla a pesar de que, acá en mi barrio, el pueblo de Lanús nos dio una lección importante.

Tenemos que pensar que terminó eligiendo a Fernández y a Kicillof y a nivel municipal a Grindetti, y esa lección hay que seguir escuchando de todos los días como lo que están dando el pueblo mendocino en las calles que sale a defender el agua, la vida.

Como verás, soy parte de un colectivo que se expresa en Chile, que se expresa en Ecuador, que se expresa en Colombia, en Hong Kong o en Irak, pero que se expresa contra los golpes de estados como en Bolivia o contra las políticas usurpadoras de los grandes grupos económicos.

Hemos tomado la decisión de vivir en Lanús libre del hambre que era nuestra propuesta de campaña, pero ahora se terminó la campaña y seguimos haciendo igual porque es la militancia, es el objetivo”.

¿Estuviste reunido con el intendente de Lanús Néstor Grindetti?

“Sí, el 6 de diciembre presentamos en la UNLa (Universidad Nacional de Lanús) un estudio de la realidad en Lanús hecha por encuestadores de las organizaciones populares. Hay algunas experiencias como las que realizaron los compañeros de Barrio del Pie sobre medición de peso y talla.

Pero el tipo de investigación que realizamos nosotros en el cual preguntamos ¿En cuántos lugares se dan de comer? ¿Cuántos compañeros/as se levantan todos los días y la pelean para dar de comer? ¿Cuántas comidas se dan? ¿Cómo la financian? ¿Cuáles son los mecanismos?

Así se empieza a discutir un diagnóstico que en una ciudad como la mía donde hay 230 mil personas bajo la línea de pobreza son el 40% de los 550 mil habitantes lanusenses.

Existe hoy 85 mil pibes que viven bajo la línea de pobreza y cerca de 70 mil son indigentes. Entonces, ¿cuántas comidas se dan? Descubrimos que se dan 36 mil comidas por día de lunes a viernes y los domingos, la mitad.

Al cerrar los colegios, como comentaba Alejandra, cocinera y compañera de ATE, lo dijo con toda claridad, que los pibes los viernes tratan de comer más y los lunes comen más porque el fin de semana no tienen esa posibilidad.

Desde eso hasta saber todo lo que hace falta, como también que hay más de 3500 compañeros que trabajan todos los días para mitigar el hambre en Lanús y que es a través de las escuelas, del financiamiento público a través de Cáritas y de las iglesias, a través de las organizaciones sociales entre esos últimos tres prácticamente es el 90, 95% de los que ofrecen comidas.

Después tenés algunas fundaciones o algunas organizaciones más pequeñas hasta familias dan de comer que hacen su olla para compartir, es impresionante.

Ahí surgió el debate y entendimos que el hambre disciplina y la comida se ha convertido en poder político y nosotros tenemos que terminar con eso, ¡basta de disciplinamiento por hambre! ¡Basta de usar la comida como política!

A partir de ahí comenzar a plantear la construcción de un movimiento, que ya estamos en camino de hacerlo en los clubes barriales, con organizaciones sociales donde ya tuvimos reuniones y estamos marchando hacia ese objetivo.

En eso de demostrar, de ir a ver a todas las organizaciones, también estuvimos en el Concejo Deliberante, nos reunimos con todos lo concejales del Frente de Todos que son mayoría (son cuatro bloques los que integran estafuerza) y el intendente.

El motivo era plantearle la ley que aprobaron, ¿qué se hace con la ley de emergencia? ¿Cómo es? ¿Cómo logramos 100 mil comidas para marzo que es el objetivo que estamos planteando?”.

¿Estaría dirigido a los comedores escolares y comunitarios?

“La verdad que lo que descubrimos y planteamos es que hay miles de necesidades de comida diaria y que no se cumple, ni quiero pensar como sería el estudio en La Matanza o en el Gran Buenos Aires.

Hablamos de mucho, tendrían que duplicar por lo menos lo que dan en los colegios, y triplicar lo que dan las organizaciones sociales, Cáritas o las iglesias y para eso se necesita que la plata de la ley de emergencia vaya a la comida.

Pero además se necesitará nombrar auxiliares de educación, son cientos y miles en la Provincia, habría que pensar cómo hacer porque además se estaría generando trabajo y estaría bueno que continuara hacia el desafío de tener doble escolaridad o jornada extendida como se ha planteado y que es ley, ley que no se cumple ni en Provincia ni en Nación.

Otras cuestiones que se plantea a debate es sobre las cuatro etapas que implica el proyecto de las 100mil comidas, la primera tiene que ver con lo que hay que comer; la segunda etapa se trata de dar buena comida, y en ese sentido es muy importante lo que está haciendo Daniel Arroyo.

Arroyo ya esta pensando que a partir de febrero van a tener en la provincia de Buenos Aires una tarjeta que se utilizará para comprar mejores alimentos y está dirigida a las mamás con niños menores de 6 años, se les dará 4000 pesos y si tiene dos será de 6000.

En una tercera etapa se esta pensando buscar la manera de que los alimentos cuesten menos, para eso hay que discutir la ley de góndola y la ley de comercialización también discutir precios y comenzar a producir alimentos de manera comunitaria

El cuarto objetivo, que para nosotros ya no depende solo de nuestra voluntad sino de la macroeconomía, de Alberto Fernández y del proyecto que está empujando, de Kicillof que plantea que hay que tener una provincia más productiva y hay que avanzar hacia eso, es terminar comiendo cada uno en su casa.

Y a nuestro juicio se va haciendo, la primera arte es dar de comer, pero ya estamos discutiendo que tipo de alimentos, por ejemplo, en la UNLa hay compañeros/as nuestros que empezaron con toda la carrea de nutricionistas.

Están pensando cómo ayudar con eso, cómo se realizará y la tarjeta será un gran impulso, pensemos que solo en Lanús se está hablando de 20 a 25 mil tarjetas”.

Con respecto a la tarjeta, hay familias que tienen más de dos chicos menores de 6 años, ¿cómo sería la ayuda para estos casos?

“Primero tenés que ver que va a ser una tarjeta para todas las madres que están en el censo, que cobran AUH y además se le suma esto (la tarjeta), que también incluye a chicos con discapacidades diferentes, aunque pasen los 6 años.

Seguramente se acomodará para ver como se dará, que yo creo que por un pibe son 4000 y por dos 6000 con más de tres pibes se estará depositando 4000 más otros 4000.

Igual los datos están asentados en el Anses por lo que tampoco tendrán que hacer un tramite extra y la entrega será en los clubes de barrios a través del municipio.

Nosotros tenemos que protagonizar esta pulseada para que los próximos meses arranque, no solamente tengamos la caída, eso que Arroyo califica y para mí acertadamente un desastre, no habla solamente de que hemos tocado fondo sino de un desastre social.

Y ese desastre social hay que parar, decaer, pero además hay que arrancar, por eso esta puesta de que comience a haber consumo, de haber créditos para trabajo, de que empiece a haber movilización y organización popular.

Hay que buscar, hay que controlar y que en el Ministerio de Desarrollo Social hay compañeros/as de movimientos sociales como Movimiento Evita, de la corriente clasista, de Barrios de Pie, de la UST y de la CTA, eso ayuda a tener una visión de lo que esta pasando con la realidad y hay que ayudar a organizarse en cada barrio, en cada territorio que es ahí donde está la pelea”.

Se mira el 2020 con mucho optimismo, lo que en un principio decías de frente nacional contra la pobreza, hoy deberíamos tener un frente para transformar, no para repetir.

“Eso, hay que soñar que estamos construyendo, ya no un frente de pobreza sino construir un frente por la riqueza. El pueblo mendocino está peleando por el agua, es una riqueza inmensa y los otros, que están tratando de ponerle cianuro a la vida de los mendocinos, a los argentinos, están peleando para instalar otra vez la pobreza, el hambre, la miseria.

Ellos se van por las riquezas, nosotros tenemos que defender las riquezas porque ahí esta la herramienta fundamental para desarrollarse, tenemos que ser capaces de construir un país que tenga trabajo genuino y podamos utilizar nuestros recursos, como la minera, la agrícola la petrolera y ahorrar para el país, no para los vivos que se la están llevando”.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba