N° de Edición 6946
LOGO

Música y género: “históricamente estuvimos silenciadxs e invisibilizadxs”

Música y género: “históricamente estuvimos silenciadxs e invisibilizadxs”.

Ireno Stimpy (voz y guitarra) dialogó con Diario NCO acerca de la banda “Las Grasas Trans”, el estilo particular que lxs identifica, el mensaje que quieren transmitir y la importancia de no acallar sus voces.

Además, mencionó la próxima presentación los días 17,18, 19 y 20 en el Festival por la absolución de Higui.

El proyecto musical nació en enero de 2015  y como advirtió: “Fue vacacionando con amigas en el Sur y en El Delta del Tigre,  hicimos un puñado de canciones con la guitarrita. Y después las llevamos a  una sala de ensayo, ahí formamos la banda y empezamos a tocar”.

El nombre nació en ‘chiste’ por varias cuestiones y como confesó: “Por un lado porque yo estaba comenzando mi transición, soy transmasculina. También porque pensamos que las grasas trans hacen daño. Y porque en una publicidad subliminal ya que la leyenda se encuentran en casi todos los paquetes de los productos del supermercado”.

La música que realizan ha sido clasificada como punk, si bien la agrupación la define como “rock lesbiano deforme” .También tiene tientes del estilo garaje. “No somos músicxs, empezamos a tener una banda sin saber tocar y bueno a lo largo de los años  aprendimos este camino autodidacta”, reveló.

Todxs son integrantes de Buenos Aires, excepto lx baterista que es oriunda de Portugal. Son “Maruncha Charuta” en sintetizador, “Sor Viciosa” que toca el bajo, “Fragata Portuguesa” en batería e “Ireno Stimpy”, voz y guitarra.

Comenzaron los ensayos en el living de lx baterista y luego pasaron a una sala con equipos de amplificación y grabación. En cuanto a sus presentaciones, en un principio organizaban, producían sus propias fechas  y como manifestó:”Invitamos a otras artistxs a compartir el escenario con nosotras y con el pasar del tiempo ya dejamos de organizar movidas y aceptamos invitaciones si nos gusta el lugar o la causa”.

Inspiración y melodías

 En 2016 lanzaron su disco “Pandemia Lésbica” con 15 canciones donde algunas de ellas son: “Hongo nuclear”, “Trata de tabaco”,  “Zarpada gorda torta”, “Dónde está la peluquera”, “Resaca asesina”, “Muerte y destrucción”,  “Horda de lesbianas”,  “Maldita boca deforme”,  entre otras.

El primer tema que cantaron fue “No es mi amiga mamá”,  mientras charlaban de sus experiencias de salir del clóset y de la invisibilización de sus familias acerca de su lesbianismo.

Sus letras abordan los problemas que atraviesan con su gente más cercana, las situaciones que pasaron en el colegio o con la doctrina católica y momentos de la vida misma.

Con respecto a los temas que más lxs movilizan o más les gusta tocar, lx guitarrista nombró, “Hordas de lesbianas” y “No es mi amiga mamá” porque son   las canciones que más conocen, dónde hacen pogo y donde también hay mucha rabia exteriorizada acerca de esa invisibilización.

“A mí personalmente me gusta mucho cantar ambas porque significa exteriorizar esa bronca a través de la música. Otra que me gusta es “Nadie la quería”, que nosotras si la queremos a la canción porque es oscura, triste y está dedicada a nuestras amigxs ‘darkis’”, opinó.

Estética y estilo

 Se inspiran en posters de películas de ciencia ficción de los años 50’ y utilizan vestuarios, máscaras (hechas con cartapesta) y luces audio rítmicas. Además siempre convocan a alguien a performear en el escenario, por eso,  a lo largo de sus presentaciones fueron acompañades por amigxs malabaristas, bailarinas de flamenco, guitarristas, cantantes, gente del público, etcétera.

“Siempre salimos con máscaras y vestuario particular porque nos ayudó a lidiar con el miedo a la exposición en un principio y también, ya que queríamos tener una impronta visual que llamara la atención”, reveló.

Todo es creación propia, por ende como plus diseñan, imprimen y venden sus propias remeras. “Realizamos pines, stickers, parches. También hicimos el arte de tapa de nuestro disco, los flayers de las fechas. Hay mucha autogestión en nuestro proyecto como banda y lo reivindicamos siempre”, advirtió.

Las máscaras por lo general siempre son en alusión a monstruos y animales, en el caso de Ireno utiliza una de paloma porque le gustan las aves. Después cuentan con caretas de una araña, un zorro y un alíen psicodélicos.

Sus conciertos

“Las Grasas Trans”, suelen presentar en movidas transfeministas, en festivales y causas.  La próxima  será el  17, 18, 19 y 20 de febrero en “El tribunal” de San Martín, donde junto  con otras bandas exigirán la absolución para Analía De Jesús (Higui).

 Cabe recordar que los hechos por los que se la juzgó a Higui sucedieron el 16 de octubre de 2016. En el pasillo de una vivienda del barrio de Mariló, San Miguel, Higui intentó defenderse de una patota de varones que la atacó por ser lesbiana.

Lo ocurrido se hizo público en diciembre gracias a distintas organizaciones que denunciaron irregularidades en el proceso. Así De Jesús terminó detenida y acusada de homicidio simple, sin que  se tomara en cuenta su testimonio,  ni se considerara la defensa propia.

 Vía de escape

Para Ireno la música  ocupa un lugar importante en su vida ya que lx acompañó  en los peores y mejores momentos.  “Creo  que es una de las formas de expresión artística  que más me moviliza  y me toca las fibras sensibles. Me permitió  canalizar a través de la creatividad, las letras, melodías y los ritmos”, argumentó.

“Es una manera hermosa de transmitir sentimientos,  ideas,  pensamientos,  emociones y es muy liberadora. Es uno de los artes más maravillosos que existen”, agregó.

Siempre hicieron mucho hincapié en visibilizarse como banda de lesbianas y como señaló:” Esto fue una decisión política ya que durante nuestras infancias y adolescencias no tuvimos referentes,  ni nadie con quien identificarnos; ni a nivel internacional, ni regional, ni territorial”.

Buscan darse a conocer a través de sus historias y vidas cotidianas de una manera bastante simple sin tratar de ser rebuscadas o de tener muchas metáforas, pero sí utilizando la ironía.

Crearon un fanzine que se llama, ‘Todos podemos tener una banda’,  porque esa es la idea que quieren transmitir. “No  se necesita ser músicx para hacer música. Nosotrxs empezamos tocando  instrumentos sin saber, muy de abajo y con el tiempo adquirimos conocimientos. Lo esencial es que uno puede juntarse con amigxs,  organizarse, hacer una banda y salir a tocar”, aludió.

Para aquellxs interesados pueden ingresar a las plataformas digitales como ser, Youtube, Bandcamp, Spotify y a Instagram, @lasgrasastrans. Para culminar Stimpy transmitió el siguiente mensaje: “Es fundamental dejar de callarnos y empezar a tomar espacios, escenarios y a levantar nuestras voces que estuvieron históricamente silenciadxs”.

Fotos: Caro Reynoso, Eme Romero

 

 

 

 

Facebook Comments

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close