N° de Edición 7121
LOGO

Pablo Pimentel: “Cuando le dije a Norita que iba a Bolivia me dijo que estaba loco”

Pablo Pimentel: “Cuando le dije a Norita que iba a Bolivia me dijo que estaba loco”.

El referente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos La Matanza (APDH) viajó al país vecino, junto con toda la organización, para hablar y escuchar a las víctimas de la represión del Gobierno de facto.

La APDH Matanza, junto con otras organizaciones sociales y de Derechos Humanos, estuvieron en Bolivia para poder hacer un registro un registro de las muertes y abusos que la población sufre desde que se consumó el golpe de Estado contra Evo Morales.

Como bien se supo, una vez que llegaron al aeropuerto Viru Viru en Santa Cruz de la Sierra, fueron interceptados y varios de los miembros separados por la Interpol y policía local que sometió a varios de ellos a interrogatorios arbitrarios y hostiles.

El referente de la APDH, Pablo Pimentel, habló en el programa radial “Marcha Sin Querellas” y aseguró que el nivel de odio que hay en la ciudadanía boliviana es muy grande y que no imaginaban vivir una situación como aquella, a pesar de que habían sido advertidos.

“Nunca había vivido, en mis 62 años, una situación de tanto odio que exteriorizaron los seguidores de Camacho y partidarios de Jeanine Áñez. Evidentemente los militantes del sector golpista sabían el movimiento que teníamos con la llegada a Santa Cruz”, señaló Pimentel.

La decisión de hacerse presentes en el país limítrofe no solo fue consensuada en una mesa de organismos, sino que, aseguró Pimentel, “por pedido de algunas organizaciones de Bolivia, habían planteado que era necesario que haya una organización para que pudieran escuchar y ver lo que pasaba”.

Esto fue lo que determinó que organismos de Derechos Humanos de Argentina hicieran la travesía, pero al llegar no solo recibieron el maltrato de las fuerzas de seguridad ya que también la prensa oficialista fue autora de agresiones contra ellos.

No es grieta, es un cráter

Pablo Pimentel contó para la mencionada emisora que cuando la cofundadora de Madres de Plaza de Mayo, Norita Cortiñas, fue reconocida en el Senado por su labor, él habló con ella para hacerle saber sobre su viaje a Bolivia y lo que ella le contestó fue “estás loco, no vayas”.

“La verdad no nos imaginábamos el riesgo y estando acá uno sí dimensiona la situación está viviendo el pueblo boliviano. Si en Argentina definimos lo que pasó en estos cuatro años es la instalación de esta famosa grieta, acá es un cráter que tiene kilómetros de distancia entre una posición y otra. Y lo más grave es que el posicionamiento de la ciudadanía está muy radicalizado y con una carga de odio que lo demuestran”, agregó.

En este sentido, para el activista es muy difícil que la situación se revierta, ya que es muy grande “el nivel de bronca acumulado que tiene esta gente en todos los 14 años que ha llevado el Gobierno del MAS”. Por otra parte, también señaló que hay una ausencia de la dirigencia y de los sectores sociales y sindicales.

“Creo que van a llegar a un acuerdo, van a poner un día de elecciones y seguramente sea con proscripciones, pero me parece que este cráter que definimos va a ser muy difícil de reconstruir”, opinó y, al mismo tiempo, se refirió también a la actitud de otro actor clave en el refuerzo de dicha “grieta”.

Medios hegemónicos oficialistas

La persecución que sufrieron las agrupaciones de Derechos Humanos argentinos no fue solo de parte de las fuerzas oficiales o de los seguidores de Camacho, también fue la prensa quien persiguió de manera violenta a sus miembros que no hacían más que escuchar a las víctimas de la brutal represión que están viviendo durante los últimos días.

En este sentido, Pimentel relató un hecho particular: “No permiten en absoluto sacar noticias ni el resumen que hemos hecho y una de las cosas grave pasó cuando estábamos en el Senado a visitando a la funcionaria que está en huelga de hambre, estaban más de 25 medios esperándonos que nos siguieron 15 cuadras y un montón de gente estuvo diciéndonos de todo”.

En resumen, si bien hay un cerco mediático para que no se visibilice lo que realmente sucede en las calles de Bolivia, Pimentel aseguró que en su caso los medios rompieron la censura impuesta “solo para denigrarlos como intrusos que fueron a entrometerse en cosas que no les corresponden”.

A pesar de la situación vivida, el referente reconoció y felicitó el nivel de organización que llevó adelante la delegación a la cual calificó como “extraordinaria, fina y muy cuidadosa” destacando, además, la presencia de integrantes que a pesar de ser jóvenes demostraron “entrega y responsabilidad en la tarea”.

Registros de una violencia sin límites

Si el objetivo fue observar en primera persona y escuchar de primera mano los relatos de las víctimas y familiares, la APDH logró su cometido y desplegó una labor impecable. Dividiéndose en comisiones y atendiendo a cada persona con un abogado presente, recabaron toda la información que pudieron para, luego, organizarla en distintos sistemas para seguridad.

“Prestamos el oído, el cuerpo y el tiempo a todas las víctimas y familiares que están muy desolados. Nos decían que la Comisión Interamericana que vino le dieron tres minutos a cada uno para que cuenten qué fue lo que paso y nosotros, al contrario, les hemos dedicado todo un día”, detalló Pimentel.

Los sistemas de seguridad en el guardado de los testimonios fueron necesarios para no exponer las declaraciones y a las personas, en el caso de que sean requisados nuevamente en el aeropuerto. Por tal motivo, el formato papel fue descartado para realizar ese registro.

“Ahora queda canalizar todas estas denuncias que hemos levantado a través de organismos internacionales, darle cobertura a toda la gente que lo está viviendo, gente que ha pedido trasladarse a otro país también”, indicó.

En este primer informe se reconoció el Golpe de Estado y el Gobierno de facto que hoy por hoy se está desarrollando en Bolivia y que atentan, en consecuencia, a las instituciones constitucionales. Además del abuso y atropello de los Derechos Humanos.

Extracto del informe que denuncia la violencia

“Por medio de la presente, los integrantes de la Delegación Argentina en Solidaridad con Bolivia ofrecen a la opinión pública internacional las conclusiones preliminares de nuestra misión de observación sobre la situación de derechos humanos, sociales, políticos y culturales que atraviesa el pueblo boliviano.

Es dable destacar que la delegación estuvo compuesta por un equipo multidisciplinario de destacados profesionales y dirigentes de movimientos sociales que realizaron visitas, entrevistas y reuniones con víctimas de violaciones a los derechos humanos, perseguidos políticos y otros actores relevantes para la cabal comprensión de la crítica situación que se vive en el Estado Plurinacional de Bolivia.

En concreto, se tomaron testimonios de un centenar de personas en una locación segura de la localidad de El Alto, se visitaron domicilios particulares de otras víctimas, se visitaron personas hospitalizadas y se realizaron reuniones en distintos puntos de La Paz con actores de la política y los movimientos sociales urbanos, campesinos e indígenas. La Delegación no pudo realizar la totalidad de las actividades programadas por las amenazas explícitas del Ministro de Gobierno (de facto) Arturo Murillo y el accionar de grupos de choque civiles.

[…]

  1. Violaciones a los Derechos Humanos

Hemos constatado que el sistema represivo montado por el gobierno de facto ha causado decenas de muertos, centenares de detenciones arbitrarias, millares de heridos, innumerables casos de apremios y torturas, violaciones y otros delitos contra la integridad física, psíquica y sexual de las víctimas que son hombres, mujeres, niños, ancianos e integrantes de colectivos vulnerables.

Esta delegación logró constatar la existencia de las siguientes situaciones:

Masacres perpetradas contra población civil:

Sacaba (Cochabamba) con al menos seis muertos, centenares de heridos y detenciones arbitrarias tras el accionar de las Fuerzas Armadas.

Senkata (Ciudad del Alto) con al menos nueve muertos, personas desaparecidas, centenares de heridos y detenciones arbitrarias, consecuencia del accionar de las Fuerzas Armadas.

Desaparición forzada de personas

Esta delegación logró constatar situaciones de desapariciones forzadas de personas a lo que se suma una cantidad importante de personas que se suponen detenidas en dependencias estatales pero cuyos familiares no han podido contactarlas y sobre quienes el gobierno de facto no ha facilitado información respecto de su paradero.

Torturas, violaciones y delitos sexuales

Esta delegación logró constatar situaciones de tortura en espacios públicos y dependencias estatales. Asimismo, constatamos diversos casos de violaciones y abusos sexuales graves propiciados por integrantes de las fuerzas armadas y de seguridad.

Recibimos testimonios sobre estos delitos, en algunos casos de parte de las propias víctimas y en otros casos de parte de otros testigos. El miedo está instalado y los sucesos son muy recientes, lo que inhibe las acciones de denuncia por parte de la población.

[…]

La Delegación redactará y dará a conocer, en los próximos días, un informe completo detallando cada uno de los casos relevados en el marco de la nuestra visita.

Agustin Lecchi / Agustín Mingorance / Alicia Montoya / Aníbal Rubén Mosquera / Carlos Alfredo Juárez Centeno / Carlos Zaidman / Carolina Palacio / Cristina Vera Livitsanos / Daniel Catalano / Diego Morales / Federico Fagioli / Fernando Rey / Gabriela Carpineti / Gustavo Palmieri / Ignacio Andrés / Ismael Jalil / Iván Wrobel / Juan Grabois / Juan Martín Hissa / Juan Monteverde / Juana Marisa Llanos / Leonardo Pérez Esquivel / Lisandro Ulises Arijon / Luis Arias / Manuel Alejandro Rivero / Marcos Norberto Novo / Marianela Navarro / Mario Andrés López / Martín Miguel Ferrari / Mauricio César Rojas Garrido / Natalia Zaracho / Pablo Garciarena / Pablo Pimentel / Roberto Carlés / Samanta Jimena Delgado / Sandra Carreño / Sergio Job / Sergio Smietniansky / Simeón Darian Casimiro / Victoria Freire.”

Fuente de imagen: Jujuy Dice.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba