N° de Edición 7241
LOGO

En memoria de las víctimas del horror

En memoria de las víctimas del horror.

En estos días, tuvo lugar un nuevo aniversario del Día Internacional de Conmemoración de las personas que murieron y también las que lograron sobrevivir al Holocausto durante la Segunda Guerra Mundial.

La historia se encuentra plagada de sucesos y acontecimientos que cambiaron la vida tal como se la conocía, algunos surgidos de la naturaleza tales como las inundaciones u otro tipo de catástrofes y otros perpetrados por individuos o grupos de personas, como es el caso de los genocidios.

El diccionario de la Real Academia Española plantea como definición de genocidio «el exterminio sistemático de un grupo humano por motivo de raza, etnia, religión, política o nacionalidad» y en relación a ello, uno los ejemplos más contundentes y aberrantes lo constituyó el Holocausto.

Esta última semana tuvo lugar el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las víctimas del Holocausto y en ese sentido, Diario NCO dialogó con la licenciada en comunicación y encargada del área de prensa del Museo del Holocausto de Buenos Aires, Brenda Ficher, acerca de la conmemoración del nuevo aniversario.

El recuerdo a las víctimas

En cuanto al nuevo aniversario en memoria de las víctimas del Holocausto, Ficher, en representación del museo, explicó: «La Organización de las Naciones Unidas (ONU) eligió el 27 de enero como el día de conmemoración porque fue la fecha en la que, en 1945, el Ejército Soviético ingresó al complejo Auschwitz, donde funcionaba el campo de exterminio Auschwitz II Birkenau».

Asimismo y ante la consulta con respecto a cuáles consideran desde el museo que son las lecciones que dejó el genocidio ocurrido durante el contexto de la Segunda Guerra Mundial, la entrevistada sostuvo que «el Holocausto es una tragedia que nos sucedió como humanidad».

«Los campos de exterminio son el resultado de un proceso que empezó con discursos de odio y se legitimó con las leyes. Una de las principales lecciones que nos deja es que la discriminación y la segregación pueden ser los cimientos para que el odio comience su camino de radicalización», agregó y enfatizó la licenciada.

La historia del horror

De acuerdo a la información brindada a Diario NCO, desde el Museo explicaron: «El Holocausto significó  la persecución y aniquilación sistemática, auspiciada por el Estado, de los judíos europeos por parte de la Alemania nazi y de sus colaboradores entre 1933 y 1945».

Asimismo, la institución también informó que «los judíos fueron las víctimas principales, pero no las únicas ya que también los Romas y Sintis (gitanos), las personas con discapacidades físicas y mentales y los polacos fueron objeto de aniquilación por pertenecer a una etnia o nacionalidad definidas como ‘inferiores’ «.

«Otros tantos millones de personas, entre ellos, homosexuales, testigos de Jehová, prisioneros de guerra soviéticos y disidentes políticos también fueron víctimas de opresión y muerte durante la Alemania nazi», agregaron y precisaron desde el Museo del Holocausto de Buenos Aires.

Las cifras del genocidio

Por otra y ante la consulta con respecto a cuál fue la cantidad de personas del pueblo judío que fueron asesinadas, desde el Museo comentaron que » Es  imposible saber con exactitud el número de víctimas judías, pero las estadísticas indican que el total superó las 5.860.000 personas»

En ese sentido, desde la institución hicieron hincapié en el hecho de que «Hay que tener en cuenta que no se registraron todas las víctimas de la Shoá ya que hubo numerosos documentos confeccionados por los nazis y que luego fueron destruidos por ellos mismos para ocultar sus crímenes».

«También hubo documentos que se perdieron, se quemaron o se dañaron durante las intervenciones militares. Estos registros tenían informaciones fragmentadas que no incluían, por ejemplo, el origen, la nacionalidad o la religión de las víctimas», agregaron y remarcaron desde el instituto.

A su vez recordaron que «También debe considerarse que los datos estadísticos se tomaron sobre distintas fechas y a causa de las modificaciones en las fronteras, los números de víctimas corresponden tanto a ciudadanos del país como a extranjeros residentes o refugiados».

Los campos de concentración

De acuerdo a la información facilitada a este medio por parte del Museo del Holocausto de Buenos Aires, «Al poco tiempo de instalarse en el poder, los nazis abrieron el primer campo de concentración».

«El 22 de marzo de 1933 inauguraron Dachau, en donde encarcelaron y trataron de forma brutal a todos aquellos considerados opositores al régimen: comunistas, socialistas, dirigentes sindicales y todo aquel que era visto como una amenaza», explicaron desde la institución.

Asimismo también detallaron que «los campos fueron diseñados para acabar con la oposición y atemorizar a la población, con el objetivo de que no haya más opositores que no habrían más opositores.

En ese sentido cabe mencionar que en el contexto de la Segunda Guerra Mundial y durante el régimen nazi, existieron seis campos de esta clase: Auschwitz-Birkenau, Belzec, Chelmno, Majdanek, Sobibor y Treblinka; todos estaban ubicados en Polonia.

A su vez y vinculado al tema de los campos de concentración, de acuerdo a la la información brindada a NCO: «Los trabajos forzados fueron un componente del sistema de los campos y, con el tiempo, se convirtieron en una parte central».

«Muchos prisioneros murieron a causa de las condiciones inhumanas  de trabajo, la crueldad del personal y las terribles condiciones físicas en las que se encontraban los prisioneros», añadieron y precisaron desde la institución.

La huida del horror

Por otra parte, en relación a las personas que tuvieron que abandonar su patria para poder escapar de la guerra, de acuerdo a los datos proporcionados por el museo, se pudo conocer que «entre 1933 y 1939, 355.278 judíos alemanes y austríacos abandonaron sus hogares».

Mientras que algunos inmigraron a países que posteriormente fueron tomados por los nazis, durante el mismo período 51.747 judíos europeos llegaron a Argentina, Brasil y Uruguay.

Asimismo, desde el Museo del Holocausto hicieron referencia al caso de «Shanghai, en China, la única parte del mundo donde no se necesitaba visa para entrar, recibió alrededor de 20.000 judíos europeos, la mayor parte de origen alemán que se habían escapado de sus hogares».

Nunca más un Holocausto

Por otra parte y vinculado a las acciones que realiza el museo para informar sobre el Holocausto a las nuevas generaciones, la entrevistada Brenda Ficher comentó: «El museo trabaja todo el año con distintas fuerzas vivas de la sociedad: con alumnos, con docentes, con fuerzas de seguridad, con jueces y legisladores».

«Tenemos el Recorrido Virtual 360, que es la exhibición permanente, pero de forma online e interactiva; también abrimos los miércoles de 10 a 16, con inscripción previa y en nuestras redes sociales, además, realizamos informes, entrevistas y compartimos documentación e historias», precisó la licenciada.

Asimismo, Ficher explicó que «estamos trabajando mucho con la tecnología. La exhibición permanente tiene muchísimos recursos disponibles, desde pantallas interactivas hasta espacios sensoriales, que se complementan con una APP. Además, trabajamos mucho con nuestras redes sociales».

Por último y ante la consulta acerca cuáles consideran que son las cuestiones sobre las que hacer hincapié para que no vuelva a ocurrir un hecho como el Holocausto, la entrevistada, en representación del museo, manifestó: «Es fundamental que conozcamos la historia para poder aplicar sus enseñanzas en el presente».

«Reconocer a tiempo los discursos del odio, poder identificar que algún grupo o persona están en riesgo por sus creencias o nacionalidad son claves para evitar nuevos genocidios», sostuvieron y enfatizaron desde el Museo del Holocausto de Buenos Aires.

Fuente fotografías: Museo del Holocausto de Buenos Aires y elindependiente.com.

 Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba