Número de edición 7879
LOGO

Los cambios en el “público recitalero” postpandemia

Postpandemia. 2022 fue un año cargado de shows

2022 fue un año cargado de shows de grandes artistas internacionales en suelo nacional, desde Miley Cyrus y DuaLipa hasta bandas como Green Day y Coldplay.

Por Marco Vandoni

Marcovandoni7@gmail.com

Sin embargo, una constante de las redes sociales a lo largo de varios de estos recitales es la queja de los espectadores sobre la experiencia manchada por la producción y a veces por el propio público.

De cara a un 2023 en donde también se albergarán grandes shows internacionales en Argentina, cada vez más gente se hace eco de las quejas del público que asegura que la música en vivo no se vive de la misma manera que previo al encierro por el Covid-19 que obligó a los shows a suspenderse por dos años. Y este no es solo un fenómeno nacional, sino que está pasando a nivel mundial.

Varios usuarios de TikTok se volvieron virales luego de subir videos de conciertos y festivales en donde recriminan a través de burlas y críticas negativas a la audiencia y al artista no brindar un espectáculo a la altura de sus expectativas.

Algunos ejemplos de este fenómeno fueron el caso de los miles de videos de los shows del neoyorquino sensación de TikTok Steve Lacy, quien en todos sus recitales les pide a sus fans que canten su mayor hit “Bad Habbits” por su cuenta, pero en ese momento se hace evidente que su propio público desconoce la letra de la canción.

La falta de respeto y de empatía

Otro aspecto que los fans señalan de los shows post-Covid es la falta de respeto al artista y al prójimo entre la audiencia. En cuanto a lo primero, cabe remarcar los recurrentes casos de carteles irrespetuosos y fuera de lugar dirigidos al artista con mensajes como “escupime en la boca” o “strokemyass” (acaricia mi trasero, para suavizarlo en español).

Con respecto a la falta de empatía entre los espectadores, posterior a la presentación de los ArcticMonkeys en el Primavera Sound Buenos Aires, en donde también hubo reiteradas quejas a raíz del público, el medio local Pogopedia remarcó a través de un hilo de Twitter: “Nos sorprendió la CANTIDAD de adolescentes y NIÑOS que había adelante en el campo”.

El hilo continuó haciendo referencia al descontrol vivido en el medio del pogo: “Al ver mares de gente desmayada, Algunas vimos gente siendo consciente y pidiendo colaboración a los de alrededor, otros dicen que el público fue una mi3rda”, pues eso hace alusión a los videos que surgieron en donde se nota la poca solidaridad del público que no ayudaba a quienes se caían a su alrededor.

Varios artículos periodísticos de diversos medios extranjeros apuntan este creciente y lamentable fenómeno al crecimiento de redes sociales como BeReal y TikTok. El periodista del medio Vice, Tatum Van Dam, explicó en su artículo que “las redes crearon un espacio para que el artista se comunique con sus fans pero también puede fomentarel crecimiento de relaciones parasociales unilaterales”

La sensación de comunión

El apasionado de la música Kevin Taboada opinó en exclusiva para NCO acerca del tema y habló de una sensación de comunión que se perdió: “Los shows postpandemia fueron un asunto raro desde que se volvieron a hacer, la sensación general es que hay que ir predispuesto a disfrutar el show sabiendo que quizá el marco no nos acompaña.La sensación de comunión que solía haber en los recitales se perdió bastante”

“Quizá antes de la pandemia había un sentimiento más unificado de cómo disfrutar en un recital. Lo que ocurre ahora es distinto: muchas veces mirar a la gente que está a tu alrededor es decepcionante porque te das cuenta de que no están disfrutando el show como vos lo estás haciendo. No se me ocurre un solo por qué, y no creo que esto ocurra en todos los shows”,detalló Kevin.

Taboada luego apuntó hacia los shows internacionales, y su audiencia juvenil por los cambios en los shows en vivo: “Los shows internacionales con audiencias más jóvenes y los festivales que también atraen audiencias muy jóvenes también son más susceptibles a crear experiencias muy dispares entre el público”.

Sobre el comportamiento de la audiencia en los recitales y como condiciona el mismo a la experiencia, el usuario de Twitter con más de 3.000 seguidores aseguró que “el público es una parte vital de los shows, los artistas se alimentan de la energía que emana la gente. Cuando el comportamiento no es el adecuado, afecta el disfrute del show sin duda”.

Público y productora

Kevin también se pronunció sobre los desubicados carteles que se hacen presentes en algunos espectáculos: “Los carteles y comentarios fuera de lugar en los shows son el signo de que mucha gente desea ser más protagonista del show que los artistas. Hay casos donde no afecta y otros donde las faltas de respeto son tan grandes que son imposibles de ignorar”.

Siguiendo por la misma línea, el fanático de la música a su vez se expresó acerca de los fanáticos que buscan viralizarse en las redes a partir de grabar los conciertos: “Yo creo, si bien creo que no tanto acá y espero que siga así, que mucha gente asiste a shows para «documentar» lo que puede pasar. Y no desde un lado bienintencionado o «periodístico» si se quiere, sino para lograr captar algo digno de viralización en las redes”.

Entre tantos otros puntos, Taboada no dejó exentas de responsabilidades a las productoras que proporcionan el marco para que los shows se den de la manera que se dan: “Uno no quiere quedarse con lo malo. Aun así, la responsabilidad viene tanto desde el lado del público como desde el lado de la organización por parte de las productoras., es lo que más se nota.

Te pueden interesar:
https://www.instagram.com/diarioncomatanza

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba