N° de Edición 7364
LOGO

“La más maravillosa música”: La fuerza de saberse inmortal

TESTESTE
“La más maravillosa música”: La fuerza de saberse inmortal

El 12 de Junio de 1974, el General está por última vez en el balcón que muchos argentinos seguirán identificando con su nombre y su figura, con su voz destemplada para pedir “leña” a la oposición o buscando un tono persuasivo para llamar a la “pacificación de los ánimos” entre los argentinos.

Por Javier Benítez.

. Javier.o.benitez@gmail.com IG: NegritoJB

Si hay una figura que se encuentra enmarcada dentro de un amplio polifacetismo en cualquier tipo de análisis dentro de las ciencias sociales es Juan Domingo Perón y, sobre todo, el peronismo.

Y eso se da ya que el 17 de octubre de 1945 representa la irrupción de lo social y de las fuerzas de trabajo organizadas en la realidad política argentina. Asimilado perfectamente, por las organizaciones de trabajadores, que ven la relación entre conductor y sindicatos como la creación de nuevas relaciones de poder en la Argentina. El Justicialismo es exitoso porque puede construir una montura durante esos años. La conducción, como acto de creación hace visible la evolución como experiencia histórica extra y sobrehumana, como obra de la naturaleza y del fatalismo histórico.

La llegada de Perón al poder es la comprensión revolucionaria de la historia, de carácter social, no estatista, que no está basada en ningún mesianismo ni en ninguna ideología pretendidamente científica, sino en una experiencia no sectaria, ni excluyente de la política y de la sociedad.

La magnitud de las figuras políticas depende del tamaño del desafío político que enfrentan. Y el 24 de febrero de 1946 se inicia un proceso que dura diez años. Canalizando una revolución social que cambia para siempre a la Argentina. Perón representa lo que se conoce como el líder con “fuertes elementos carismáticos”. Consideremos importante remarcar que, en el pensamiento de Perón, la justicia no es lo mismo que igualdad, sino que es sinónimo de armonía y equilibrio. Es por ello que este mensaje reparador a la sociedad, que durante toda su herencia histórica ha sido oprimida, violentada y nunca tenido en cuenta, estos valores y conceptos, los hacen propios y esta posición será fielmente defendida creando un misticismo en la doctrina justicialista.

Ahora bien, el consenso del que disfrutó el peronismo y que incluyó a diversos sectores sociales y conto con adherentes en factores de poder tan tradicionales como las instituciones militares y la iglesia católica. Nacido en octubre de 1945 en el escenario de la plaza que selló la unidad entre el líder y los obreros, entre 1946 y 1949 acrecentó su popularidad al calor de reformas que beneficiaron a trabajadores y a los sectores mas desprotegidos.

Durante todo este proceso no faltaron insurrecciones militares y huelgas. Para que el 16 de junio de 1955, un desfile aéreo desemboque en el bombardeo a la casa de gobierno y a sus alrededores, originando numerosas victimas civiles. Tres meses después irrumpió una dictadura autoproclamada como “Revolución Libertadora” con Eduardo Lonardi a la cabeza y forzando al exilio al General Juan Domingo, pero, sobre todo, se proscribe al peronismo atacando sus símbolos y extirpando todas sus construcciones aludiéndolas a un “régimen depuesto”.

6517 días, 216 meses, 18 años, como queramos leer el tiempo transcurrido, en definitiva, la vuelta se hizo larga y la contención de la sociedad en su conjunto, más que difícil. Juventud, revolución, tendencia, por un lado. Sindicalismo, “los muchachos” y ortodoxos, por el otro. Todos hicieron de lo suyo por la vuelta. El general, ya estaba de nuevo en casa.

HéctorCámpora, es signo de lealtad y elecciones libres. Tal es así que asume en mayo de 1973 la presidencia y en Julio renuncia para darle paso a la tercera presidencia del “viejo” un 12 de octubre del mismo año.

Unos días antes de su deceso y su paso a la inmortalidad el 1 de Julio de 1974. Las palabras que cierran un mensaje como última despedida será el corolario de toda su carrera política y su praxis y filosofía de vida para concretar una patria más justa, libre y soberana: “Para finalizar deseo que Dios derrame sobre ustedes todas las venturas y la felicidad que merecen. Les agradezco profundamente el que me hayan llegado hasta esta histórica Plaza de Mayo. Yo llevo en mis oídos la más maravillosa música que, para mí, es la palabra del pueblo argentino”. 

Por primera vez, sus ojos estarán llorosos al salir del balcón. Quizá presintió que era su último encuentro en ese sitio. Desde allí supo conquistar los amores y los odios más profundos, de millones de personas a lo largo de tres décadas de agitar pasiones y despertar emociones. Quizás esos amores y esos odios en torno de su figura nunca terminen de aquietarse, analizarse y, sobre todo, expresarse.

A la memoria de quien fue tres veces presidente, un hombre influyente en la política nacional e internacional y un constructor de identidades políticas marcadas a fuego y pasión.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba