N° de Edición 7121
LOGO

Romina Cabana: Instantes, el arte para alimentar el alma

Romina Cabana: Instantes, el arte para alimentar el alma.

Entre los escritores que el día 14 de diciembre estarán presentando su obra bajo el sello de la Editorial Uno del Oeste, se encuentra una referente muy importante de Jujuy.

Reconocida por su labor docente y en varias áreas de su ciudad, Romina Cabana, abre su mundo de pequeños retazos donde muestra instantes de ella misma.

Romina es docente, profesora de enseñanza primaria, con postítulos de Lengua y Literatura, Derechos Humanos e Historia Argentina y Latinoamericana.

Nació en San Salvador de Jujuy, pero adoptó Yuto (Departamento Ledesma, provincia de Jujuy) como lugar de origen, realiza varias actividades como ser parte de la comisión directiva de una asociación civil, trabaja en las Comunidades Originarias de Jujuy, participa en la Universidad Nacional de Jujuy en proyectos de literatura y además es militante política activa.

Por otro lado, participa de la Feria del libro, donde presenta debates y talleres literarias, colaboró en la elaboración del libro Cosas Filosas, es autora de tres canciones del disco Pescando canciones.

Sobre este disco, si bien es autora de Apapacho, Palito, y Sueños, la música pertenece a Andrea Juárez, profesora de música y Licenciada en Ciencias Políticas, Alberto Vargas, profesor de música y Agustina Aranda profesora de música y artista.

El pasado martes 3 de diciembre, Romina estrenó una obra de teatro donde era la protagonista de Cuento Rojo, del libro de Liliana Bodoc Sucedió en Colores.

“¿Cómo fue la obra de teatro que estrenaste?”.

Romina Cabana: “Fue fenomenal, aún estoy con la adrenalina de ayer, todo un tema, el teatro, son otras sensaciones y de eso se trata el arte”.

“Es verdad, te llena el alma de sensaciones. Pero, ¿cómo sigue, fue solo ayer?”.

Romina: “Te cuento, la obra de teatro que presentamos ayer, es parte de un proyecto institucional del colegio donde trabajo, Martín Pescador, parte de ese proyecto que utilizamos fue un cuento del libro de Liliana Bodoc, Sucedió en colores.

Somos un grupo de maestros, que en vez de que nuestros alumnos participen de un acto de cierre de ciclo, somos nosotros, los docentes que tenemos la oportunidad y actuamos para nuestros alumnos.

No soy yo sola en ese montaje, somo todos los profe y compañeros del colegio que nos pusimos las pilas y armamos dos obras magnificas en el teatro Mitre”.

“Generalmente los que hacen el cierre del año son los alumnos”.

Romina: “Sí, pero en esta oportunidad fuimos nosotros quien decidimos hacer algo diferente. Me gustaría aclarar sobre un tema: no soy profe de Filosofía, por ahí la confusión viene porque en el colegio tenemos como proyecto institucional el programa de filosofía para niños y adultos, en el que todos los docentes estamos capacitados para coordinar y gestionar temas de filosofía, pero no es lo mismo que ser profesora”.

“Sí, también la confusión esta porque tengo en mi mano el libro COSAS FILOSAS y entendí que abarcabas el área de Filosofía”.

Romina: “Lo que pasa que Filosofía tiene que ver con el arte y las preguntas, y nosotros justamente coordinamos las preguntas que hacen los niños, y tenemos el privilegio de armar una obra.

Obra que son recopilaciones de pensamientos filosóficos de nuestros alumnos, donde tuve el honor de participar como docente y como coordinadora y rescatar los pensamientos de esos chicos acerca de algún tema determinado”.

“Sobre tu libro, Instantes y en el orden de concepción de la obra, ¿fueron las fotografías o los poemas?”.

Romina: “Mi vida es un arte constante, soy artífice de mi propia vida, entonces a medida que va pasando el tiempo, que va transcurriendo momentos o instantes se puede darse reflejado en versos o imágenes.

Puedo escribir sentires, o emociones o describir momentos o partes de ya sea la escritura en prosa o en verso o bien en la fotografía, en los dibujos, murales, en el arte mosaico, ahora en el teatro, eso también, digamos que es una cuestión muy simultánea, pero tiene que ver mucho conmigo”.

“A eso me refería, unas veces una imagen nos inspira una poesía, otras, en caso de los artistas plásticos, una poesía inspira una imagen”.

Romina: “Lo que fue la diagramación del libro, contiene mucho de lo que escribí durante muchos años, incluso es una recopilación de escrituras que quedaron sueltas guardadas en algún archivo de mi computadora.

Hay dedicatorias e incluso vivencias de situaciones, por ejemplo: iba en el colectivo y me surgió una idea porque vi una situación que me disparó un sentimiento y lo procesé en un escrito.

Instantes es eso, la recopilación de momentos de instantes de mi vida que pude ponerlos en escritos y las fotos también, porque yo siento que en las fotos puedo ver el alma.

Reflejo lo que veo a través de esas tomas de imágenes, es mi alma la que va percibiendo y hace que capture ese instante de la situación y después, los versos, son otra cosa.

Los versos son lo que generó esas imágenes después de un tiempo, las fotos que están seleccionadas tienen un contenido emotivo muy importante, el verso surge a partir de ellas o sirven para representar situaciones que quiero exponer”.

“¿Qué cámara utilizaste para tomar las fotos que ilustran tu libro?”.

Romina: “Yo hice varios cursos de fotografía, pero la verdad es que quise explorar con la cámara las formas, el enfoque; tengo una cámara chica pero que saca buenas fotos, tiene buena definición,pero en ese grupo de fotos seleccionadas hay de las que saque con mi celular.

Tengo fotos instantáneas, no son fotos que saque específicamente, sino que se dieron en el momento justo, me gusta mucho fotografiar y es por eso que cada instante que pasa, porque me gusta el cielo, o el sol, o como amanecieron los cerros nevados en Jujuy, o el atardecer en esos cerros.

Hay muchas cámaras profesionales que tienen muchas funciones al igual que los celulares, pero prefiero no usar esas funciones y si jugar con el obturador, la apertura, la entrada de luz, con el zoom con las partes de la conexión con el objeto que se quiere captar”.

“Muy buena la explicación, en Jujuy la ventaja que tenés que por donde lo mires posee vistas maravillosas, cuando fui a Pucará me emocioné, esa insignificancia del ser humano ante la inmensidad te genera la musa inspiradora desde el alma”.

Romina: “Tal cual, incluso pasa por la energía, es la energía del lugar, de los cerros, el conectarse con la naturaleza, la de sentir el viento en la cara, el sol que quema… ¡Esto es Jujuy!

Si te fijas en el libro hay imágenes de lugares recónditos de Jujuy, lugares que muy poca gente han llegado, por ejemplo, Las Peñas de Ascalte, he sacado fotos del centro ceremonial del antiguo pueblo Qunza que es originario de Jujuy y que conserva ese patrimonio cultural donde adoraban al dios de la lluvia.

Todo lo que hay en ese lugar es magnífico, hay mucha energía, está lleno de cuarzo, se notan los diques que hicieron estos antiguos pueblos para recolectar el agua.

Con esa cultura que no habla de un dios Inti o la Mama Quilla como la cultura andina, pero si un dios de la lluvia, de los gigantes, de los pigmeos y de esos maravillosos lugares.

Así como las fotos mías capturadas son el alma, con esa energía y esa convicción, hay también de El Chaltén, unos de lugares que mas me gusta de Argentina.

También capturé y elegí fotos de mis amores, como la foto del negrito que va a pescar la luna, es el amor que le tengo a mi nieto que es lo mas hermoso que me pudo pasar en la vida.

Todo lo que contas sobre Jujuy para graficar esos instantes esta lo que esta sucediendo en Bolivia, ¿no se si conocen el whipala?, hay un doble discurso en Latinoamérica sobre los conservadores y si el whipala esta o n o esta, si sirve o no, si nos identifica o no.

Es todo un discurso de gente que aborrece la cultura andina y si yo tengo que hablar de mi libro, tengo que decir que es como la whipala. La whipala es un emblema que representa a los pueblos de la cultura andina, es un emblema, no una bandera.

Por otro lado, si se fijan, tiene muchos colores, y cada color tiene un significado y hace al equilibrio y justamente en mi libro tiene que ver con esto, cono lo siento, con lo que creo, los que me conocen, y de hecho en el prologo lo dice, son retazos de lo que soy.

ES todo eso, es mi filosofía de vida, esa armonía y ese equilibrio que encontré después de mucho tiempo, quise presentarlo y tuve la oportunidad gracias a vos, a tu editorial que nos da esa posibilidad de hacer este tipo de cosas”.

“A decir verdad, no tenia como poeta, cuando me hablaste de tu obra y me encuentro con las fotos, es como que una cosa lleva a la otra, me pareció maravilloso”.

Romina: “Es como dije antes, quizás el haber tenido la oportunidad de saber que hay una editorial que para aquellos que quieren publicar, es importante saber que no solo existe grandes editoriales, sino que también hay editoriales independientes que pueden dar la oportunidad de publicar con un mínimo de ejemplares.

Una de las grandes trabas que tenemos nosotros acá en Jujuy es que por ser una provincia chica no contamos con esas posibilidades, y de hecho yo no solo escribo esto que tiene que ver con lo mío, que es muy personal, también lo que tiene que ver con la Pedagogía.

Con las estrategias de enseñanzas, con investigaciones educativas, tengo mucho material para publicar, corrí con la ventaja que fue coordinar con vos que en principio editaste y publicaste primero tu libro.

Del tiempo que nos conocemos recuerdo haber leído algunos de tus textos y de haber hecho algunas intervenciones y saber que era un proyecto tuyo que estaba ahí, que no sabíamos si arrancaba o no.

Y bueno esto de coincidir en el momento justo y poder armar este proyecto y que gracias a la gente que te acompaña que empezaron a recordarme que en diciembre estaba la presentación es como que me motivó, porque en realidad, no era que no lo creía posible, sino que como surgió, me relajé.

Hoy muchos compañeros yamigos tienen cosas hermosas para publicar, la idea es empezar hacer algunas publicaciones y por supuesto que yo no me voy a quedar con este libro solamente, tengo muchos proyectos, y de eso se trata.

A mi no me sirve de nada guardar todo esto si no lo puedo compartir, hoy mis imágenes están recorriendo muchos lados, hay mucha gente que las están viendo y compartiendo, nunca pensé que iba a llegar a tanto”.

“Mirando el libro y el CD, se ve una coincidencia en los colores, sobre todo el violeta.¿Tiene que ver la comprensión de colores cuando compones música o poesía?”.

Romina: “Qué lindo que haya notado ese detalle, en la obra completa del libro no tuve en cuenta, pero es probable que lo haya usado. Mucho antes en mi vida siempre utilicé el color negro, me gustaba vestirlo, pintarlo, hay imágenes en el libro que están pintadas en negro.

Cuando, empecé con el proceso de cambio, que en realidad fue un proceso interno, recuerdo que un día elegí un par de zapatillas de color violeta y sin darme cuenta lo incorporé en otras cuestiones.

Luego con todo este proceso de cambios internos mas la metafísica, por eso hablo de energías, no se si hablar de un ser supremo, pero sí de la conjugación del universo es lo que represento en mi obra.

Y cuando uno está en ese proceso de transformación como la mariposa, el violeta me ha dado esa energía y ese cambio, lo he sentido y lo elegí muchas veces, en la metafísica la llama violeta tiene que ver con la limpieza interior de la trasmutación, del renacer.

“El cambio que hablas viene desde el alma”.

Romina: “Totalmente, además el color violeta está presente en mi militancia, soy militante feminista del paño rosa y el violeta está representada en nuestras banderas.

Por eso me llena de alegría que hallan podido ver ese detalle, incluso en el prólogo mi amiga compañera Alfonsina Sayoud lo dice, ella captó todo lo que quise mostrar.

Una parte de la obra esta inspirada en niños hay una sección que es para los mas pequeños, en realidad son tres poesías que escribí y que son letras de canciones que fue un proyecto institucional del colegio Martin Pescador.

Recuerdo que ese año la consigna era hacer canciones y pidieron a los docentes escribir las letras y la música a los profesores de esa área, cuando me preguntaron en que tiempo podía escribir, en lo que dura un corto entre un turno y el otro (15 minutos) escribí cuatro letras”.

“¿Cuándo estarías presentando Instantes en Jujuy?”.

Romina: “La idea es presentarlo el año que viene en algún evento cultural porque hay mucha gente que lo pide, que ya sabe y después será en la Feria del Libro, a fines de junio en el teatro Mitre”.

Entrevista: Rubén Alberto Paz.

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba