Número de edición 7770
LOGO

Presentación de la exhibición ¡Buen día, te amo!

Presentación de la exhibición ¡Buen día, te amo!

La exposición con entrada libre y gratuita que se extenderá hasta el próximo 8 de mayo, se lleva a cabo en el Museo de la Cárcova, en Capital y aborda el tema de las infancias

En lo que respecta al ámbito de la salud resulta clave prestar principal atención a los diferentes indicadores que puedan dar cuenta de que el o la paciente puede encontrarse ante alguna posible afección.

En este contexto y en consideración de las patologías que quizás no presentan síntomas o indicadores que se manifiesten desde un principio, se destaca la importancia de acudir a los controles médicos de rutina.

En ese sentido y vinculado con la información a la que tuvo la oportunidad de acceder Diario NCO, se presentó el informe «Otras patologías o condiciones mamarias” desarrollado por especialistas de la Sociedad Argentina de Mastología.

Detalles del reporte

En relación a las diferentes afecciones que aborda el informe, el mismo hizo referencia a los casos de «alteraciones o condiciones mamarias frecuentes que se pueden dar en distintos momentos de la vida».

«No todas son patologías y sólo en algunos casos son señales de alerta de cuadros más graves. Por eso es importante contar con la evaluación de un especialista a tiempo», aclaró la investigación.

En sintonía, el escrito aludió a que «una molestia, un dolor, un bulto desconocido o simplemente un resultado inesperado en un control de rutina. Hay diversas condiciones y alteraciones que una mujer puede experimentar en sus mamas en distintos momentos de la vida».

«Entre las más frecuentes se encuentran la mama densa, la mastitis, la displasia y los nódulos. Cada una tiene características particulares, aunque en algunos casos comparten síntomas. A no desesperar: muchas son benignas y sólo en algunos casos representan una advertencia de una patología más severa», indicó el documento.

 Características de las afecciones

En línea con lo expuesto, el informe de la Sociedad Argentina de Mastología señaló y remarcó que «es fundamental conocer más en profundidad estas condiciones, las formas de detectarlas y su posterior tratamiento»

«Y, sobre todo, respetar dos pautas sencillas: no pasar por alto los controles de rutina y consultar inmediatamente en caso de tener algunos de los síntomas. A continuación, la explicación de cuatro expertos», añadió el documento consultado por este medio.

En relación a las diferentes afecciones, el reporte mencionó en primer lugar la «mama densa» y explicó que “consiste en una condición que se da cuando predomina el tejido glandular por sobre el adiposo en la mama».

Asimismo, el reporte difundido detalló: «Se detecta a través de la mamografía. Si bien no se trata de una patología, puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de mama y al mismo tiempo dificulta su diagnóstico».

“No es una anormalidad ni una enfermedad; es muy frecuente en las mujeres muy jóvenes, mientras es más infrecuente en las mujeres añosas en las que la casi totalidad de la glándula ha sido reemplazada por grasa”, explicó en el escrito el doctor Gustavo Hauszpigiel, miembro de la Sociedad Argentina de Mastología.

De todas formas, el especialista aclaró que “el mayor riesgo (de tumor mamario) no está dado tanto por la densidad mamaria sino por el hecho de ser mujer y por cumplir años (a mayor edad, mayor riesgo). Tener mamas densas indica una mayor predisposición, pero no es sinónimo de que se padecerá la enfermedad”.

Mastitis y sus características

Por otra parte, y vinculado a la afección conocida como mastitis, el reporte informó: «Suele presentarse con cuadros agudos, aunque existen algunas formas crónicas menos frecuentes».

En cuanto a los síntomas, la investigación describió que consisten en «hinchazón, enrojecimiento y dolor mamario. Cuando el proceso avanza y no se instaura el tratamiento adecuado, pueden formarse colecciones, también llamadas abscesos mamarios»

«Estos abscesos se presentan como nódulos bien delimitados y dolorosos. Suele asociarse a un cuadro sistémico de intensidad variable, caracterizado por fiebre y malestar general», puntualizó el estudio.

Asimismo, el documento brindado a este medio explicó que «la mastitis, básicamente se trata de un proceso inflamatorio del tejido mamario, acompañado o no de infección y si bien suele afectar con más frecuencia a las mujeres que están amamantando, también puede ocurrir fuera del periodo de la lactancia».

«El tratamiento primario es con antibióticos. En el caso de colecciones, se requerirá un drenaje con aguja guiado por ecografía y, en algunos casos, un drenaje quirúrgico. En las mujeres que amamantan, la lactancia no debe suspenderse: el drenaje mamario de la leche por la succión del bebé es el más adecuado y eficiente», destacó el escrito.

Displasia mamaria

En lo que respecta a la afección citada, desde la Sociedad Argentina de Mastología indicaron que tiene que ver con «la aparición difusa de nódulos -no localizados, como, por ejemplo, la presencia de un nódulo en particular- y la secreción por el pezón puede ser señales de displasia mamaria».

Asimismo, el informe consultado expuso: «Suele manifestarse con dolor en la segunda mitad del ciclo y la mayor molestia se siente en el cuadrante superior y externo de la mama, ya que esa zona tiene la concentración glandular y está próxima a los nervios de la axila».

“La displasia mamaria más que una enfermedad es una condición de la mama que ocurre en la mujer fértil, mayormente entre los 20 y 30 años”, explicó en el estudio el doctor Luciano Cassab, presidente de la Sociedad Argentina de Mastología.

En cuanto al tratamiento y ya para concluir, Cassab afirmó «que el primer paso, tras un correcto examen, es tranquilizar a la paciente y alejarla de la idea de que se puede estar ante la presencia de una enfermedad maligna».

Fuente fotografía: saludfemenina.net y europapress.es

Te pueden interesar:
https://www.instagram.com/diarioncomatanza

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba