Número de edición 7726
LOGO

“Hay más Piazzolla” por José Vicente Boesmi

“Hay más Piazzolla” por José Vicente Boesmi

El investigador y experto en el compositor argentino Astor Piazzolla, contó más detalles sobre la vida del músico y de obras que, a pesar de los 30 años que pasaron de su muerte, aún no fueron publicadas.

Por Rocío Viveros

Rocioviveros14@gmail.com

José Vicente Boesmi, en comunicación con “Universos del tango”, programa conducido por Carlos Alberto Scavuzzo, emitido por Radio NCO, habló sobre el aniversario 30 de la muerte del compositor argentino Astor Piazzola y de los homenajes en conmemoración de los 100 años de su nacimiento.

El 4 de julio pasado se cumplieron 30 años de la muerte de Astor Piazzolla, que junto con los 100 años de su nacimiento que se cumplieron en el año 2021, son algunos de los motivos principales de los distintos homenajes que se realizaron tanto en el Teatro Colón como en el resto del mundo.

Una de las actividades en su honor fue la presentación de “Una retrospectiva del futuro – Vida y obra de Astor Piazzolla”, obra del escritor Marcelo Gobello, quien además es conductor del programa “La hora de Astor”, evento organizado en conjunto con la Academia Nacional del Tango y la Fundación Astor Piazzolla.

El especialista en el compositor de tango argentino aprovechó la entrevista para contar el lado oculto de Piazzolla, su personalidad, su manera de ser y su forma de llamar la atención, sobre todo la de los periodistas y su público, para mantenerse vigente.

Boesmi, quien es parte de la FundaciónAstor Piazzolla, creada en 1995 por la viuda del compositor Laura Escalada de Piazzolla; aseguró que tanto su fin como el de la fundación es difundir la obra del artista para que no sea olvidada por el público.

Astor y Laura, una historia con mucho amor

Laura Escalada de Piazzola es reconocida por Boesmi por su labor para que la memoria de su esposo y su arte se mantengan vigentes, y como fundadora de la fundación en honor a su compañero de vida, sigue trabajando para que el reconocimiento hacia el compositor llegue a todos los rincones.

Su objetivo es difundir su nombre, obra y homenajes, incluso fue quien aseguró que “hay más Piazzolla”. Es decir que, todavía hay varias obras para publicar y que el catálogo de sus obras se encuentra incompleto, además de partituras que se encuentran en manos de publicistas que no pueden ejecutarse y brindarse al público.

El investigador Boesmi aseguró: “Piazzolla minutos antes de su muerte “rechazaba” a sus hijos y quería quedarse con Laura solamente en su lecho de muerte”, como un acto que demostraba el profundo afecto que se tenían y cómo era su relación.

Sus últimos días y su obra inconclusa

“Tuvo un final que no era acorde a lo que merecía”, expresó Boesmi sobre Piazzolla y agregó que el mundo le rindió homenaje y lo reconoció por su talento, por la revolución que provocó en el tango y que sirvió para inspirar a nuevas generaciones.

Homenajes que serían aún más si el compositor argentino hubiera concretado un proyecto que tenía junto al cantante y compositor, también argentino y un grande del tango como lo fue Carlos Gardel, ya que su idea era componer una “operita”, género de ópera-tango, al estilo de “María de Buenos Aires” sobre el tanguero.

Piazzola se encontraba trabajando en esa obra cuando sufrió un derrame cerebral, del cual no pudo recuperarse totalmente, que lo tuvo dos años ingresado en distintas instituciones médicas, primero en París, lugar donde se encontraba al momento del ACV, y luego en Argentina, donde finalmente falleció el 4 de julio de 1992.

Los primeros pasos de Astor Piazzola en el tango

El experto en el artista argentino contó cómo fue que Piazzola se dedicó al tango, y todo lo lleva a un momento clave de la vida del compositor, a su encuentro con Nadia Boulanger, maestra de grandes compositores como Aaron Copland, Philip Glass y Quincy Jones, entre muchos otros.

Astor Piazzola llegó a ella pensando en convertirse en un músico clásico, sinfónico, pero ella se dio cuenta que en el mundo de la música clásica sería uno más, por lo que, cuando tomó conocimiento de que Piazzolla tocaba el bandoneón, instrumento considerado de segunda categoría en Europa, le pidió que tocará algo con el instrumento para ella poder escucharlo.

Fue entonces cuando luego de escucharlo a Piazzola tocando “Triunfal”, Boulanger le dijo algo al compositor argentino que fue fundamental para su futuro como artista: “Este es el verdadero Piazzolla”, ya que, según su criterio, en el tango, sería el único. Fue en ese momento donde definió su carrera y volvió al tango, a lo que finalmente se dedicó.

José Boesmi y su dedicación hacia el compositor argentino

El investigador en comunicación con el programa radial “Universo del Tango”, contó cómo conoció la obra del compositor y que lo llevó a dedicarse a su historia y a difundir su obra para que sea conocido por todos. Para eso se remonta al año 1969, él era un adolescente cuando escuchó por primera vez una de las tantas piezas del compositor, “Adiós nonino”.

Aunque no logró conocerlo personalmente, pudo verlo sobre el escenario del Teatro Colón en una de las presentaciones que el compositor oriundo de Mar del Plata dio allí. Para Boesmi, Piazzolla representaba a Buenos Aires, a la ciudad que él veía, y que consideraba como una ciudad con vida propia, que en otros lugares no veía.

Si bien su admiración hacia Piazzolla comenzó durante su adolescencia, por motivos personales, no podía dedicarse a estudiar y conocer más de su vida, lo que sí pudo hacer luego de jubilarse que, con ayuda de Daniel Piazzolla, uno de los hijos del compositor, pudo acceder a diversos archivos que lo ayudaron a conocerlo mucho más.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba