N° de Edición 7127
LOGO

Necesita volver a Tucumán: con 2 años superó 64 intervenciones y 2 trasplantes hepáticos

Necesita volver a Tucumán: con 2 años superó 64 intervenciones y 2 trasplantes hepáticos.

Cristóbal Kungel es un niño tucumano que, con 22 días de vida, llegó a Buenos Aires junto con su mamá.

Estuvo dos veces en la lista de espera nacional de trasplante y se sobrepuso con éxito. Ya es tiempo de regresar con su familia pero no puede por la pandemia.

En diálogo con «Haciendo Radio”, una producción de Diario NCO que se emite de lunes a viernes de 10.30 a 13 por la 20.20 NCO Radio, la madre de Cristóbal, Rocío del Valle Gerez, expresó su deseo de poder volver a Simoca, localidad tucumana, ya que su hijo tiene el alta médica y están los dos solos en la Ciudad de Buenos Aires.

“Ahora él está espléndido por suerte. La idea sería volver, conocer a sus abuelos, sus tíos, sus primos, todos lo conocen por fotos. A veces es duro asumir esto pero, como le digo a los médicos, me voy a sentir un poco más segura estando en Tucumán”, comentó Rocío.

El papá del Cristóbal se quedó en su ciudad para continuar trabajando y así poder mantener los ingresos y cubrir las necesidades básicas de la familia. “Un año y ocho meses que estoy sola con el nene. El padre va y viene cuando puede, justo ahora con esto de la pandemia no puede venir”, describió.

A su vez, los médicos le recomendaron no viajar por vía terrestre por el riesgo de contagio y todos los controles y restricciones de circulación que hay debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio. Por eso, necesita un avión sanitario que le brinde el traslado desde la Capital hasta Tucumán.

“La obra social me dice que ellos no tienen los medios como para pagar una aerolínea o un avión sanitario para volver”, planteó Rocío y pidió hacer llegar su mensaje a Juan Manzur: “Si se puede hablar con el gobernador sería de diez”.

Otra de las razones por las que su mamá quiere regresar es por la cantidad de casos y el riesgo que hay en la Ciudad de Buenos Aires. Por ejemplo, hoy en Tucumán se registró un solo caso y acumulan sólo 57, mientras que en CABA fueron 522 y 16.292 en total.

“Hablamos con los médicos y me dicen si todo esto no hubiese pasado ya tendría que haber vuelto a Tucumán, pero con todo esto es difícil”, afirmó Rocío desde su hospedaje frente al Hospital Italiano, donde Cristóbal fue operado y realiza sus controles.

La historia de Cristóbal

Después de cuatro meses en coma, el niño entró en la lista de espera de donantes pero se complicaba por necesitaban un órgano pediátrico. “Estuvimos casi once meses hasta que por fin llegó su ángel donante”, recordó Rocío la angustia que pasaron.

El 4 de abril de 2019 finalmente lo operaron en el Hospital Italiano de CABA, con una duración de aproximadamente 14 horas. Sin embargo, luego de dos horas trascurrida la operación, Cristóbal manifestó un estado crítico con una perforación de uno de los intestinos.

“Tenían que someterlo nuevamente ese mismo día que no habían pasado ni 24 horas a otra operación. Le pusieron un stent y así se recuperó en un par de meses ydespués de 13 quimioterapias. Mi hijo ha resistido mucho porque las quimio son muy pesadas”, sostuvo Rocío.

En enero de este año volvió a la lista de espera nacional para un retrasplante: “Otra vez esperar, se me vino el mundo abajo de nuevo”. Por suerte, en marzo llegó su “segunda oportunidad”, como le gusta decir a su madre.

“Si no llegaba en menos de cuatro meses, su hígado estaba muy dañado de tanta quimio de tantas cosas que le dieron, drogas fuertísimas de corticoides, y bueno, como todo pasa por el hígado a él, siendo tan chiquito, lo sometieron a muchas cosas”, describió.

Asimismo, durante la entrevista en “Haciendo Radio”, Rocío contó un diálogo que tuvo con uno de los médicos: “Me dicen ‘mirá, mamá, lo ponemos directamente en emergencia nacional porque, si Cristóbal no consigue un órgano en cuatro meses, nosotros no tenemos nada más para hacer’”.

Afortunadamente, Cristóbal entró el 11 de marzo a las 5 de la mañana y salió casi a las 6 de la tarde y, en 24 horas estaba muy bien, con el respirador pero reaccionó de manera positiva. En una semana pasó a una habitación común y, en 15 días, tuvo el alta ambulatoria.

“En las 72 horas que se espera post trasplante, Cristóbal ya se sentaba y me pedía arroz con carne. Ahora como todo pasa por el hígado a él le cuesta el doble crecer, el doble engordar, el doble aprender a caminar y cosas que antes no hacía las está haciendo”, narra su mamá.

Antes de cerrar la nota en la radio, Rocío enfatizó su pedido hacia el gobernador Manzur y reflejó lo duro que fue para ella afrontar todo a la distancia: “Yo estoy sola con mi hijo acá, su papá está en Tucumán, mi familia está en Tucumán, a veces tomar decisiones sola es muy difícil”.
En ese sentido agradeció a Enrique Burloti, al Grupo Axalan-San Juan y a NCO por acompañarla, y ayudarla a visibilizar su pedido.

No obstante, quiso dejar un mensaje para que la lucha de su hijo sirva para difundir un mensaje hacia la sociedad: “Hay que tomar consciencia de la donación de órganos que es muy importante. Donar salva vidas. Mi hijo tiene otra oportunidad”.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: