N° de Edición 7069
LOGO

“La inventamos o erramos”: el galpón cultural de La Matanza

“La inventamos o erramos”: el galpón cultural de La Matanza.

Mariano Carabelli, titular del galpón cultural “La inventamos o erramos”, dialogó con “Haciendo Radio”, la producción de Diario NCO que podés escuchar de lunes a viernes de 10.30 a 13 por la 20.20 y por https://www.diario-NCO.com/radio.

Durante la entrevista radial, Carabelli contó de qué se trata la iniciativa y cómo es la nueva modalidad de trabajo en plena vigencia del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio que lleva ya casi 100 días de duración.

NCO: “¿Qué es ‘La inventamos o erramos: galpón cultural’?”

M.C: “‘La inventamos o erramos’ es una frase de Simón Rodríguez, maestro de Simón Bolívar, que decía ‘para qué vamos a buscar modelos afuera, inventemos los nuestros’. Nosotros inventamos el peronismo, así que ahí estamos.

El galpón cultural nació hace cinco años cuando, con mi compañera, decidimos empezar a pensar el barrio de una forma distinta; veníamos de otra forma de organizaciones, grandes o medianas y nos cansamos y dijimos ‘bueno, el coche puede quedar afuera, armemos algo acá’.

Veníamos de una derrota con esta gente que nos gobernó los últimos cuatro años y empezamos a abrir las puertas del barrio, a hacer una mini comunidad organizada y tratar de llegar a lograr algo para que tengan un lugar para mandara los pibes y pibas.

Se fue armando con los mismos vecinos y vecinas, con compañeros y compañeras que se fueron sumando. Estamos en un zona límite entre Villa Madero, La Tablada y a dos cuadras está la Villa Insuperable”.

NCO: “¿Están en Avenida San Martin 5840?”

M.C: “No, ahí está la aceitera, que es una fábrica recuperada a principios de 2016. Les dimos una mano para visibilizar el problema cuando hubo una quiebra. Es la famosa FACA, que tiene 4 hectáreas.

Ahí acompañamos los muchachos a dar una mano y después ellos nos dieron un lugar ahí, donde también tenemos actividades. Pero el galpón queda en Junín 319, a tres cuadras de Avenida San Martín. Tenemos dos lugares en al barrio, estamos como queremos”.

NCO: “¿Qué actividades desarrollan?”

M.C: “En el galpón tenemos, ahora obviamente mediante WhatsApp, pero hay talleres de rap, panadería, hubo talleres de electricidad, de arte. Lo que el vecino o compañera proponga se hace. Mientras sea gratis y para el barrio, lo llevamos adelante”.

NCO: “Tienen un espacio para que los adultos terminen el secundario, ¿no?”

M.C: “Sí, tenemos el FinEs que es el Programa de Finalización de los Estudios que implementó el gobierno de Cristina, que se continuó y estamos con eso. Ahora obviamente está parado, se está haciendo de forma virtual, pero sí.

En los últimos cinco años tuvimos el FinEs acá, en el galpón. Este año teníamos la idea de empezar a abrir, en el mes de agosto o septiembre, otro espacio para el programa FinEs en la aceitera”.

NCO: “¿Ustedes tienen un almacén popular?”

M.C: “Sí. Tenemos un almacén popular en la aceitera. Resulta que los muchachos le quisieron agradecer al barrio que los apoyó cuando, después de dos años de morirse de hambre, salieron a flote. Entonces, quisieron empezar a vender aceite de forma económica al barrio.

Entonces quedamos en armar un localcito ahí y hoy es un almacén popular que distribuye, a través de un programa que se llama “Todos Comen”, productos   de distintas cooperativas, como Mielcitas que también fue recuperada hace poco”.

NCO: “Hay una iniciativa también que tiene que ver con preparar comidas para la gente del barrio…”

M.C: “Sí. Es un tema que nos duele mucho porque no queríamos llegar a esto, pero, lamentablemente, lo tuvimos que hacer porque, en el mundo, estamos pasando un momento espantoso, donde hay una realidad de que cada vez está más dura la calle.

Nosotros articulamos mucho con el municipio de La Matanza, estamos en el Consejo de Chicos y Adolescentes, donde nos proveen ayuda con los talleres, apoyo escolar. Por ahora, hacemos mucho hincapié en la parte educativa.

La Municipalidad nos apoya con la merienda y en este momento en que no podemos tener clases presenciales, la comida que ellos nos dan para la merienda la repartimos con las familias de los chicos que vienen.

La situación ahora se nos fue de las manos y la idea de tener una comida, aunque sea los sábados… al no poder tener los talleres acá, con lo que nos deja el almacén y con los alimentos que nos da la Municipalidad estamos armando una olla popular.

No queríamos llegar, sinceramente, a armar ollas populares. No lo concebimos como algo que está dentro de nuestra ideología, pero la necesidad hace que tengamos que sacar adelante esto”.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close