N° de Edición 7218
LOGO

Restricciones por COVID: Las actividades en provincia con horario limitado

Restricciones por COVID: Las actividades en provincia con horario limitado.

Desde este lunes 11 de enero comenzaron a regir las nuevas medidas prohibitorias nocturnas en los municipios de Buenos Aires para distintas actividades con el objetivo de mitigar la propagación del coronavirus.

 El toque de queda se llevará a cabo entre la una y las seis de la mañana en los distritos que aún se encuentran en las fases tres y cuatro, por lo que toda actividad de tipo comercial, artística, deportiva, cultural, social y recreativa están restringidas hasta el 31 de enero, con la excepción de las producciones manufactureras, agropecuarias y todas las definidas como esenciales.

A su vez, en el marco del aislamiento y/o distanciamiento social, preventivo y obligatorio se impondrán multas con un costo de hasta tres mil millones de pesos a todo organizador, participante y dueño de inmuebles en los que se realicen fiestas clandestinas.

Por otro lado, están permitidas las reuniones de hasta 10 personas tanto en espacios cerrados como abiertos y durante la franja horaria establecida no está prohibida la circulación de la gente, además el uso del transporte queda limitado a aquellos que trabajan en servicios esenciales.

El comunicado fue dado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, explicó que se pusieron las mismas restricciones que ya estaban en la Ciudad de Buenos Aires porque hay municipios del conurbano que limitan directamente con Capital Federal y, como consecuencia, fue necesario unificar los criterios.

«La dinámica de crecimiento de los contagios es muy fuerte y el modo de propagación está comprobado que es por contacto. Con lo cual la forma de evitarlo es reducir los vínculos, generar las medidas de cuidado que conocemos”, expresó Kicillof y solicitó: “Mi llamado a la sociedad sería no nos contagiemos antes de vacuna».

A su vez, el gobernador manifestó que las flexibilizaciones se irán dando en relación con la evolución de los datos respecto a los contagios, es decir si aumentan o disminuyen, ya que según él las personas le perdieron el miedo a la enfermedad.

¿Cómo afecta en zona oeste?

 Salimos a recorrer los distintos locales sobre los que recae dicha medida, puntualmente en el Conurbano, para tener la voz en primera persona de los representantes comerciales, dueños, encargados, empleados de estos.

En primera instancia hablamos con el presidente del Centro de Comerciantes de San Justo, Daniel Dauria, quien afirmó: “Toda restricción horaria que prescriba ejercer la actividad a una unidad productiva puede ser letal en épocas pre pandémicas. En pandemia es una sentencia de cierre. Un negocio con la persiana baja sigue generando gastos que son imposibles de cubrir si no genera ingresos”.

“La actividad más perjudicada es la gastronomía que incluye a los salones de fiesta y otras actividades. Por ende, todos los proveedores y rubros que trabajan vinculados a la gastronomía,que son muchos, también padecen está restricción”, sentenció Dauria.

El presidente del Centro de Comerciantes planteó que en necesario tener en cuenta que los gastronómicos fueron de los últimos en poder reabrir sus negocios con un aforo de ingreso mínimoy agregó: “Se presentaron proyectos para los meses de noviembre y diciembre de peatonales transitorias y polos gastronómicos para poder ocupar mejor y de manera más segura el espacio público, pero no prosperaron, salvo la de Ramos Mejía que días atrás fue parte de la publicidad oficial del Municipio.

“Se busca con la medida, evitar la circulación nocturna porque está comprobadoque el contagio se propagó entre la gente joven que suele utilizar la noche como horario de encuentro y de recreación”, opinó Dauria, sin embargo, criticó: “Pero restringir elhorario comercial sin darle la opción de que sea el comerciante el veedor de la medida, genera más daño en lo económicoque en lo sanitario, sin contemplar la cantidad de empleos que están en riesgo.

En suma, argumentó que el Estado debe sentarse con el comercio y escuchar la voz de sus representantes, ya que los comercios cumplieron de manera estoica todas las medidas que implementó el Estado Nacional, Provincial y Municipal.

“Tomar medidas sin comprender que el comercio no contagia, y que el comerciante es parte de la solución, es subestimar al sentido común”, sentenció Dauria y detalló: “El comerciante hizo de todo para subsistir. El que lo logró, se reinventó, se adaptó, se digitalizó, usó el take-away,los Marketplace, y hasta cambió de rubro; pero cuando cierra su negocio, se transforma en un desocupado más y deja sin trabajo a muchas familias”.

¿Qué opinan los afectados?

 En suma, charlamos con los dueños de algunos bares de las zonas principales, tal es el caso de los propietarios del bar “Mercia” ubicado sobre Avenida Presidente Perón 2775 en San Justo y expresaron: “Al final no nos afecta tanto la restricción porque solo es hasta la una. Solemos estar abiertos hasta las tres, por lo que nos saca dos horas de trabajo, más que nada los viernes y sábados”.

“Yo creo que no es la solución que se restrinja el horario, pero supongo que están viendo cómo controlar todas las fiestas clandestinas” opinaron los dueños de Mercia y, en relación con los protocolos y las personas, contaron: “En general la gente respeta los protocolos, pero a veces tenemos que andar indicándoles que para pasar al baño tienen que ponerse el barbijo”.

Viajamos unos pocos kilómetros y nos dirigimos hacia la Avenida Luro, zona comercial en Gregorio de Laferrere, en donde conversamos con Jéssica Brito, encargada de los bares “Garrison” y “Q’ Pinta”, quien manifestó: “Cerrar a la una nos afecta mucho, ya que no es la misma facturación porque vos para sustentar un bar necesitas la materia prima, los sueldos, la luz yel gas que se paga comercial. Pagas un montón de cosas por el hecho de ser del rubro gastronómico y teniendo seis horas de trabajo es casi imposible”.

“En un horario hasta las tres o cuatro de la mañanavos facturas con mucha bebida y eso te salva, pero hoy en día al no poder hacerlo la ganancia es casi nula”, expresó Jéssica y agregó: “La gente está muy mal informada por ejemplo la semana pasada muchos se fueron antes de las 00hs”.

En relación con la medida aplicada, la encargada de ambos bares mostró su descontento con ésta debido a que explicó: “No es que el virus después de la una se propaga másrápido, por lo que cerrar antes no hace que el COVID se corte, sino que lo que va a hacer que se corte el virus es la educación a la sociedad”. Además, resaltó: “Nosotros ya pasamos por la Gripe Aviar, la porcina y somos los más indicados para tomar protocolos porque manipulamos alimentos, bebidas todo el tiempo. Somos personas que siempre trabajamos con protocolos gastronómicos”.

“Garrison” y “Q’ Pinta” fueron, al igual que muchos, bares que permanecieron cerrados por ocho meses y para poder abrir debieron presentar los protocolos ante el Municipio, por lo que son inspeccionados dos o tres veces a la semana con el fin de determinar si cumplen con la cantidad de personas en las mesas, el alcohol en gel, los barbijos, entre otros.

“Decidí comprar barbijos descartables porque no iba a discutir más con los clientes, ya que vienen sin el tapabocas y quieren pasar al baño, cosa que no se puede hacer, pero no le puedo decir a una persona que se tomócinco cervezas que no puede pasar. Hay personas que no entienden que se va uno a la vez al baño,pero hay otras personas que te felicitan por las medidas”, sentenció Jéssica Brito.

Los empleados también responden

 Continuamos recorriendo en la noche la zona comercial de Laferrere y nos acercamos a conversar con los empleados del bar “El Capitán”, ya que también a ellos se les reduce las horas laborales, pero ¿qué pasa con el sueldo y el personal?

“Nosotros éramosmás meseros, debido a que habíamás tiempo y la gente podía entrar más, pero ahora que se redujo el horario en vez de ser cinco se está evaluando que seamos menos, aunque por la política que manejan acá nos van a mantener a todos en tiempos rotativos”, explicó Macarena camarera del bar.

En paralelo, su compañera Melani detalló: “Normalmente estamos abiertos hasta las dos o tres de la mañana, pero ahora cerrando a la una, es decir se pierden tres horas laborales, el impacto de la medida se nota mucho en el tema de la propina”.

“Yo estoy de acuerdo con la medida porque podemos seguir trabajando,aunque si esto sigue y se vuelve a generar lo de antes, ahí si vamos a tener que cerrar y eso realmente nos perjudica porque nos quedamos sin sueldo. Por mi parte prefiero estas restricciones, respetar los protocolos, pero seguir abiertos y continuar laburando”, opinó Macarena y su compañera Melani, quien compartió dicha idea, agregó: “Para mí pusieron las restricciones por las fiestas clandestinas”.

Sin embargo, no todos piensan igual debido a que su compañero Brian se mostró en contra de la decisión impuesta argumentando: “No comparto la idea de reducirnos el horario de trabajo a nosotros porque el riesgo sigue siendo el mismo. Por más que cierres a las 23 o a la una de la mañana, el nivel de gente es el mismo, el espacio que hay entre cada mesa no cambia.Todos necesitamos la plata para llegar a fin de mes”.

“El Capitán”, al igual que Mercia, subsistió en el período de pandemia gracias al take-away y todo ese esfuerzo que hicieron en dichos meses, deben ponerse estrictos ante los clientes para que respeten y cumplan con los protocolos, ya que se enfadan con los empleados cuando éstos les solicitan que se coloquen el tapabocas para ingresar al local según relataron Macarena, Melani y Brian.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba