Número de edición 7726
LOGO

Milagro Sala le respondió a Hugo Yasky

Milagro Sala le respondió a Hugo Yasky

La dirigente social, actualmente cumpliendo prisión domiciliaria en su hogar de Jujuy, compartió un video de agradecimiento con el titular de la CTA, Hugo Yasky, tras mencionarla y pedir por su liberación en el plenario de sindicatos en Avellaneda, que compartió con Cristina Fernández de Kirchner y el ex Intendente del municipio, Jorge Ferraresi.

Por Carolina Caramadre

carolinacaramadre@outlook.com

El Diputado Nacional y Secretario General de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), Hugo Yasky, se mostró en solidaridad con Milagro Sala, mencionándola y teniéndola presente, como así también su situación de «presa política».

«Y acá están entre todos y todas para nosotros hay también una compañera que no quiero dejar de nombrar, que ahora estaría acá con nosotros, la compañera Milagro Sala. Le mandamos desde acá, Milagro, seguramente estará mirándonos, un abrazo fraterno, para volver a reclamar su libertad», expresó Yasky en medio de su discurso, y añadió; «Para Milagro la Libertad, así es, y vamos a seguir peleando para que Milagro vuelva a estar libre».

Yasky también elogió a Cristina Fernández de Kirchner quien estaba sentada a su izquierda encabezando el plenario. «Cuando uno tiene autonomía de clase elige dónde se para en un conflicto y no es neutral. Y por eso nosotros somos parte del Frente de Todos, y por eso reivindicamos a Cristina Kirchner como la figura más importante de la política en todos estos últimos años.

Eso es bien de nuestras marchas y de nuestra alegría y nuestra fuerza, porque nohay que perder la alegría. Ninguna lucha tiene sentido si además no le ponemos la alegría, si no le ponemos convicción, si no le ponemos amor. Por eso están demostrando las mujeres ser mejores en la conducción política. Además de otros atributos», sostuvo el titular de la CTA.

El video que grabó la dirigente jujeña

Milagro Sala se grabó y compartió el video para llegar a Hugo Yasky y Ricardo Jaime. Rápidamente se viralizó y alcanzó miles de reproducciones en las redes. El objetivo fue responder a semejante mención en un acto tan importante. Se mostró agradecida y en solidaridad con Jaime por su situación actual.

“Hola, buenas noches compañeros y compañeras, quería agradecer al plenario de la CTA que se hizo en Avellaneda, y también quería agradecer al compañero Hugo Yasky, por tenernos presente a los presos políticos del país y a quien les habla”, expresó la líder de la Tupac Amaru.

“Sé que cuando hablan de Milagro Sala hablan de todos los presos políticos del país”, se referenció Sala, y añadió; “También quiero mandarle un fuerte abrazo y toda mi solidaridad al compañero Ricardo Jaime, los que la estamos pasando mal sabemos cuánto uno sufre no poder estar con la familia, cuando la familia más lo necesita”.

Por último, dejo su mensaje más claro: “Simplemente basta de presos políticos en el país, fuerza compañeros”.A continuación, un resumen del entramado de procesos que le permiten a Morales exhibir la detención de Sala como un gran logro de gestión:

El 16 de enero de 2016, luego de estigmatizar durante años a la organización barrial Tupac Amaru, el gobernador Gerardo Morales logró la detención de su principal referente, Milagro Sala, por organizar un acampe en la plaza principal de San Salvador para exigirle que respondiera a los pedidos de audiencias de miles de cooperativistas.

Desde entonces, con gran parte del poder judicial de Jujuy subordinado a sus objetivos políticos y ante la pasividad de la Corte Suprema de Justicia, el flamante presidente de la Unión Cívica Radical (UCR) despliega con éxito un tenaz proceso de persecución, criminalización y hostigamiento contra la dirigente social y contra la Tupac.  Esta situación, le valió al Estado argentino una denuncia del CELS y de Abogadas y Abogados del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (Andhes) ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

“Causa de los huevos” (2009)

Es la única que tramitó en la justicia federal. En octubre de 2009 el entonces senador Morales denunció una agresión a huevazos por parte de militantes vinculados a Sala durante una conferencia en el Consejo de Ciencias Económicas. Pese a que nunca se probó la relación de los autores del escrache con Sala o con la Tupac, el juicio oral a fines de 2016 concluyó con su condena a tres años de prisión en suspenso como instigadora del delito de daño agravado, por la rotura de siete vidrios.

El fallo se basó en un único testigo, René Arellano, quien ocultó que era empleado de Morales, igual que su hijo y sus respectivas parejas. En el juicio se reveló que “Cochinillo” Arellano recibió 822 mil pesos de origen desconocido en los meses previos a la declaración.

En junio de 2017, en el marco de la campaña electoral, los jueces de la Cámara de Casación Gustavo Hornos, Mariano Borinsky (asiduos visitantes a la quinta presidencial de Olivos) y Juan Carlos Gemignani confirmaron la sentencia y ordenaron agregar la condena por amenazas, delito por el que había sido absuelta. En agosto último, la Sala IV de Casación concluyó que la acción por amenazas estaba prescripta y la de daños extinta, por lo que corresponde el sobreseimiento definitivo de Sala.

“Causas (PLURAL PORQUE SON DOS) por el acampe” (2016)

La protesta que originó la primera detención se investigó en paralelo en sedes penal y contravencional. El 29 de diciembre de 2016, el juez contravencional Matías Ustarez Carrillo (un funcionario administrativo designado ese mismo año por Morales) condenó a Sala y a la Tupac por la ocupación del espacio público a pagar una multa, clausuró la sede de la organización por tres meses e inhabilitó a la dirigente por tres años y tres meses para integrar sociedades jurídicas y asociaciones civiles, sociales, culturales y deportivas.

En resumen, la proscribió hasta el final del mandato de Morales. Poco después otro juez declaró la nulidad de ese juicio porque se aplicó un Código que entró en vigencia tras el inicio del acampe. Ante el rechazo de la doble persecución, Morales recurrió al Tribunal Superior de Justicia, que en julio pasado confirmó la nulidad de lo actuado.

En el proceso penal, en tanto, el único movimiento del expediente fue un pedido del fiscal para que se dicte el sobreseimiento de todos los imputados excepto de Sala. La causa se elevó a juicio en mayo de 2019 y todavía no tiene fecha de inicio. La detención por ejercer los derechos a la libertad de expresión y de protesta es “el ejemplo máximo de la criminalización de una persona defensora de derechos humanos”, destacaron el CELS y ANDHES.

“Causa de las bombachas” (2014)

En octubre de 2014 dos policías acusaron a Sala de amenazarlos por teléfono con poner una bomba para frustrar un procedimiento en el que estaba injustamente demorada la hija de una compañera, tras denunciar el robo de mercaderías (bombachas) que se exponían en una feria.

Diez meses después, con la causa en manos del fiscal Gustavo Araya, una de las presuntas víctimas, la comisaria Ángela Cabero, pidió ser querellante con el patrocinio del hijo homónimo de Morales y de su abogado Luciano Rivas. La defensa de Sala pidió una mediación para evitar el trámite penal pero fue rechazada: Araya insistió en llevarla a juicio mientras en los medios sugería que Milagro se negaba a declarar. En diciembre de 2017 el Tribunal en los Criminal 2 absolvió a Sala pese al esmero del fiscal, que omitió producir la prueba que aclaraba puntos oscuros de su acusación y –en línea con Morales– fundó su acusación en prejuicios y hechos ajenos al caso para construir la imagen de Sala como enemiga pública de la provincia.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba