Número de edición 7886
LOGO

Racanelli: “La premeditación no existe, para mí”

Racanelli opinó: “Yo si fuera Tomei, que creo que lo va a hacer, va a dirigirse a un preterintencional

El letrado en la segunda parte de la entrevista que dio al programa No te duermas, se refirió a la instancia de alegatos del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa y aseguró que la defensa apuntará al homicidio preterintencional con una pena mínima.

Por Rocío Viveros

Rocioviveros14@gmail.com

Miguel Racanelli, abogado, dio una entrevista telefónica a No te duermas, el viernes pasado, el programa radial transmitido por Radio Hexa, de lunes a viernes, de 10 a 12, coproducido por Periódico SIC y Diario NCO, donde se explayó sobre las tres condenas que podrían recibir el grupo de rugbiers acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa.

Esta semana comenzarán los alegatos, tanto de la parte del particular damnificado y la defensa, para que el tribunal, finalmente, decida la calificación y la pena que se le dará a los ocho imputados el día 31 de enero, fecha en la que se encuentra prevista la lectura del fallo.

El letrado explicó que los jueces, hasta el momento, tienen las pruebas suficientes para contemplar la pena máxima, perpetua; el homicidio simple y el homicidio preterintencional, que,de acuerdo a lo explicado por el mismo, consiste en que hubo intención de lastimar, pero no de asesinar, como así también recalcó que los jueces deben abstraerse cualquier tipo de presión social o mediática.

“Sabes lo que hay que hacer, fácil, crear una nueva figura dentro de lo que es el homicidio agravado y agregar otro inciso, ¿Cuál es? La pelea a la salida de los bares, de los boliches, de las canchas o donde ocurriera una muerte, perpetua y se terminó”, expuso Racanelli.

¿Hubo o no intención de matar?

Al ser consultado sobre las pruebas que determinen si hubo o no intención de asesinar a Báez, respondió: “Es finito el hilo. A ver, primero, uno ve golpes, es una golpiza que no sécuántos seguros dura, porque no me acuerdo, porque no me acuerdo, yo lo estuve viendo, creo que son, es menos de un minuto me parece, pero hay que ver cuanto golpearon cada uno. Es decir, si realmente la intención era matar o lastimar, que se yo, darle una paliza como para que no se levante”

Por lo que el letrado añadió que “eso es muy difícil, con un perito psicólogo que nunca lo vas a descubrir, porque un tipo con una sesión de 40 minutos, es una mentira eso, es otra de las mentiras que tiene la justicia. Viene un perito, habla con un tipo cinco minutos y ya le saca un perfil, cuando a vos un psicólogo te tiene que tener, por lo menos, dos años y con una sesión semanal para, mas o menos, determinar cuál es su problema o su carencia”.

“Estos en 20 minutos te sacan un perfil psicópata, asesino, que ya tiene el cliché armado, toda una mentira. Tenes que tener el perito de parte, el perito de parte tan mentiroso como el oficial porque, tampoco, en 20 minutos, media hora, te va a sacar un perfil. Entonces, es toda una mentira eso de los peritos psicólogos, psiquiatras”, aseguró el letrado.

A su vez, comentó que “es tan fino que puede darse para cualquier lugar, si me preguntan a mi como abogado y yo te digo, para mi no da, pero imagínate que le dan perpetua. Para mí, la perpetua tiene que estar para dos o tres tipos, nada más, ese Cinalli, Thomsen y uno de los Pertossi, para mí, por lo que escuche”.

A la espera de los alegatos

Racanelli opinó: “Yo si fuera Tomei, que creo que lo va a hacer, va a dirigirse a un preterintencional, acordate lo que te digo, y va a pedir una pena baja, el preterintencional tiene una pena mínima, 3 a 6 años. Te doy un ejemplo, le das una trompada a un tipo en la calle porque te peleaste, cae, pega la cabeza contra el cordón y se muere, ¿tuviste intención de matar? No”.

Como así también argumentó que “si le hubieran pegado con un palo, si lo hubieran apuñalado, o con una barreta de hierro, ahí si hubiéramos estado hablando de que había intención de matar, pero las piñas y las patadas. Yo los escuche a los pibes, no los escuche, leí lo que dijeron y apuntaban a eso, nunca tuvo intención de matar”.

“La premeditación no existe, para mí. No hay mensaje entre ellos ‘vamos a buscarlo’, ‘ahí lo vimos’, no. Lo vio uno, pum, le pego y fueron los otros a pegarle, pero también Fernando le había pegado a uno de ellos adentro del boliche, eso lo dijo un custodio del boliche”, expresó el entrevistado.

Por último, declaró: “No voy a justificar a los otros, porque son unos asesinos, pero el pibito tampoco se quedó atrás, dentro del boliche. Y si, realmente, el se hubiera dado cuenta de con quién se estaba metiendo, se hubiera ido del boliche, y se quedó ahí tomando un helado pobre y lo engancharon justo”.

Te pueden interesar:
https://www.instagram.com/diarioncomatanza

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba