N° de Edición 7094
LOGO

La verdadera lucha no es la del conocimiento contra la ignorancia, sino la del pensamiento crítico contra el pensamiento alienado

La verdadera lucha no es la del conocimiento contra la ignorancia, sino la del pensamiento crítico contra el pensamiento alienado.

Cientos de personas se agolparon en las calles para manifestar su desacuerdo con el Gobierno oficialista.

No cabe duda de que muchos de sus reclamos son de orden legítimo, pero pareciera que las demandas concretas ceden su lugar a discursos preformados, alimentados por un odio que tiene sus bases en conflictos poco relacionados con los fenómenos actuales, o bien, incentivados por un grupo con intereses particulares. ¿Qué lectura podemos hacer sobre estas manifestaciones?

“No hay hechos, solo interpretaciones”

Esta Frase de Nietzsche, tomada por Foucault para elaborar sus desarrollos sobre el poder, es certera y contundente. La percepción de la realidad requiere de una interpretación del sujeto sobre ella, ciertamente es una función cognitiva que busca adaptarse a los fenómenos objetivos del entorno, pero claramente sesgada por la subjetividad de cada individuo.

De este modo, la objetividad plena puede considerarse perdida desde el inicio. Las vivencias, los recuerdos, los prejuicios y preconceptos, el sentido de pertenencia, los vínculos y los dispositivos de poder que circundan en su entorno son los que guían al sujeto en su camino para la construcción de sus interpretaciones.

Las biopolíticas concretadas bajo la forma de ciertos dispositivos conforman lo que se considera conocimiento para el sujeto.  Las escuelas, religiones, universidades y medios de comunicación, entre otros, cincelan el pensamiento dándoles una forma intencionada para constituir el orden de las cosas.

Este conocimiento en sí no es objetivo, sino que tiene claros propósitos de producción subjetiva. Todo sujeto constituye su parecer sobre los hechos con relación a lo que ha vivido bajo estos dispositivos. Y en muchos casos, sin interrogarlos o interpelarlos de ningún modo.

Pensamiento alienado. El lenguaje como dispositivo de poder

Para Jacques Lacan el sujeto es el resultado de un lenguaje que lo antecede, que ya fue pensado. El pensamiento del sujeto nace fuera de sí mismo, En Otro lado, los sentidos que constituirán su vida son proveídos por el exterior y solo secundariamente son adoptados como propios.

De esta manera un individuo cree que sus pensamientos son suyos, pero constantemente puede estar reproduciendo un modo de ver el mundo que le fue otorgado por su familia, su madre y su historia en un primer momento, y que posteriormente será reforzado por aquellos que convaliden su pensar.

Aquí podríamos ubicar el recinto del pensamiento alienado. Su función, al ser constituida bajo los sentidos ajenos, pero aceptada como propia, se opone a cualquier interpelación. El sujeto no duda de lo que dice, a pesar de que él no haya sido el que lo pensó. Por lo tanto, aceptará sin crítica alguna las palabras de cualquier representante que otorgue figurabilidad a su modo de ver las cosas.

¿Pero dónde se halla el odio en este mecanismo? ¿De qué modo el odio se hace parte de nuestra manera de ver el mundo?

El juicio de realidad y la posible génesis del pensamiento del odio

Para Freud,  el juicio de realidad es la función que le permite al sujeto discriminar el mundo exterior del mundo interno. Esta se ejerce desde el nacimiento, pero no del mismo modo durante todo el desarrollo del individuo. En cierto momento el yo del niño distingue los elementos de su mundo bajo el principio del placer, incorporando dentro de sí lo que le resulta placentero, enjuiciándolo como bueno; mientras que expulsa de sí todo aquello que le resulta displacentero, valorándolo como malo. Este modo de pensar puede causar mucha satisfacción, pero también un gran pesar y angustia.

La psicoanalista Melanie Klein indica que en este tiempo el sujeto ejerce toda una serie de pensamientos persecutorios alrededor de este modo de ver el mundo. Tiene pensamientos de odio contra aquello que le causa displacer, muchas veces ataca a las representaciones odiadas y las agrede, de este modo espera ser agredido y perseguido por estas.

¿Podríamos ubicar en este tiempo de vida tan primario e infantil el génesis del pensamiento que valora a aquello que nos causa displacer como malo, haciéndonos creer que no es parte de nosotros, y solo identificándonos con lo que nos parece bueno y placentero? ¿Será que esta función tiene prevalencia en nuestro pensar en la adultez y que, por lo tanto, somos fuertemente susceptibles a ser manipulados por figuras  que embellecen sus discursos diciéndonos solo lo que deseamos escuchar?

Pensamiento crítico

Según las formulaciones de Freud, existe una función del juicio de realidad que es posterior a la nombrada, que se funda en cierta prueba de realidad. En determinado momento el sujeto requiere encontrar un objeto real que corresponda a su idea de satisfacción experimentada internamente.

O sea, algo que sirva de puente entre su satisfacción interna y el mundo externo, rompiendo con el placer de colocar todo aquello catalogado como malo fuera de sí mismo. De esta manera se constituye el principio de realidad. Una crítica al propio modo de ver las cosas, saludable, aunque cause cierta zozobra a la satisfacción de colocar todo lo malo en el exterior, o en los otros.

Es esta lucha entre el pensamiento alienado contra el pensamiento crítico en la que estamos todos inmiscuidos constantemente. Podemos vivir odiando a los demás, soportando el temor persecutorio de que nuestro semejante nos lastime, echando culpas porque no queremos soltar una porción de nuestra satisfacción narcisista de creernos siempre los buenos; o podemos comenzar a preguntarnos si todo aquello en lo que creemos es realmente cierto, si todo lo que valoramos como bueno ciertamente lo es, tolerando perder una parte de nuestras certezas, aceptando que tenemos responsabilidad en los sucesos y que, por lo tanto, podemos responder sanamente a nuestro malestar.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

 

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close