N° de Edición 7170
LOGO

La inseguridad no es una sensación: ola de robos en Merlo, testimonio de una damnificada

La inseguridad no es una sensación: ola de robos en Merlo, testimonio de una damnificada.

La voz en primera persona de una mujer que fue a realizar una consulta médica y en tan solo tres minutos le robaron el auto y el fruto de años de trabajo.

“Me frustré y me dio mucha angustia”, expresó.

En pleno centro de Merlo sucedió un robo a plena luz del día, cuando Natalia iba al médico y tras dejar su auto en las inmediaciones del lugar, en horas del mediodía, y solo dos minutos después de haberse ido, los malvivientes lograron llevarse su Volkswagen Gol gris perlado modelo 2008 y mostrar la peor cara de la inseguridad.

En comunicación exclusiva con Diario NCO, la damnificada relató cómo se dio el robo: “Había llegado al lugar a las 13:05 y regresé donde había dejado el auto a las 13:45, pero ya no lo encontré. El robo sucedió en la calle Perú al 700, a dos cuadras de la avenida principal”.

“Cuando salgo del consultorio me dirijo a donde había dejado el vehículo y cuando no lo veo creí que me había equivocado de lugar y caminé dos cuadras en paralelo sobre la calle donde estaba”, continuó la dueña del auto robado a plena luz del día.

Además, tuvo esperanzas durante unos minutos de que lo había dejado en otro lugar, aunque pronto esa hipótesis se desvanecería: “Estuve media hora caminando y cuando termino de asimilar que no estaba porque hacía sonar la alarma y no se escuchaba, me asusté, me frustré y me dio mucha angustia”.

Una vecina le confirmó su presagio: le robaron el auto

En la continuidad de la narración del hecho sumó más detalles de lo que hizo después de verificar que tras intentar sonar la alarma del vehículo no encontraba respuestas.

“Hablé con una vecina que estaba en la vereda de en frente, le expliqué el modelo de auto que tenía, le mostré una foto y me terminó de confirmar que me lo habían robado”, puntualizó Natalia.

Asimismo, agregó cómo consiguió el registro fílmico que mostró la secuencia del robo: “El video me lo acercó una vecina que estaba a dos casas de donde había dejado el vehículo y cuando lo vi me generó demasiada impotencia de la facilidad con que lo habían robado, no les costó nada. En tres minutos me lo robaron”.

Una policía ineficiente que actúa lentamente

En otra parte de su relato, contó la ineficacia de las fuerzas de seguridad para actuar con rapidez y cuidar a la ciudadanía de los ladrones: “Una vez que terminé de hablar con la vecina hice la denuncia. Imaginé que el acarreo no me lo podía llevar porque era Día del Empleado Municipal en la zona de Merlo y por eso no estaban trabajando”.

“Tardaron dos horas para tomarme la denuncia y esperaron 45 minutos para dar aviso a la patrulla para que comiencen a buscarlo, lo cual me parece un montón de tiempo”, criticó la dueña del Volkswagen Gol gris perlado.

Como única respuesta a sus requerimientos, le indicaron que lo buscarán durante algunos días: “Me dijeron que lo iban a estar buscando, que la búsqueda va a estar vigente por dos semanas y que ya tenía pedido de captura. Solamente eso me dijeron”. La patente del auto es HEP 360.

Más casos de robos de automotores en la zona

En el tramo final de la entrevista, la damnificada agregó que en el último tiempo el robo de autos en Merlo se incrementó de manera exponencial, con el añadido de ser en la zona céntrica donde supuestamente más controles existen.

“Conozco otros casos en la zona. A mi amigo le robaron en la calle paralela donde me robaron a mí, en la esquina de la calle Juncal y tengo información que en plena avenida principal (Libertador) robaron autos en el boulevard donde los dejan estacionados”, reveló Daniela.

A su vez, se mostró asombrada por la ola de robos y mencionó que “me parece extraño que suceda eso porque la policía está por esa zona junto a los de Tránsito. La policía en la zona no es presencial, solo se ve en la cuadra de la comisaría”.

“Supuestamente hay monitoreo en la zona céntrica de Merlo, pero evidentemente no está funcionando o cuando uno llama a la policíademoran o no asisten”, concluyó la damnificada.

Una historia en primera persona de un flagelo que parece no tener fin. Solo tres minutos bastaron para que un ladrón arrebate años de trabajo y esfuerzo depositados en ese auto y demostrar que la inseguridad no está siendo solo una sensación.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba