N° de Edición 7218
LOGO

Vecinos Autoconvocados de la Reserva Natural de Santa Catalina denunciaron un apriete a uno de sus referentes

Vecinos Autoconvocados de la Reserva Natural de Santa Catalina denunciaron un apriete a uno de sus referentes.

El viernes se dio a conocer, a través del Instagram de la organización ambiental, la agresión que sufrió Javier Savoia de parte de un funcionario de la Municipalidad de Lomas de Zamora.

“No te hagas el pelotudo, que acá no soy subdelegado, estoy en mi barrio y vas a ver qué pasa si venís acá a boquear”. Esta es una de las frases amenazadoras que, según los vecinos autoconvocados, esbozó Damián Navarro, subdelegado de Parque Barón.

Además, le advirtió a Savoia: “Ojo con lo que vas a andar diciendo sobre lo que pasó acá”. El vecino que protege a la Reserva comentó esta situación a sus compañeros y, entre todos, escribieron una carta.

“Repudiamos esta agresión y la pretensión, mediante amenazas, de silenciar nuestros reclamos históricos por la preservación de la Reserva Natural Municipal y de la Reserva Natural Provincial Santa Catalina”, indicaron en el posteo en Instagram.

Los Vecinos Autoconvocados van a responsabilizar, “ante cualquier otra amenaza o agresión que pueda sufrir alguno de los integrantes”, tanto al funcionario mencionado como al intendente Martín Insaurralde.

Los conflictos históricosde la Reserva Santa Catalina

En las adyacencias de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora se encuentra una hermosa laguna, perteneciente a la Reserva de Santa Catalina, donde se mezclan pastizales con bosques, y que está protegida por ley desde 2011, pero a diversos actores no les interesa. Los vecinos están en lucha, y expectantes.

Es el caso de la UNLZ y Trenes Argentinos, que anunciaron en junio de este año una obra del ramal Haedo-Temperley del Ferrocarril Roca, que conectaría la estación Juan XXIII con el campus. Esta construcción, denuncian desde la agrupación “Vecinos autoconvocados en defensa de Santa Catalina”, pasará por terrenos protegidos por las normas de protección ambiental, como la de declaración de reserva natural provincial y la de “lugar histórico nacional, provincial y municipal”.

Los vecinos denuncian en su página de Instagram el rol inexistente del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), en la que afirman que “no ha concretado nada favorable entre agosto de 2017 y diciembre de 2019”, y que lo mismo sucedió en 2020.

“El OPDS, o Ambiente Provincia, es el encargado de la aplicación de la Ley de Reservas”, comentan desde la agrupación ambiental. Además, entre sus funciones, “tienen que contratar guardaparques, coordinar con otros organismos del Estado acciones que beneficien a la reserva y, lo más importante, es el encargado de fiscalizar, es decir, es el que debe prevenir e intervenir sobre cualquier acción que degrade el ecosistema de Santa Catalina”.

El no controlar genera impactos negativos en la reserva. Un ejemplo sucedió durante la cuarentena de marzo, donde “hubo seis incendios de pastizal en el sector que posee la empresa Covelia, que afectan la dinámica del humedal”.También, a principios de año, “Edesur cortó árboles en la parte del bosque y colocó un tendido eléctrico sin los correspondientes permisos y sin estudios de impacto ambiental”.

ACUMAR, La excepción

En febrero de 2019, la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), junto al CONICET, “comenzaron a realizar el inventario de humedales de la cuenca, que busca delimitar caracterizar y tipificar, para poder llevar a cabo un ordenamiento ambiental del territorio y una gestión sustentable de estos ecosistemas”. “Visibiliza la reserva y la riqueza natural que posee, a través del relevamiento de flora y fauna”, afirmaron desde la agrupación de vecinos autoconvocados.

La Reserva Santa Catalina fue incluida dentro del inventario, y eso es positivo debido a que “permite contar con información del estado del ambiente, y en qué situación se encuentra la laguna de Santa Catalina, que actualmente está en posesión de la empresa Covelia”.

“Durante la cuarentena, se llevó adelante una mesa de participación virtual con las organizaciones que luchan por la implementación de sitios de importancia ambiental, como vecinos de Ciudad Evita, Laferrere, Laguna de Rocha y Camino de las Flores”, afirmaron, y entienden que “hay una intención de diálogo por parte de ACUMAR y un interés por las áreas naturales de la cuenca”.

Fuente imagen: diarioconurbano.com.ar

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba